Don Zenón de Somodevilla y Bengoechea. Marqués de la Ensenada.

Marqués de la Ensenada. 8 de diciembre de 1736. Caballero de la Orden de Calatrava. 25 de enero de 1742. Ministro de Hacienda, de Guerra, de Marina y de Indias. 13 de abril de 1743. Secretario de Estado. 9 de mayo de 1743. Superintendente general de las Rentas Generales de Millones del Reino. 18 de mayo de 1743. Juez privativo del Resguardo de todas las rentas del Campo y Puertas de Madrid. 19 de mayo de 1743. Lugarteniente general del Almirantazgo. 24 de mayo de 1743. Superintendente general de la Renta del Tabaco del Reino y presidente de su Junta. 13 de junio de 1743. Notario público de los Reinos de España. 31 de julio 1743. Consejero de Estado. 9 de octubre de 1745. Secretario de la reina, doña Bárbara de Braganza. 15 de septiembre de 1747. Honores de capitán general de la Armada y del Ejército, 22 de noviembre de 1749. Caballero del Toisón de Oro. 12 de abril de 1750. Caballero Gran Cruz de la Orden de San Juan de Jerusalén (Malta). 27 de octubre de 1750. Todo esto llegó a ser don Zenón de Somodevilla y Bengoechea.

Para empezar, dos pueblos de la Rioja (Logroño), próximos entre si, Hervías y Alesanco, se disputan desde antiguo el alto honor de haber sido su patria. El origen de esta disputa se basa en que existen dos partidas de nacimiento, al parecer las dos autenticas, pasamos a conocer su texto literalmente y que el lector escoja.

La de Hervías dice:

  • "A zenón de somodevilla y Bengoechea, hijo legítimo de Francisco de Somodevilla y de Francisca de Bengoechea, su mujer, estantes en esta villa de Hervías, yo José de Tomhey, Cura y beneficiario en la iglesia parroquial de ella, puse Oleo y Crisma bautizando en caso de necesidad por mí, en veinte y cinco de abril del año mil setecientos y dos, y fueron sus abuelos paternos Francisco de Somodevilla y Ana de Villaverde, vecinos que fueron de la villa de Alesanco; maternos Domingo de Bengoechea y Francisca Martínez, vecinos que fueron de la villa de Azofra. Fue su padrino Dionisio Alesanco,
    presbítero y beneficiario en dicha iglesia parroquial, di por otorgado a San Marcos; testigos Domingo Jiménez y Lucas de Bartolomé. Y porque conste lo firmo: José de Tomhey, rubricado"
    [Archivo de la parroquia de la Asunción de Hervías, Libro segundo de bautizos, folio 168].

La de Alesanco dice:

  • "ZENON DE SOMODEVILLA. En dos días del mes de junio de mil setecientos y dos años: yo, don Juan Francisco Fernández de Bobadilla, teniente de cura, por ausencia de don Francisco Fernández de Bobadilla, cura y beneficiario en la iglesia parroquial de esta villa de Alesanco, bauticé a un niño y se llamó Zenón, hijo legítimo de don Francisco de Somodevilla y de doña Francisca de Bengoechea, vecinos de esta villa. Fue su padrino Martín Gallego. Abuelos paternos, Francisco de Somodevilla y Ana de Villaverde, vecinos que fueron de esta villa; maternos, Domingo de Bengoechea y Francisca Martínez, organista, y don Diego de Somodevilla y don Carlos Andrés. Y para tanta fe lo firmo, ut supra: Juan Fernández de Bobadilla,
    rubricado".
    [Archivo de la parroquia de Santa María, de Alesanco. Libro tercero de bautizos, que empieza el 21 de febrero de 1662, folio 174]. (En ambas partidas hemos actualizado la ortografía y desarrollado las abreviaturas, pero el texto es del todo fiel al original)

Nuestra opinión es que nació y fue bautizado en Hervías; que el padre del niño le interesó que se inscribiera la partida del bautismo de su hijo también el Alesanco; que por esto se incluyó deliberadamente en la partida de Hervías la cláusula de <<estado de necesidad del bautizado.

¿Razones?. El estado de hidalguía iba unido a la naturaleza de una persona, es decir, que era hidalgo en un pueblo y en ese pueblo transmitía sin más a sus hijos el estado de hidalguía; sin embargo, al trasladarse a otro pueblo no se le reconocía ni a él ni a sus hijos este estado, a no ser que lo demostrara judicialmente, en un largo y costoso proceso, ante la correspondiente Sala de Hijosdalgos en la Chancillería de Valladolid.

De hecho el padre del futuro marqués de la Ensenada era hijodalgo en Alesanco, pueblo de su naturaleza; no lo era en Hervías, pueblo de su estancia y residencia. Obsérvese un detalle en las partidas de bautismo del hijo en uno y otro pueblo. En Alesanco, a los padres se les antepone el tratamiento de don y doña, signo inequívoco de hidalguía y en la de Hervías no se les otorga ninguna distinción. En consecuencia, el padre al entablar en Alesanco la partida de bautismo de su hijo varón primogénito, estaba poniendo los cimientos jurídicos para que un día pudiera su sucesor heredar el estado de hidalguía.

Si aquel niño, al que se le puso el nombre de Zenón, porque nació efectivamente el día de San Zenón, el veinte de abril de 1702, en Hervías, hubiera llevado una vida oscura y anónima, como la mayoría de los mortales, nunca hubiéramos conocido la existencia de estas dos partidas. Pero como, para fortuna de España, llegó a primer ministro de la nación y alcanzó para siempre la categoría de personaje histórico, es por ello por lo que venimos conocimiento de estos pequeños, digamos <<apaños, en el comienzo mismo de su existencia.

No dejó de profesar una devoción especial al santo de su nombre; existe en el pueblo riojano de Ojacastro una fervorosa y numerosa cofradía de San Zenón, no se le escapó este detalle y en el año de 1751, mandó dorar a sus expensa el altar y el retablo del santo, lo que recuerda una inscripción al pie del altar.

Ante todo es preciso distinguir cuidadosamente entre el hecho del nacimiento y el estado jurídico de la naturaleza u origen de una determinada persona, y más en el caso que nos ocupa, porque normalmente ambas cosas coincide, pero
no siempre.

Curso sus estudios en una de las principales universidades españolas. Se distinguió tanto en ellos, que pronto ocupo el cargo de profesor de matemáticas, en uno de los colegios reales.

De allí marchó a Cádiz a emplearse en una casa de comercio, donde ya demostró sus altas y eficaces cualidades, pues su letra, caligrafía y firma eran excelentes, además de ser ordenado, exacto, meticuloso, limpio, tenaz y elegante.

Patiño, intendente del Ejército y la Marina, tuvo que desplazarse a departamento de Cádiz, para dar vigor al armamento y expedición, que se preparaba para liberar Ceuta, del asedio que venía sufriendo desde hacía veintiséis años.

Allí sucedió el feliz encuentro, Patiño conoció al joven Zenón que a la sazón contaba con dieciocho años de edad. Algo vió Patiño en la inteligente mirada de aquel modesto escribiente, que le propuso llevárselo a Madrid y le expidió <<en atención a su habilidadel título de oficial supernumerario del ministerio de Marina, esto sucedía el día uno de octubre de 1720, fecha que a seguro no olvidó jamás.

El joven Somodevilla por su forma de trabajar, se distinguía por su inteligencia y actividad, por lo que ascendió rápidamente en su carrera.

Siendo ascendido a la clase de segundo oficial el quince de julio del año de 1724.

En el año de 1725, volvió a ascender a la clase de oficial primero y comisario de matrículas en la costa de Cantabria.

En 1726, se hallaba destinado en el astillero de Guarnizo, a las órdenes de don José del Campillo y Cosío, que como ministro de aquel astillero, le correspondía la misión de no dejar perder el tiempo, activando las obras de construcción; se apercibió de la valía de aquel joven, que tenía a sus órdenes y le distinguió desde entonces y para el resto de sus vidas con su mayor confianza. Ascendiendo el seis de noviembre del año de 1728 a comisario real de Marina y destinado a Cádiz.

El seis de octubre de 1730, se le destina como comisario de Marina al departamento de El Ferrol, estando a las órdenes de don Bernardino Freire, con la misión de sustituirle en los casos de ausencia o enfermedad.

Se conoce la orden en que Patiño, comunica a Freire el traslado; el documento habla por si sólo:

  • << Respecto del conocimiento y experiencia con que se halla el referido ministro de lo que se observa en el arsenal de Cádiz, cuyas reglas quiere su Majestad se sigan en todo en Ferrol, es su Real ánimo que oyendo vuestra merced, sobre este asunto al referido don Zenón, le encargue le atienda particularmente a la construcción y al armamento y desarmo de bajeles y todo lo demás concerniente a ese departamento, según órdenes que en lo sucesivo se expedirán.

Por orden del veintinueve de julio del año de 1731, se le ordenó embarcar en la escuadra del general don Francisco Cornejo, lo hizo en el buque insignia, el navío “San Felipe” con la misión de reconquistar la plaza de Óran: la flota estaba compuesta de 518 buques en total, entre ellas la división al mando de don Blas de Lezo y el ejército al mando del duque de Montemar, dando la vela el día quince de junio de 1732, por las tempestades, se refugiaron en la ensenada del Cabo de Palos, volviendo a salir el veintitrés, llegando el veintiocho, fondeando en la costa, al día siguiente comenzó el desembarco, que puso en la playa a treinta mil hombres.

