Biografía de don Manuel Antonio de Flores y Angulo.

Conde de Casa Flores, que no aceptó, pero pasó a su primogénito.

Séptimo Capitán General de la Real Armada

Nació en Sevilla en 1720. Sienta plaza de guardiamarina en la compañía del departamento de Cádiz en 1736.

Asciende a alférez de fragata en el año de 1740.

Fue ascendido a alférez de navío en 1747.

Ascendido a teniente de fragata en el año de 1749.

Asciende a teniente de navío en el año de 1751.

Ascendido a capitán de fragata en el año de 1753.

Fue ascendido a capitán de navío en el año de 1760.

Ascendido a jefe de escuadra en el año de 1769.

En 1771, se le otorgó la comandancia general del departamento de El Ferrol.

Ascendiendo a teniente general en 1774. Con este cargo es nombrado virrey de Nueva Granada y presidente de la Audiencia de Santa Fe, durante su mandato se produjo la sublevación general conocida con el nombre de “comuneros”.

Fomento la agricultura, la milicia, la imprenta y aumentó las defensas de Cartagena de Indias.

Dimitió en 1783 volviendo a España.

En 1787 fue designado virrey de Nueva España, donde permaneció tres años.

A su regreso a España se le nombra consejero de Estado, concediéndole el rey como agradecimiento el título de conde de Casa-Flores, dignidad que él rechazó aceptar en vida, por lo que se le concede a su hijo mayor don José Flores y Pereira y al menor, don Luis, que alcanzó el grado de brigadier de la Armada, la Encomienda de la Orden de Calatrava que él ostentaba, aceptando únicamente la Gran Cruz de Carlos III.

Habiendo quedado vacante por muerte del capitán general de la Armada Antonio González de Arce, el veinticinco de febrero de 1798, la dirección general de la Real Armada y queriendo el rey que este empleo se uniera a la secretaria de Estado y del Despacho Universal de Marina, que venía desempeñando el teniente general de la Armada Juan de Lángara, actual secretario del mismo Despacho; y atendiendo S. M. a la antigüedad y méritos del teniente general Manuel de Flores, así como a los particulares servicios de Lángara y sus méritos de guerra, otorgó a ambos, que son los más antiguos en el escalafón de su clase. el ascenso a capitanes generales de la Real Armada, por Real título del tres de marzo de 1798.

Compaginado su cargo y ocupando su plaza en el Consejo de Estado. Escribió y fueron publicadas el seis de marzo de 1798: “Prevenciones para los correos que se dirigen al Río de la Plata y su regreso a España; Relación de los trabajos hechos por los comisarios de la tercera partida de límites entre España y Portugal en América”.

Falleció en Madrid en 1799.