Entre las gracias que concedió el Rey a los que habían realizado la reconquista, le cupo el honor a Somodevilla, según la orden del 29 de septiembre de 1732, el ascenso a comisario ordenador de Marina y destinado al departamento de El Ferrol y sueldo de 250 escudos de vellón al mes; el decreto dice:

  • << en consideración a los méritos de vos, don Zenón de Somodevilla, ejecutados con varios empleos y a la conducta y aprobación con que habéis desempeñado vuestra obligación en el particular encargo de ministro del armamento que destiné para la recuperación de la plaza y fortaleza de Óran.

Como comisario ordenador fue destinado por Felipe V a Italia en 1733, encargado de las funciones de intendente, o jefe superior de los servicios de administración militar.

Se embarcó en El Ferrol y se dirigió con la expedición a Nápoles y Sicilia, al mando del duque de Montemar, que trataba de poner en el trono al infante don Carlos.

Volvió a distinguirse y en 1734 Patiño le concedió por orden del Rey, cien escudos de vellón por mes sobre todos los sueldos que gozaba; dice la Real Orden:

  • << cuya gracia le hace Su Majestad con consideración a las campañas que ha ejecutado, a la en que va continuando en Italia, a la aplicación, celo y acierto con que se ha desempeñado, y a los crecidos gastos que se le han ofrecido.

Por otra real orden de la misma fecha, 7 de agosto de 1734, se le manda volver inmediatamente a Cádiz y embarcarse en la escuadra del capitán de navío don José Pizarro, para continuar en Italia el cargo de ministro principal del armamento naval de la expedición española, comunicándosele al mismo tiempo las instrucciones necesarias para el buen orden y administración de la Armada. La orden dice:

  • << El Rey manda que luego se dirija vuestra merced a Cádiz para embarcarse sobre los tres bajeles del cargo del capitán de navío don Josef Pizarro, respecto haber resuelto Su Majestad vuelva vuestra merced a Italia para continuar sin novedad en los cargos de ministro principal del armamento naval de la expedición que Su Majestad se sirvió confiarle. Las adjuntas órdenes para el teniente general don Blas de Lezo y don Francisco de Varas entregará vuestra merced a su arribo, solicitando por su parte la más puntual ejecución, a fin de que salgan a navegar los navíos con la más posible brevedad.

  • En ellos se ha de embarcar por tercias partes la cantidad de pesos mejicanos, que se avisará a vuestra merced en carta separada y entenderá de don Francisco de Varas, cuyo caudal ha de recoger el tesoro del ejército de la expedición, por deber aplicarse a su subsistencia.

  • Cuatro navíos se consideran suficientes para promover por mar las empresas de Italia y éstos ha de ser "Constante", "Europa", "África", y "Andalucía" (1); pero en la duda de que hayan de permanecer también dos fragatas, se ha participado al teniente general don Miguel Regio se eche mano de las nombradas "Victoria", y "Fama" (2).

  • Al jefe de escuadra don Gabriel Pérez de Alderete se ha mandado venga a Cádiz con los bajeles "Princesa", "San Isidro", "Conquistado" y "Galga" (3); pero pudiendo suceder que el estado de las cosas de Italia obligue a detenerlos hasta que arriben los tres a Cádiz, encargo a vuestra merced que luego que llegue a Nápoles se informe y discurra, de acuerdo con el Conde (mas tarde Duque) de Montemar y don Miguel Regio, el modo de ganar los instantes en la restitución a España de don Gabriel de Alderete con los citados cuatro navíos antes que entre el invierno, proveyéndolos, sino lo estuvieran, de los víveres sólo precisos para el viaje que se señala.

  • Los navíos "Constante", "Europa", y "África" están acabados de carenar, y en Cádiz se pertrecharán para campaña de seis meses y bastimentarán por tres a consumir desde el día de la vela, y el "Andalucía" fue carenado también de firme el año pasado, con que únicamente podrá ser que "Victoria" y "Fama" hayan menester recorrerse, lo que podrá practicarse o en la dársena de galeras de Nápoles, en el Puzol, o en la parte de los dominios de Italia que prometa menos dispendios y tenga a estas fragatas más inmediatas a obrar.

  • Como substancialmente hay por ahora suficiente marinería en la Armada, procederá vuestra merced en la recluta de la de Italia de manera que esté bien entretenida la escuadra de la expedición, y la gente que sobrase sea de buena calidad, pero tirando vuestra merced sus líneas con reflexión a poder hallarse repentinamente con orden para juntar el mayor número que sea posible en pocos días, y a convenir como quiera inducir y persuadir las naciones al servicio de la Marina de España.

  • Teniéndose noticia de que el "Andalucía", "Victoria" y "Fama" necesitan velas nuevas, y que en Nápoles no se encuentra lona de que hacerlas, pedirá vuestra merced a don Francisco de Varas las piezas precisas para juego y medio.

  • Para que las tripulaciones de los citados bajeles "Andalucía", "Victoria" y "Fama" , puedan ser tratadas en punto de pagas según y conforme las de "Constante", "Europa" y "África", se da orden a don Francisco de Varas para que, reconociendo las copias de las listas de viaje que se hallan en la contaduría de Marina y la cuenta que el tesorero que vuestra merced ha tenido en la campaña, se haga un cálculo, el más puntual que sea dable, del caudal que se necesitare, haciendo entregar a disposición de vuestra merced la cantidad que resultare para que se comparta, bajo la propia regla de proporción que se siguiere en Cádiz con los equipajes de "Constante", "Europa" y "África".

  • Aunque para los gastos que puedan ocurrir en adelante en la escuadra de Italia, como son compras de algunos pertrechos y víveres, se previene a don Francisco de Varas ponga a disposición de vuestra merced 25.000 pesos, de cuya distribución ha de pasar vuestra merced a mis manos relaciones como se acostumbra, acompaño una orden para que el intendente den Josef del Campillo, para que de la tesorería del Ejército se supla a vuestra merced el que en adelante hubiere menester para las urgencias que ocurrieren, en cuyo caso, y no en otro, usará vuestra merced de ella, dedicado siempre a que no se mezcle la cuenta y razón de marina con la de Tierra. Dios guarde a vuestra merced muchos años como deseo. San Ildefonso, 7 de agosto de 1734. Don José Patiño.—Señor don Zenón de Somodevilla. [Este documento puede verse en Rodríguez Villa, “El Marqués de la Ensenada”, págs. 312-314].

Con fecha del ocho de diciembre de 1736, se le concedió el título de marqués de la Ensenada, como premio a tan notables y extraordinarios servicios prestados en Italia, al nuevo rey de Nápoles y Sicilia, Carlos VII (después sería Carlos III de España), que fue quien se lo concedió.

La primera noticia que recibió don Zenón del otorgamiento del título, fue una carta fechada el diecisiete de julio de 1736 del conde de Santisteban, que decía: << se ha servido hacerle de título de Marqués, en atención a su calidad y mérito.

En la misma fecha, recibió otra del secretario de Su Majestad siciliana, don José Joaquín de Montealegre, que dice:

  • << Ha venido en dar a Vuestra Señoría una señal de su Real gratitud, haciéndole merced del título de Marqués 'in perpetuum' para su persona y sucesores, y me ha mandado dar a Vuestra Señoría este aviso ' ínterin' que se le despacha el correspondiente diploma .

El diploma se le despachó el ocho de diciembre de 1736, es decir cinco meses después, por lo que se piensa que don Zenón, tuvo algo o mucho que ver con el nombre a añadir al título, el diploma decía:

  • << Don Carlos, por la gracia de Dios, Rey de las Dos Sicilias, de Jerusalén, etc. , infante de España, etc. . Por cuanto teniendo presente los distintos méritos que concurren en el ilustre, fiel y dilecto don Zenón de Somodevilla, ejecutados desde el año de 1720 en servicio del Rey mi señor y mi carísimo padre, con los empleos de Oficial de los oficios principales de Marina, de comisario de matrículas en la Cantabria, de comisario real de guerra de la Marina de España, y de comisario ordenador de ella; y por el desempeño y cabal satisfacción de su obra, rectitud, celo y suficiencia se le han encargado las comisiones de director de la contaduría de los arsenales de Cádiz, de contador principal de la del Departamento de Marina de Cartagena de Levante, de ministro de la escuadra de Cantabria que fue a los mares de Liorna escoltando las tropas que tomaron posesión de aquella plaza, de ministro principal de la Armada que se ocupó en la conquista de la plaza de Orán, y de todo lo concerniente a la Marina durante la expedición de Italia y conquista de mis reinos de las Dos Sicilias, consiguiendo del Rey mi señor y padre no sólo aprobación de su conducta, sino también en mi ánimo la competente aceptación; y atendiendo asimismo a la notoria nobleza que le ilustra, como hijo de don Francisco de Somodevilla y Villaverde, natural de la provincia de la Rioja, descendiente del noble y antiguo solar de Valdosera, y de doña Francisca Bengoechea y Arciniega, de casa también solariega de su apellido, en la provincia de Guipúzcoa, ya que sus antepasados han servido a los Reyes de España, mis progenitores, con los créditos correspondientes a su sangre, en cuya imitación se ha esmerado el ilustre don Zenón para merecer las confianzas y encargos que se han fiado a sus experiencias, y adquirir nuevos motivos de ilustrar más su casa con las acciones que le han granjeado mi agrado: he venido. . . . . en darle una señal de mi gratitud condecorándole con la merced de título de MARQUES con la denominación de la ENSENADA, para su persona, herederos y legítimos descendientes perpetuamente, en remuneración de lo que ha sabido merecer su celo y aplicación a las mayores ventajas de mi servicio .

En 1737, Felipe V, creó el Consejo del Almirantazgo, con el deseo de fomentar y proteger la Marina, pero no menos que el procurar un puesto digno a su hijo el infante Don Felipe, que contaba con veinte años de edad y que sirviera para instruirle y ser útil a la Patria.

El nombre de almirante, proviene del árabe y significa literalmente << emir del mar. Por un decreto de fecha catorce de marzo de 1737, el rey nombraba almirante general de España e Indias y presidente del Almirantazgo y Junta de Marina, a su hijo el infante Don Felipe.

Como miembros de ella fueron nombrados: el marqués de Mari, a don Francisco Cornejo y a don Rodrigo Torres y como secretario de la Junta, pieza clave de la institución, con el grado de comisario ordenador de la Marina al marqués de la Ensenada.

Con este ascenso dentro de su profesión, a intendente de Marina, se le asigna un sueldo de 6.000 escudos por año; además de 300 mensuales de sobresueldo para atender a la mesa de los oficiales que servían en la Secretaría del Almirantazgo. El rey le concedió la merced de nombrarle su secretario << ad honorem, para realzar más su figura.

En el decreto del catorce de marzo de 1737, entre otras muchas cláusulas hay una que se refiere en concreto a don Zenón, y dice:

  • << Que mi secretario del despacho de Marina e Indias os deba participar cuantas órdenes reales expidiere a los departamentos de Marina (estéis o no en alguno de ellos o en la Corte), siendo de vuestro encargo proponerme los jefes, ministros, capitanes y demás oficiales mayores que se hayan de emplear en las escuadras, flotas, galeones, azogues y demás bajeles de guerra que se armaren con destino al mar Mediterráneo y al Océano, en cuya función observareis la regla de proporción, reflexión a la calidad de los viajes y operaciones y a la escala de alternativa que estableceréis, para que con equidad y justicia se comparta lo graciable con lo gravoso. . . ..

Implantó importantes reformas:

Formación de las matriculas de mar, de su alistamiento, privilegios y obligaciones, mediante cédula dada el dieciocho de octubre de 1737. La reforma de arsenales; ordenanza general de 17 de diciembre de 1737. Reglamento de sueldos y gratificaciones, prest y raciones de la Armada, de 3 de febrero de 1738.

Mediante la matrícula de mar o servicio obligatorio se incorporaron a la Marina real todos los habitantes varones dedicados a la industria pesquera.

La formación del arsenal de Cartagena, creado ya su Departamento, desde 1730. Fue definitiva su aportación a la mejora de la enseñanza de guardias marinas y pilotos. El establecimiento del cuerpo de inválidos. El fomento de la construcción de buques en América.

Preparación de las ordenanzas generales, que se publicaron siendo ya Ensenada ministro del ramo.

Al fallecimiento del emperador de Austria, pasó a Italia el infante don Felipe, a ocupar Lombardía, llevando con él el ejército del duque de Montemar y a Ensenada como secretario de estado y guerra, esto sucedía en el año de 1741.

Estando en la campaña de Italia, el rey concedió al marqués de la Ensenada, el veinticinco de enero de 1742, el hábito de Caballero de la Orden de Calatrava, dispensándole, por hallarse empleado en el servicio del infante don Felipe, de ciertas solemnidades preceptivas al ingreso en dicha orden nobiliaria y militar.

Cuando en 1742 ingresó el marqués de la Ensenada en la Orden de Calatrava, se hizo, como era preceptivo, un expediente de prueba de limpieza de sangre, hidalguía, conducta, oficios etc., del pretendiente, padres, abuelos y antepasados; a la pregunta novena de dicho expediente, 16 reconocidos testigos contemporáneos, ocho de Alesanco y otros ocho de Azofra, respondieron unánimes, que ni el pretendiente, ni su padre, ni ninguno de sus abuelos <<ayan sido Mercaderes de cualquier género de mercancía. Se enumeran otras clases de oficios que tampoco tuvieron.

En el interrogatorio fue incluida su madre, que vivía en Santo Domingo de la Calzada, produciéndose el hecho el día 15 de enero de 1742, haciéndole la pregunta protocolaria y de rigor, como indica un documento que dice:

  • <<En Santo Domingo de la Calzada dicho día, con las noticias que nos han dado los testigos de habitar en esta ciudad doña Francisca de Bengoechea, madre del pretendiente, pasamos a sus casas y habitación para evacuar lo que la instrucción previenen, y habiendo antes héchosele recado de atención, y respondido está prompta para cualquier diligencia conducente a estas pruebas, la recibimos juramento que hizo a Dios y a una Cruz en forma, y siendo preguntada sobre si don Zenón de Somodevilla, pretendiente, era su hijo legítimo y de don Francisco de Somodevilla, respondió serlo legítimo y de legítimo matrimonio de ambos, y que era la verdad bajo del dicho juramento en que se afirmó, lo firmó: Doña Francisca Bengoechea y Martínez.

Encontrándose aún en aquel país, se le confiaron las secretarias de Hacienda, de Guerra, de Marina y de Indias, a pesar de su resistencia a aceptar estos cargos.

Se le nombró poco después secretario de Estado y sucesivamente inspector general de Rentas, lugarteniente general del Almirantazgo, notario de los reinos de España, consejero de Estado y secretario de la reina, concediéndosele, además, los honores de capitán general del Ejército y de la Armada, el Toisón de Oro y la gran cruz de Malta.

Don Zenón trató de eludir tantos cargos, que pensaba no poder atender con la debida atención, (pero nadie mejor que él nos lo puede explica): desde Chambery, capital de Saboya, escribió a su amigo el marqués de Scotti, que era quien le había confidencialmente notificado todos los nombramientos; dice:

  • <<Señor Excmo.: Jamás en el mundo ha habido criado más honrado de sus amos que lo soy yo de los Reyes nuestros señores; pero ya que mi pequeñez no es capaz de corresponder a tanta obligación, infamia en mí sería faltar a ella no descubriendo la debilidad de mis talentos. Yo no entiendo una palabra de Hacienda; de Guerra lo mismo, con corta diferencia; el comercio de Indias no ha sido de mi genio, y la Marina en que me he criado es lo menos que hay que saber para lo mucho que la piedad de los Reyes quieren poner a mi cargo.

  • Agrégase a esto la cortedad de mis años, pues algunos me faltan para cuarenta, a que es consiguiente carecer de prudencia proporcionada a ministerios tan serios, y tampoco desfruto la mejor salud.

  • Esto mismo, acabado de llegar el parte y de leer la esquela de vuestra excelencia, he expuesto al señor Infante, rogándole humildemente se digne participarlo a la Reina nuestra señora por medio de una carta reservada que incluiré aquí, en la cual no dudo que Su Alteza Real, que ha registrado mi corazón, recomiende y apoye mis ruegos. Consisten éstos en que Sus Majestades, pues en mí no hay absolutamente partes para exercer con utilidad de su Real servicio los empleos vacantes por muerte de don José del Campillo, se sirvan elegir sujeto capaz de evacuarlos como conviene.

  • Yo a los pies de un Príncipe tan amable, como lo es el señor Infante, y a la vista de un ejército que debe entrar presto en acción, puedo quizá no desmerecer la opinión que debo a los Reyes, adquiriendo experiencias de las que carezco, y aún el uso de las lenguas, pues no sé más que el natural y un poco de la italiana, habilitarme algo para que dentro de algunos años de continua aplicación, que prometo, pueda con menos rubor proseguir mi mérito en cualquiera destino, que no me prive de poderlo hacer en obsequio de este mi Amo, que si yo no amase, sería un ingrato.

  • Este parte que se anticipa algunas horas, y sin que haya llegado el de 13, hará diligencia grande, porque aunque yo, como quiera, me pondré en caminar sin esperar la respuesta, una vez que la orden formal que vuestra excelencia me indica no me dé arbitrio de detención, podré retroceder de él, si los Reyes me lo permiten, sin reparar en que si se difundiere (que no será por mí) lo determinado ahora por Sus majestades, se atribuya el no verificarse a lo que llame el mundo desaire de mi persona, porque mi mejor fama, mi mayor honor y todas mis conveniencias las cifro únicamente en la dicha de mantenerme en la gracia de los Reyes, que es a lo que aspiro, y por lo que sacrificaré siempre mi vida.

  • Acudo también a vuestra excelencia para que proteja y promueva el logro de esta mi instancia, dictada de mi misma conciencia, y por lo mismo no comunicada a alma nacida, porque si no V. E. será el primero que se avergüence de ver puesto en la cumbre al que, como yo, ni ha heredado ni adquirido calidades que le constituyen digno que de una muy mediana fortuna. El mismo correo podrá volver, pues camina mucho, y deba yo a vuestra excelencia me tenga lástima, porque en las dichas hallo inexplicables afecciones.—Chambery, 22 de abril de 1743.—El Marqués de la Ensenada.

No conforme con la anterior, le envía otra, el mismo día que dice:

  • << Excmo. señor: Yo debo a Dios la dicha de conocerme, y ofendería a Su Divina Majestad y a los Reyes, mis amos, si yo no me denunciase cual soy. Hay en mí un poco de viveza y resolución, pero nada más. Cualquiera de las cuatro dependencias pide todo un hombre, y yo soy un muchacho sin experiencia ni principios, lo cual sólo se tarda en conocerse lo que es tratarme.

  • No me cuesta violencia guardar secreto, ni tampoco el tratar con confianza sólo las personas que los Reyes me indiques y que convenga, pues ahí, y aquí más, lo he practicado así; pero esas cualidades, sin las que me faltan, y no puedo adquirir mas que a fuerza de experiencias, son inútiles.

  • Para mí, respecto que Su Alteza Real que me honra infinito, y un ejército en acción, llego a creer que soy yo en el día el único que puede servir menos mal a los Reyes; y pues me honran en tanto exceso, ¿qué razón divina ni humana puede haber para que yo no me delate?.

  • Merezca a vuestra excelencia me ponga a los pies de la Reina nuestra señora, y la insinúe que, pues habrá muchos arbitrios para llevar adelante lo de ahí, se digne mirar por lo de aquí, recibiendo Su Majestad estas mis reverentes representaciones, hechas como si estuviese dando cuenta a Dios de mis culpas, con su natural benignidad, pues son dictadas de quien aspira a servirla con todo su ánimo. Yo quedo en el mayor reconocimiento a los favores que he merecido y merezco a vuestra excelencia, pero pretendo corresponder en lo posible a ellos, no engañando a V. E. por saciar su ambición.—Chambery, 23 de abril de 1743.—Firmado: el Marqués de la Ensenada.

Por si no fuera bastante, el marqués vuelve a escribir una tercera carta a Scotti, para que medie por él con la Reina, dice:

  • << Señor Excmo.: la llave de la casa del señor Infante es el secretario, con que en haber uno cual conviene consiste todo. Yo no sé quién lo pueda ser, y cada vez estoy más satisfecho de haber cumplido con mi obligación de delatarme cual soy y cual me concibo yo mismo, que es la única prueba innegable que puedo dar a los Reyes de mi amor y de mi lealtad a Sus Majestades.

  • La Reina nuestra Señora tiene muchos que la sirvan bien, pero me moriría yo de dolor si supiese que había otro en el mundo que le fuera más fiel, más humilde, ni más devoto que yo. Vuelvo a suplicar a Vuestra Excelencia me ponga a Sus Reales Pies, y la insinué nuevamente que yo no aspiro a más honores ni conveniencias que el ser empleado en donde sea más conveniente a su Real servicio; que lo de Saboya, o por mejor decir, lo del Señor Infante, merece no poca atención, y que yo estoy pronto a volverme y a servir de solo barrendero, una vez que pueda lograr la dicha de que sea en gracia de Su Majestad, que es lo que busco y lo que anhelo, despreciando o mirando como nada todo lo demás.—Firmado: El Marques de la Ensenada.

El 25 de abril de 1743, recibía la Orden Real de sus nombramientos, como Ministro de Hacienda, de Marina de la Guerra y de Indias, justo el día en que según la partida de bautismo de Hervías, cumplía los cuarenta y un años de edad.

Pero si su padre (fallecido en febrero del año 1711) no hubiera tenido la previsión o la intuición de inscribirlo en la de Alesanco, de donde era hijodalgo, todo esto no se hubiera podido producir, pues las normas de la época, con sus estritos procedimientos para evitar advenedizos a la aristocracia, hubiera impedido su anterior nombramiento como Marques de la
Ensenada, qué que duda cabe fue el comienzo de toda su carrera política, por el bien de España, ¿cuánto debió de agradecer a su padre tal previsión! dice:

  • <<Con la posible brevedad a ejercer estos empleos, dejando ahí para el servicio del Señor Infante en esa Secretaría al oficial que fuere más de la confianza de Vuestra Señoría, y de acuerdo con el Marqués de la Mina, a la persona que pareciere más a propósito para la Intendencia de ese ejército, uno y otro en el ínterin que resuelva otra cosa Su Majestad, de cuya orden lo participo a Vuestra Señoría, a quien deseo guarde Dios muchos años.—Buen Retiro, 13 de abril de 1743.—Firmado: el Marqués de Villarias, Ministro de Estado.

Al recibir la Orden Real, vuelve a escribir a su amigo el marqués de Scotti, no una sino dos cartas más; la primera dice:

  • <<Señor Excmo.: He recibido la orden del Rey, comunicada por el Sr. Villarias, en los términos que Vuestra Excelencia me advirtió, y desde que la leí se aumentó mi confusión y mi aflicción, pues en continua vigilia estoy luchando con la reflexión de las grandes honras y confianzas que debe mi pequeñez a la piedad de los Reyes, la de mi imposibilidad de desempeñarlas, y la de apartarme de los pies de un Amo que idolatro, y a los que había hecho ánimo de morir, cuya esperanza no he perdido, y ese es el único consuelo que experimento en mi pena, Yo suplico a Vuestra Excelencia me ponga a los pies de Sus Majestades, y que no se excuse a referirles los sentimientos de mi ánimo, ya que en sí son tan inocentes, favoreciéndome Vuestra Excelencia en lo que tantas veras le tengo ya rogado, y en que, repito a Vuestra Excelencia, es mi misma conciencia la que me acusa. Yo he leído al Marqués de la Mina la esquela que puse a Vuestra Excelencia con data de 22, y aunque su amistad se queja de que no hubiese consultado con él el asumpto que le oculté hasta anoche, en que llegó la Orden, bien conoce que los lances de honor y de conveniencia admiten consejo, pero no los de conciencia, cuando no se ofrece duda ni escrúpulo, que es lo que me sucede a mí. Don Joseph de Avilés serviría interinamente la Intendencia, y mi oficial mayor, don Agustín de Ordeñana, la Secretaría, todo de acuerdo con el Marqués de la Mina y aprobación de su Alteza Real. Téngame Vuestra Excelencia lástima por caridad y siempre su rendido, firmado: el Marqués de la Ensenada.

La segunda dice:

  • <<Señor Excmo.: Yo no me iré de aquí sin dejar dispuestas todas las cosas que necesita el Marqués de la Mina para poner en marcha el ejército; y al camino y a Barcelona escribo sin cesar para que se ganen los instantes en la venida de los refuerzos. Difícil es enviar socorros a De Gages (el otro general español que dirigia el ejército del sur de Italia y pretendía unirse al del norte), pero no pasaré de Barcelona sin haber examinado lo que se puede hacer en esto, como también en Cartagena y aún en Málaga; y si Vuestra Excelencia tuviese o pidiese un estado de las tropas que hay en la Península y parajes en que se hallan, y me dirigiese a Barcelona, pudiera servirme de mucho esta noticia. Aventurar es preciso, porque de otra manera ningún Príncipe puede hacer válidamente la guerra. Firmado: el Marques de la Ensenada.

Por último contesta al oficio recibido del ministro de Estado marqués de Villarias y dice:

  • <<Enterado de esta Real disposición, que me llena de tanta confusión como reconocimiento, por no hallar en mí otro mérito sobre que recaiga que el de una humilde ley, celo y amor al servicio de Su Majestad, a que tengo entregado todo mi ser, sin otro arbitrio en mi voluntad que el de una ciega resignación a sus órdenes, debo pedir a Vuestra Excelencia primeramente que me haga honra de postrar a sus Reales pies mi profunda obligada veneración, y que. . . emprenderé mi viaje dentro de tres o cuatro días, tomando posta.

En tres días llegó de Chambery a Perpiñan, y el uno de mayo a las nueve de la noche estaba en Barcelona, en esta capital espero veinticuatro horas la respuesta a sus representaciones de renuncia a sus cargos.

Hasta que llegó una carta de su amigo Scotti, que le indicaba terminantemente, que los Reyes estaban decididos a que dirigiese los cuatro ministerios vacantes y que no insistiese más, era el dos de mayo del año de 1743.

Al presentarse a los reyes, en Aranjuez donde había llegado el 8 volvió a insistir en la gran carga que llevaba, pero la contestación real fue determinante; << si volvéis sobre el tema incurriréis en el Real desagrado .

Con el ceremonial previsto, el marqués de la Ensenada tomó posesión inmediatamente de sus cuatro ministerios. A estos cargos, los reyes le añadieron otros:

--Secretario de Estado, con todas sus prerrogativas, mediante decreto del 9 de mayo de 1743, jurando el cargo el día 10.

--Superintendente general de las Rentas Generales de Millones del Reino, mediante decreto del 18 de mayo de 1743. En este decreto el Rey llama pariente al marqués de la Ensenada, el cual pasaba a ser administrador de todas las rentas <<con inhibición absoluta de todos mis Consejos, Audiencias y tribunales, cuidando de la exacción y cobranza de los derechos impuestos en las mencionadas rentas, para lo cual se le faculta de los funcionarios que sean necesarios en todo el territorio nacional.

--Juez privativo del Resguardo de todas las rentas del Campo y Puertas de Madrid, mediante decreto del 19 de mayo de 1743.

--Superintendente general de la Renta del Tabaco del Reino y presidente de su Junta, mediante decreto del 13 de junio de 1743.

--Lugarteniente general del Almirantazgo, por ausencia en Italia del infante almirante general, mediante decreto de 24 de mayo de 1743.

--Notario público de los Reinos de España, mediante decreto del 31 de julio de 1743.

Después vendrían mas honores y nombramientos.

Once años consecutivos estuvo el marqués de la Ensenada en la cumbre de sus cuatro ministerios, de 1743 a 1754; de ellos, los tres primeros con el rey Felipe V, y los ocho restantes con el rey Fernando VI.

En estos años, la historia de España se confunde en gran parte con la biografía del político riojano, por lo que no es nada fácil reducirla a un esquema.

Los destinos del imperio español estuvieron entregados a don Zenón de Somodevilla y Bengoechea, marqués de la Ensenada, que superó las mejores expectativas.

A sus conocimientos extraordinarios demostrados en todas las ramas de la administración, y sobre todo del comercio y de la marina, unía un don de gentes y una simpatía innata, que le captó la difícil confianza del receloso rey don Felipe V.

En el año de 1744 había encargado, reservadamente, a Jorge Juan y a Antonio de Ulloa, la exposición sincera del estado en que encontraban los territorios de Ultramar; cuando tenían tomadas sus notas le fueron arrebatadas por los británicos a Ulloa y aquello, que había sido redactado como informe para el gobierno de España y remedio de los males que allí ocurrían, fue publicado por los enemigos ancestrales en un libro que titularon “Noticias Secretas de América”, con la “buena” intención de hacer que el dominio español en aquellas tierras fuera odiado por los naturales de aquellas posesiones de España, pues no perdieron el tiempo en traducirlo y fue publicado en Londres, pero en español, toda un atención digna de elogio, viniendo de quien venía.

Al principio hubo de dedicar todos sus esfuerzos al sostenimiento de la guerra comenzada por Felipe V contra los británicos y luego la de la península itálica, que continuaba aún al subir al trono Fernando VI.

Por lo que notificó al rey unas relaciones; las referentes a la Armada, se contenían en las numeradas, 6, 7 y 8, y que en ellas decía lo siguiente:

[ RELACIÓN Nº 6 ]

Navíos. . . . . . . . . . . . .Su estado. . . . . . . . . Cañones que montan

  • El Real. . . . . . . . . . . . .mediano. . . . . . . . . . . . . . . . 114

  • El Phenix. . . . . . . . . . .bueno . . . . . . . . . . . . . . . . . . .80

  • El Rayo. . . . . . . . . . . .bueno. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .80

  • El Reyna. . . . . . . . . . .bueno. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .70

  • El Phelipe. . . . . . . . . .mediano. . . . . . . . . . . . . . . . . .70

  • El Tigre. . . . . . . . . . . .bueno. . . . . . . . . . . . . . . . . . ..70

  • El Princesa. . . . . . . . .bueno. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .70

  • El Infante . . . . . . . . . .bueno. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .70

  • El Galicia. . . . . . . . . . bueno. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .70

  • El África. . . . . . . . . . .en astillero. . . . . . . . . . . . . . . ..70

  • El Septentrión. . . . . . en astillero. . . . . . . . . . . . . . . . .66

  • El Fernando. . . . . . . .bueno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .66

  • El Asia . . . . . . . . . . . .en astillero. . . . . . . . . . . . . . . .66

  • El Castilla. . . . . . . . . .mediano. . . . . . . . . . . . . . . . . . 60

  • El Europa. . . . . . . . . .mediano. . . . . . . . . . . . . . . . . . 60

  • El América. . . . . . . . .mediano. . . . . . . . . . . . . . . . . . 60

  • El Dragón. . . . . . . . . mediano. . . . . . . . . . . . . . . . . . 60

  • El Fuerte. . . . . . . . . .mediano. . . . . . . . . . . . . . . . . . .60

[OTROS]. . . . . . . . . . . . Su estado. . . . . . . . . . Cañones que montan

. . . . . . . . . . . . . . . FRAGATAS. . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . .

  • La Bizarra. . . . . . . . . . . inútil. . . . . . . . . . . . . . . . . .50

  • La Esperanza. . . . . . . . inútil. . . . . . . . . . . . . . . . . .50

  • La Flora. . . . . . . . . . . . .mediana. . . . . . . . . . . . . . .24

  • La Aurora. . . . . . . . . . . inútil. . . . . . . . . . . . . . . . . . 20

  • La Galga. . . . . . . . . . . .en astillero . . . . . . . . . . . . .20

. . . . . . . . . . . . . . . . PAQUEBOTES . . . . . . . . . . . . . . . . .

  • El Diligente. . . . . . . . .mediano. . . . . . . . . . . . . . . .8

  • El Marte. . . . . . . . . . . .bueno. . . . . . . . . . . . . . . . . 8

. . . . . . . . . . . . . . . BOMBARDAS. . . . . . . . . . . . . . . . . . .

  • Quatro. . . . . . . . . . . . .medianas. . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . .JAVEQUES. . . . . . . . . . . . . . . . . .

  • Quatro. . . . . . . . . . . . buenos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . TOTAL GENERAL. . . . . . . . . . . . . . . . . .

  • De. . . . . . . . . . . . . . . .114. . . . . . . . . . . . . . . 1

  • De. . . . . . . . . . . . . . . . 80. . . . . . . . . . . . . . . 2

  • De. . . . . . . . . . . . . . . . 70. . . . . . . . . . . . . . . 7

  • De. . . . . . . . . . . . . . . . 66. . . . . . . . . . . . . . . 3

  • De. . . . . . . . . . . . . . . . 60. . . . . . . . . . . . . . . 5

  • De. . . . . . . . . . . . . . . . 50. . . . . . . . . . . . . . . 2

  • De. . . . . . . . . . . . . . . . 24. . . . . . . . . . . . . . . 2

  • De. . . . . . . . . . . . . . . . 20. . . . . . . . . . . . . . . 1

Paquebotes, Bombardas, y Javeques. . . . . .10

Total . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 33

[RELACIÓN Nº 7]

NOMBRE DE VAGELES. . . . . . . . . . . . . CAÑONES QUE MONTAN

  • Royal Anne. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .100

  • Britania . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 100

  • Royal George . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 100

  • London. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .100

  • Royal Sovereign . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 100

  • Blarfleur . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 90

  • Blenheim. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 90

  • Duke . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 90

  • St George . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 90

  • Prince George . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .90

  • Marlborough . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 90

  • Prince . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 90

  • Ramiles . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .90

  • Princess Royal. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .90

  • Sándwich . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 90

  • Union . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 90

  • Princess Amelia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 80

  • Boyne. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 80

  • Cambridge . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 80

  • Princess Caroline . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .80

  • Cumberland . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .80

  • Devonshire . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 80

  • Dorsetshire. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .80

  • Lancaster . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 80

  • Namur . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .80

  • Newark . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 80

  • Norfolk . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .80

  • Russel . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .80

  • Shrewsbury . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .80

  • Somerset . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .80

  • Torbay . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .80

  • Ynvincible . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .74

  • Neptune . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .74

  • Culloden . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 74

  • Bedford . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .70

  • Berwich . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .70

  • Buckingham . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 70

  • Burford . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 70

  • Prince Frederick . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .70

  • Grafton . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .70

  • Ypswick . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 70

  • Kent . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 70

  • Nortumberland. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 70

  • Royal Oak . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 70

  • Prince de Orange . . . . . . . . . . . . . . . . . . 70

  • Yntrepid . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .70

  • Revenge . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 70

  • Sterling Castle . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .70

  • Sulffolk . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 70

  • Princessa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .70

  • Chichester . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 66

  • Cornwall . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 66

  • Captain . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .64

  • Edimbourg . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .64

  • Elizabeth . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .64

  • Essex . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64

  • Hampton Court . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64

  • Lenox . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64

  • Marr . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64

  • Monmouth . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .64

  • Nassau . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64

  • Yarmouth . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64

  • Vigilant . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 62

  • Anson . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60

  • Augusta . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .60

  • Canterbury . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60

  • Defiance . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60

  • Dunkirk . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60

  • Eagle . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60

  • Jersey . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .60

  • Kingston . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .60

  • Lyon . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .60

  • Princess Mary . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60

  • Medway . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .60

  • Montague . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60

  • Nottingham . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60

  • Princess Orange . . . . . . . . . . . . . . . . . 60

  • Pembroke . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60

  • Plimouth . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60

  • Rippire . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .60

  • Rupert . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60

  • Strafford . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .60

  • Superb . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .60

  • Tigre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60

  • Warwich . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60

  • Wercester . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .60

  • York . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60

  • Princess Louisa . . . . . . . . . . . . . . . . . 58

  • Sundirland . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .58

  • Tylbury . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .58

  • Windsor . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 58

  • Exeter . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .58

. . . . . . . . . . . . . . .FRAGATAS. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . .

  • Winchester . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50
    Advice . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .50
    Antelope . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50
    Argyle . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50
    Assistance . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .50
    Bristol . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50
    Centurión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50
    Chatham . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .50
    Chester . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .50
    Darmonuth . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50
    Falmouth . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .50
    Fattkland . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50
    Deptford. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60 ¿
    Dragon . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60 ¿
    Dreadnougt . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .60 ¿
    Harwich . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .50
    Leopard . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .50
    Litchfield . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .50
    Maidstonne . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .50
    Newcastle . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50
    Nonsuch . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .50
    Norwich . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50
    Oxford . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50
    Panther . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50
    Porfland . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50
    Preston . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50
    Porflands (sic) . . . . . . . . . . . . . . . . . 50
    Salisbury . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .50
    Severn . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .50
    Sutherland . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50
    Harwich . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .50
    Tavistok . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50
    Glocester . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50
    Ysis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .50
    Guernsey . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50
    Hampshire . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50
    Winchester (parece duplicada). . . . .50
    Centurión (parece duplicada) . . . . .50
    Anglesea . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .46
    Ruby . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
    Woolwich . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .44
    Adventure . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
    Crown . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
    Chesterfield . . . . . . . . . . . . . . . . . . .44
    Ambuscade . . . . . . . . . . . . . . . . . . .44
    Diamond . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
    Dover . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .44
    Eltham . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .44
    Enterprisse . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
    Feversham . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
    Folkstone . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
    Fowey . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .44
    Gosport . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
    Hastings . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
    Hector . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .44
    Kingsale . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
    Larke . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
    Launceston . . . . . . . . . . . . . . . . . . .44
    Liverpool . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .44
    Mary Gally . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
    Mermaid . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .44
    Pearl . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
    Milford . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
    Roebuck . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
    Pool . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .44
    Saphire . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
    Prince Eduard . . . . . . . . . . . . . . . .44
    South Sea Castle . . . . . . . . . . . . . .44
    Thetis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
    Torrington . . . . . . . . . . . . . . . . . . .44
    Romney . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
    Loo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .44
    Ludlow Castle . . . . . . . . . . . . . . . 44
    prince Henry . . . . . . . . . . . . . . . . 44
    Lynn . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
    Medwais . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36
    Alderney . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
    Aldborough . . . . . . . . . . . . . . . . . .24
    Amazon . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .24
    Biddeford . . . . . . . . . . . . . . . . . . .24
    Blandford . . . . . . . . . . . . . . . . . . .24
    Bridgwater . . . . . . . . . . . . . . . . . .24
    Centaur . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .24
    Experiment . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
    Fox . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
    Glascow . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
    Garland . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
    Gibraltar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
    Greyhourd . . . . . . . . . . . . . . . . . .24
    Lowestoife . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
    Lime . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .24
    Phenix . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
    Port Mahon . . . . . . . . . . . . . . . . 24
    Queembon . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
    Rye . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
    Scarborough . . . . . . . . . . . . . . . 24
    Sea Hone . . . . . . . . . . . . . . . . . .24
    Sheerness . . . . . . . . . . . . . . . . .24
    Shoreham . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
    Rippon . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .24
    Squirrell . . . . . . . . . . . . . . . . . . .24
    Success . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
    Tartar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
    Wager . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .24
    Winchelsea . . . . . . . . . . . . . . . . 24
    Arundel . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
    Grand Turk . . . . . . . . . . . . . . . . 24
    Ynverness . . . . . . . . . . . . . . . . .24
    Lys . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
    Mercury . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
    Nightingale . . . . . . . . . . . . . . . . 24
    Solebay . . . . . . . . . . . . . . . . . . .24
    Surprisse . . . . . . . . . . . . . . . . . .24
    Syren . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .24
    Triton . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .24
    Deal Castle . . . . . . . . . . . . . . . . .20
    Dolphin . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20
    Flambero . . . . . . . . . . . . . . . . . .20
    Kenningten . . . . . . . . . . . . . . . . 20
    Liveli . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20
    Rose . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20
    Seaford . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .20
    Richmond . . . . . . . . . . . . . . . . . 20
    Ranger . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20
    Royal Caroline . . . . . . . . . . . . . .10

. . . . . . . . . FRAGATILLAS Y PAQUEBOTES . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Cañones. . . . . . .Pedr. ros. . .. . . .

  • Albany. . . . . . . . . . . . . . . 14. . . . . . . . . . . . 14
    Baltimore . . . . . . . . . . . . .14. . . . . . . . . . . .14
    Drake . . . . . . . . . . . . . . . .14. . . . . . . . . . . .14
    Viper . . . . . . . . . . . . . . . .14 . . . . . . . . . . . 14
    Ferret . . . . . . . . . . . . . . . 14 . . . . . . . . . . . 14
    Otter . . . . . . . . . . . . . . . . 14 . . . . . . . . . . . 14
    Vultur . . . . . . . . . . . . . . . 14 . . . . . . . . . . . 14
    Wolfe . . . . . . . . . . . . . . . .14 . . . . . . . . . . . .14
    Porcupine . . . . . . . . . . . .14 . . . . . . . . . . . .14
    Jamaica . . . . . . . . . . . . . .12 . . . . . . . . . . . .14
    Kingsfisher . . . . . . . . . . . 12 . . . . . . . . . . . .14
    Mercury . . . . . . . . . . . . . 12 . . . . . . . . . . . . 14
    Swcallon . . . . . . . . . . . . .12 . . . . . . . . . . . .14
    Fortune . . . . . . . . . . . . . .12 . . . . . . . . . . . .12
    Furnace . . . . . . . . . . . . . 12 . . . . . . . . . . . .12
    Badger . . . . . . . . . . . . . .10 . . . . . . . . . . . . 14
    Dispatch. . . . . . . . . . . . . .10 . . . . . . . . . . . . 14
    Falcon . . . . . . . . . . . . . . 10 . . . . . . . . . . . . 14
    Hazard . . . . . . . . . . . . . .10 . . . . . . . . . . . . 14
    Hornet . . . . . . . . . . . . . . 10 . . . . . . . . . . . . 14
    Hind . . . . . . . . . . . . . . . .10 . . . . . . . . . . . . 14
    Merlín . . . . . . . . . . . . . . .10 . . . . . . . . . . . . 14
    Lizard . . . . . . . . . . . . . . .10 . . . . . . . . . . . . 14
    Raven . . . . . . . . . . . . . . .10 . . . . . . . . . . . .14
    Saltash . . . . . . . . . . . . . .10 . . . . . . . . . . . . 14
    Saxon . . . . . . . . . . . . . . .10 . . . . . . . . . . . . 14
    Shirley . . . . . . . . . . . . . . 10 . . . . . . . . . . . . 14
    Speedwell . . . . . . . . . . . 10 . . . . . . . . . . . . 14
    Swan . . . . . . . . . . . . . . . 10 . . . . . . . . . . . . 14
    Tryal . . . . . . . . . . . . . . . .10 . . . . . . . . . . . . 14
    Swift . . . . . . . . . . . . . . . .10 . . . . . . . . . . . . 12
    Weazle . . . . . . . . . . . . . .10 . . . . . . . . . . . . . 8
    Benetta . . . . . . . . . . . . . . .8 . . . . . . . . . . . . 12
    Fly . . . . . . . . . . . . . . . . . .8 . . . . . . . . . . . . .12
    Grampus . . . . . . . . . . . . .8 . . . . . . . . . . . . .12
    Hawke . . . . . . . . . . . . . . .8 . . . . . . . . . . . . .12
    Hound . . . . . . . . . . . . . . .8 . . . . . . . . . . . . .12
    Shark . . . . . . . . . . . . . . . 8 . . . . . . . . . . . . .12
    Spence . . . . . . . . . . . . . .8 . . . . . . . . . . . . .12
    Scorpion . . . . . . . . . . . . . 8 . . . . . . . . . . . . .12

. . . . . . . . . . . . . .BOMBARDAS. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

  • Granado . . . . . . . . . . . .12. . . . . . . . . . . . .14
    Furnace . . . . . . . . . . . .12 . . . . . . . . . . . . 14
    Lightning . . . . . . . . . . . . 8 . . . . . . . . . . . . 14
    Comet . . . . . . . . . . . . . .8 . . . . . . . . . . . . 12
    Firedrake . . . . . . . . . . . 8 . . . . . . . . . . . . 12
    Serpent . . . . . . . . . . . . 8 . . . . . . . . . . . . . 6
    Mortar . . . . . . . . . . . . . .8 . . . . . . . . . . . . .8
    Carcass . . . . . . . . . . . . 6 . . . . . . . . . . . . .8
    Basilisck . . . . . . . . . . . .6 . . . . . . . . . . . . .8
    Terrible . . . . . . . . . . . . .6 . . . . . . . . . . . . .8
    Terror . . . . . . . . . . . . . . 6 . . . . . . . . . . . . .8

. . . . . . . . . . . . . . BRULOTES. . . . . . . . . . . . . . . . . .

  • Conqueror. . . . . . . . . . .8. . . . . . . . . . . . . .8
    Duke . . . . . . . . . . . . . .8 . . . . . . . . . . . . . .8
    Salamander . . . . . . . . .8 . . . . . . . . . . . . . .8
    Pluto . . . . . . . . . . . . . . 6 . . . . . . . . . . . . . .8
    Scipio . . . . . . . . . . . . 6 . . . . . . . . . . . . . .8
    Vulcan . . . . . . . . . . . . 6 . . . . . . . . . . . . . .8
    Dolphin . . . . . . . . . . . .6 . . . . . . . . . . . . . .8

. . . . . . . . . . . . .VIVANDEROS. . . . . . . . . . . . . . . . .

  • Trelawney . . . . . . . . . .14 . . . . . . . . . . . . . 6
    Bien Aimé . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . sin datos.
    Deptford . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .24
    Portsmounth . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .24
    Princes Royal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24

. . . . . . . . . . . . . .HOSPITALES. . . . . . . . . . . . . . . . . .

  • Apollo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .20
    Chester . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20
    Enterprisse . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .20
    Rochester. . . . . . . . . . . . . . . . . sin artillería
    Solebay . . . . . . . . . . . . . . . . . . “ “
    Blenheim . . . . . . . . . . . . . . . . . “ “
    Britania . . . . . . . . . . . . . . . . . . “ “

. . . . . . . . . .RESUMEN GENERAL. . . . . . . . . . . . . .

Porte. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Nº de Vageles

  • De 100 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6

  • De 90 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11

  • De 80 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15

  • De 74 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3

  • De 70 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16

  • De 66 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2

  • De 64 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10

  • De 62 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1

  • De 60 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27

  • De 58 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5

  • De 50 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 35

  • De 46 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1

  • De 44 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36

  • De 36 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1

  • De 24 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 39

  • De 20 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9

  • Fragatillas y Paquebotes. . . . . . 41

  • Bombardas . . . . . . . . . . . . . . . . 11

  • Brulotes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7

  • Vivanderos . . . . . . . . . . . . . . . . . 5

  • Hospitales . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7

Total. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 288

[RELACION Nº 8]

NAVÍOS

  • De 90 a 100 cañones. . . . . . . . . . . . . . 6

  • De 70 a 80 cañones . . . . . . . . . . . . . . . 8

  • De 60 a 70 cañones . . . . . . . . . . . . . . .46

FRAGATAS

  • De 50 para arriva . . . . . . . . . . . . . . . . 15

  • De 40 para arriva . . . . . . . . . . . . . . . . 6

  • De 20 a 24 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22

PEQUEÑAS EMBARCACIONES

  • Paquebotes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6

  • Bombardas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8

  • Brulotes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4

  • Navíos de Hospital . . . . . . . . . . . . . . . 2

  • Navíos de provisión . . . . . . . . . . . . . . 2

TOTAL GENERAL. . . . . . . . . . . . . .125

  • <<La representación original, obrante en el archivo del Ministerio de Asuntos Exteriores, está fechada en Madrid en 1951, sin más precisiones de mes ni de día. Como indica Ozanam, tuvo que ser después del 24 de julio, fecha mencionada en el cuadro 9, y antes del 9 de octubre, fecha en que empezó la jornada anual de los Reyes en El Escorial en aquel año, es decir, que hay que situarla en el verano madrileño de 1751.

Con éste motivo elevó al nuevo monarca dos memorias de mucha importancia, una la titulada “Idea de lo que parece preciso en el día para la dirección de lo que corresponde a Estado y se halla pendiente”, en la que trata varios puntos de política nacional e internacional y la otra “Representación dirigida a S. M. C. el rey don Fernando VI sobre el estado del Real Erario y sistema y método para lo futuro”, en esta, Divide la hacienda en dos partes, o sea en ingresos y gastos, y aconseja los medios para aumentar los primeros, sin gravar más al contribuyente, aunque sin mostrarse partidario de hacer economías en todo lo que pueda contribuir al mayor realce y brillo de la casa Real.

En los ingresos trata principalmente de las rentas, como los Tabacos y de Aduanas, que considera como las de más rendimiento, con la ventaja de ser en cierto modo voluntarias.

Continua aconsejando que se rebajen las cargas sobre la sal, lo que se compensaría con el aumento del consumo, puesto que así se fomentaría la cría de ganado y la salazón de pescado, evitándose al mismo tiempo la exportación, mejorando la balanza de pagos.

Teniendo en cuenta que para él, las pequeñas rentas son más gravosas, (como de la que él venía), propone un impuesto único, que le llama “Real, Catastro o Capitación”, y como su base sería la de que cada cual pagará según sus haberes, no habría ocultaciones, porque se convertirían en fiscales los unos de los otros.

Más aún de este modo los contribuyentes se verían libres de las exacciones de los arrendatarios y se favorecería la libertad del comercio interior.

Para ello se tendría que llevar a cabo un nuevo catastro (que fue una de sus grandes obras), empresa ni sencilla ni económica, pero altamente beneficiosa para el porvenir de España.

A continuación y volcado en el catastro, para establecer la contribución única, ve con claridad cuatro problemas a resolver:

  1. 1º- Como el cobro ha de hacerse por terceras partes, podrían faltar recursos antes de la percepción del primer plazo, pero hay que suponer que el estado del Tesoro no sea tan precario que no permita hacer un adelanto.

  2. 2º- Que estando enajenadas muchas rentas, habría que desposeer a los dueños o luchar contra sus exigencias.

  3. 3º- Que perjudicaría a los tenedores de Juros.

  4. 4º- Se refiere a las protestas que la contribución habría de levantar en el estado eclesiástico y cree que esto se evitaría procediendo con justicia y buena fe.

Termina esta “Memoria” abogando por el fomento del comercio y de la industria y por la rebaja de los arbitrios.

A resolver todos estos problemas (que no eran pequeños) se dedicó con tesón el marqués, por medio de la redención de Juros y de los créditos contra el Tesoro.

--Consejero de Estado, mediante decreto de 9 de octubre de 1745.

--Secretario de la reina, doña Bárbara de Braganza, esposa de Fernando VI, mediante decreto del 15 de septiembre de 1747.

En el año de 1748 fue elevado al ministerio de Hacienda, justo cuando la situación del Tesoro Publico era muy precario, como claramente se desprende de las Ordenanzas por él promulgadas, con fecha trece de octubre, que dicen:

  • << Cuarenta y ocho años de sangrientas y continuadas guerras que sufrió el reino; la esterilidad y calamidades que ha experimentado durante tan largo tiempo por falta de cosechas, comercio y manufacturas; las repetidas quintas y levas, que fueron inexcusables para contener el orgullo y obstinación de los enemigos y conservar los reales dominios y el honor de la Corona, son las causas que han conducido a un deplorable estado su gobierno económico, la administración de la justicia y la causa pública, porque todo se ha confundido con el estrépito de las armas.

En este estado las cosas, se aplico con toda su energía y la autoridad que le habían dado sus demostradas aptitudes y honradez, poniendo en su sitio la Hacienda en cuanto las circunstancias le fueron un poco favorables.

El veintisiete de mayo de 1748, dirigió al rey una nueva “Memoria”, que era un autentico programa económico; recobró de manos de los arrendatarios las rentas provinciales de que se habían apoderado mediante exiguos anticipos; dio mayor libertad al comercio interior, procurando destruir todo espíritu de monopolio con las importaciones de América, y al efecto estableció los buques llamados de Registro, que hacían los viajes con independencia de las flotas de Indias.

Considero los metales preciosos como mercaderías y no restringió su exportación; fomentó el desarrollo del impuesto de consumo, que sustituyó por la contribución única, que pesaba sobre las utilidades líquidas de las tierras, ganado, industria,
casas y comercio, para lo cual hubo de hacer un nuevo catastro, obra monumental, que esta contenida en 150 volúmenes y que se encuentra en el archivo de Simancas; pero por el tiempo utilizado en realizarla, no entró en vigor hasta la salida del marqués de su ministerio.

--Honores de capitán general de la Armada y el Ejército, mediante decreto del 22 de noviembre de 1749.

--Caballero de la Orden del Toisón de Oro, mediante decreto del 12 de abril de 1750. La ceremonia de investidura del gran collar se verificó con toda pompa en el palacio del Buen Retiro, siendo su padrino el duque de Huéscar, asistiendo en forma de capítulo el infante don Luis, que era cardenal arzobispo de Toledo; el conde de Montijo, el marqués de Scotti, el conde de Fonclara, el marqués de Montealegre, el duque de Alburquerque, el duque de Medinaceli, don Lucas Spínola; el canciller de la Orden, marqués de Canillas.

El rey hizo esta merced a Ensenada con motivo del matrimonio de la infanta doña María Antonia Fernanda, hermana de Fernando VI, con el duque de Saboya, Víctor Amadeo María, primogénito del rey de Cerdeña, posteriormente Víctor Amadeo III de Saboya.

--Caballero Gran Cruz de la Orden de San Juan de Jerusalén (Malta), mediante título del 27 de octubre de 1750.

En el año de 1750 las rentas reales eran superiores a las de 1742 en la cantidad de 5.117.080 escudos de vellón (esto es cuadrar cuentas) y en el giro de las letras se había ganado 1.831.911 escudos; en el tiempo de seis años de paz subirían los ingresos a treinta y cuatro millones, de los que se asignaban: diecinueve al ejército, seis a la Armada y nueve para otros
gastos, reservando el caudal de Indias que podría duplicarse hasta los doce millones

La Armada pasó de tener dieciocho navíos y quince embarcaciones menores; en 1751 poseía sesenta navíos de línea y sesenta y cinco fragatas y buques menores; se armaron buques para el corso contra los moros y en aguas de América; se fomentaron el comercio marítimo y la pesca.

Con ser tan vasta y complicada su labor en los temas económicos, no dejó por ello de atender otras cuestiones, tan importantes o más que la anterior, dejando su huella imperecedera y su razón máxima el amor a su patria: inició la apertura del canal de Castilla, como mejora de las vías de comunicación de la nación; también se comenzaron las obras del camino del puerto de Guadarrama y de otros varios.

Favoreció la venida a España de los sabios extranjeros, especialmente en el ramo de ingeniería; mandó construir el castillo de San Fernando de Figueras, que fue un modelo de los de su tiempo; se mejoró el arsenal de La Carraca, se construyó el de El Ferrol y se perfeccionó el de Cartagena.

Envió a los españoles al extranjero para que estudiaran los adelantos y progresos de los demás, descubrió al igual que habían hecho con él a un joven llamado Jorge Juan, había regresado del Perú y permanecía ignorado, ordenó que del erario publico se pusiera en la imprenta el trabajo de este desconocido “Relación del viaje y las observaciones astronómicas” que le dio a conocer en el mundo científico y después lo envió a Londres (todos sabemos lo que significó ese viaje, para él y para España).

Fundó el Colegio de Medicina de Cádiz en el año de 1748, así como el apoyo a Jorge Juan para la creación del Observatorio Astronómico en la misma ciudad; envió a Godin, para que con algunos oficiales y guardiamarinas observasen un interesante eclipse de Sol, para determinar la longitud de Cádiz, al comparar la observación con las que se efectuasen en París y Lisboa.

Inició la elaboración de un mapa geográfico de España; aumentó y reorganizo la Real Armada y el Ejército; dedicó especial atención a los asuntos de América; alentó a Mayans a que mejorase la obra “Vida de Cervantes” con el objeto de llevar a cabo una edición del “Quijote”, que superase a la que en 1737 se había hecho en Londres; propuso también la creación en Madrid y en otras capitales, de una Academia de Ciencias y de Buenas Letras.

Intervino en el Concordato de 1753, por su actitud católica en este empeño, la San Sede le ofreció el capelo Cardenalicio; Ensenada con toda la humildad del mundo, lo rehusó diciendo: << que no ambicionaba dignidades ni empleos, que Dios le había hecho conocer que el mundo era todo una pura vanidad ¡y que razón tenía! y no hubo, durante su mandato cosa o documento que no saliera de su mano.

Caudales llegados de América en un sexenio, del 19 de enero de 1948, hasta el 5 de marzo de 1754, en oro y en plata, en moneda labrada y en pasta:

  • . . . . . . . . . . . . Año. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Pesos fuertes.
    De. . . . . . . . . 1748. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2.716.732
    De. . . . . . . . . 1749. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 30.230.485
    De. . . . . . . . . 1750. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 29.942.030
    De. . . . . . . . . 1751. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10.960.069
    De . . . . . . . . . 1752. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20.140.746
    De. . . . . . . . . 1753. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21.426.101
    Por octava parte calculada fuera de registro. . 14.428.270
    En frutos, según el Consejo de Indias. . . . . . . 24.000.000

  • . . . . . . . . . . . .Total . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 153.844.433

La caída del marqués de la Ensenada fue motivada, por los celos de prosperidad que España estaba alcanzando, poniendo al mismo tiempo al Reino Unido en una comprometida posición y así, los británicos trataron por todos los medios de minar la posición del marques, encontrando a un aliado, que no fue otro que un traidor, siendo el que tomó la parte más activa, era Ricardo Wall, irlandés de nacimiento y sucesor de Carvajal, en el ministerio de Relaciones Exteriores, que inclinado de parte del Reino Unido y en contra de Francia, que era la protegida de Ensenada.

Fueron a caer en sus manos unos documentos (que casualidad), en los que don Zenón, daba instrucciones al virrey de Méjico, para que destruyera los establecimientos británicos que éstos poseían en aquellas tierras, además de haber favorecido a la Compañía Francesa de las Indias, con prejuicio y hostilidad contra el Reino Unido.

Comunico al rey lo hallado, dando a entender que estaba conspirando, contra los intereses de España y que tal acción podría provocar una guerra, por lo que le indujo a que le prendieran y lo juzgaran, por tan alto delito.

La orden que dio el rey decía:

  • << Excmo. Señor.: El Rey ha resuelto exhonerar a V. E. de los empleos y encargos que tenía puestos a su cuidado y manda que V. E. pase luego a la ciudad de Granada, en donde deberá mantenerse hasta nueva orden de S. M. —Dios guarde a V. E. muchos años como deseo.—Buen Retiro, 20 de julio de 1754.—Don Ricardo Wall.—Señor Marqués de la Ensenada.

Con otra para su estricto cumplimiento. La orden se le comunicó entre las dos y las tres de la madrugada del mismo
día, por conducto del consejero del Supremo de Castilla, don Pedro Samaniego y otras autoridades, que fueron a ejecutarla a su casa, situada en el mismo lugar que hoy ocupa el ministerio de la Guerra (1727), donde como es natural
le hallaron durmiendo.

  • <<Al Alcalde de Corte: El Rey manda que en compañía de D. Pedro Samaniego y de un oficial de guardias de infantería que acompañará también a V. S., pase luego, a la casa del señor Marques de la Ensenada. Luego que entre en ella hará V. S. despertar a este Ministro y le entregará la orden adjunta de S. M., y mientras se viste, dispondrá V. S. que ponga un coche con tiro.

  • Procurará V. S. hablarle y tratarle con el respeto que merece este Ministro por su carácter, y tranquilizarle en el desasosiego que le pueda ocasionar esta novedad, asegurándole de la piedad y clemencia del Rey.

  • Al punto que se haya vestido, hará V. S. que entre con V. S. y el oficial de guardias de infantería en el coche, sin más familia que un lacayo, y tomará su camino para Granada, hasta donde deberá V. S. acompañarle y el oficial de guardias de infantería.

  • Detendráse V. S. a oír misa en Getafe, y aquí se dará disposición para que el ayuda de cámara que destinare el Sr. Marqués le alcance en Illescas con la cama y ropa blanca que dejare dicho.

  • En todo el camino procurará V. S. el mejor tratamiento y decencia y asistencia al Sr. Marqués, haciendo sus jornadas regulares, pero cuidará de que no escriba cosa alguna en su viaje.

  • Acompaño también a esta obra orden del Rey para que las Justicias de las villas y lugares del tránsito den a V. SS. todo el favor y ayuda que por cualquier motivo necesitaren.

  • Y vuelvo a encargar a V. S. la atención y esmero que requiere esta confianza de orden del S. M., que espera del celo de V. S. la cumpla con la exactitud y puntualidad que requiere.—Dios guarde a V. S. muchos años como deseo.—Buen Retiro, 20 de julio de 1754.

  • Si el Sr. Marqués de la Ensenada quisiere tomar algún dinero antes de salir, se lo permitía V. S., pero con dos precauciones: la primera, de que se cuente en presencia de V. S., y la segunda, que << no le permita sacar papel alguno con el pretexto; ni la detención sea considerable para la salida.

  • Lo que asimismo prevengo a V. S. de orden de S. M.

  • Y con uno de los dos correos que le han de acompañar, por si en el camino ocurriese algo que participar, remitiré a V. S. algún dinero para los gastos del viaje de que advierto a V. S. para inteligencia y gobierno.—Don Ricardo Wall.—Señor Don Luis de Rozas.

La noticia de su destitución, fue muy bien recibida por sus enemigos, sobre todo por los que defendían la causa de los británicos, el embajador británico en España, inmediatamente comunicó a su gobierno la destitución y en el documento, en uno de sus puntos decía: << Los grandes proyectos de Ensenada sobre marina se han desvanecido. Ya no se construirán más barcos en España . ¡ Este es el mayor elogio que se le puede hacer al marqués de la Ensenada !. Pues su labor llegó a amedrentar a los seculares enemigos de España, queda demostrado por el gran interés que puso en ello el propio embajador del Reino Unido en España, Benjamín Keene, que según todas las fuentes fue el principal inductor de la caída del marqués y el que sobornó a Wall.

Llegó a pedir abiertamente al rey, la exigencia de revocar las órdenes dadas a los comandantes de los buques que se encontraban en La Habana para la expedición contra sus posesiones e instaba a que se destituyera al ministro.

Retrato del Marques de la Ensenada

Precisamente en estas fechas (1754), unas semanas antes de su caída y por inauguración del nuevo arsenal de El Ferrol, se pusieron al mismo tiempo, las quillas de doce navíos, que el pueblo viendo tanta actividad les puso el nombre de “Los doce Apóstoles”, no porque llevaran esos nombres bíblicos, sino por que venían a dar vida a una población, estos son sus nombres, porte de cañones y año de entrada en servicio:

  • Vencedor. . . . . . . . . . . .74. . . . . . . . 1759

  • Glorioso 2º. . . . . . . . . . .74. . . . . . . . 1755

  • Guerrero. . . . . . . . . . . . 74. . . . . . . . 1755

  • Soberano. . . . . . . . . . . .74. . . . . . . . 1759

  • Eolo. . . . . . . . . . . . . . . .64. . . . . . . . 1754

  • Oriente . . . . . . . . . . . . .74. . . . . . . . 1754

  • Aquilón. . . . . . . . . . . . . 68. . . . . . . . .1754

  • Neptuno. . . . . . . . . . . . 68. . . . . . . . .1754

  • Magnánimo. . . . . . . . . .74. . . . . . . . .1754

  • Gallardo . . . . . . . . . . . .74. . . . . . . . .1754

  • Brillante . . . . . . . . . . . .74. . . . . . . . . 1754

  • Héctor . . . . . . . . . . . . .74. . . . . . . . . 1755

No ha vuelto a repetirse la escena, de ver en el arsenal, ni en ningún otro de España, el poner doce quillas en el mismo día; debió de ser un gran espectáculo y una gran fuente de ingresos para la población.

Para reafirmar lo dicho: Se conserva un curioso folleto, escrito en octavas reales por Jacobo Sandacer y Torcás, editado en la oficina y librería de Joseph García Lanza. La licencias están datadas en abril y mayo de 1754. En la portada se anuncia su lugar de venta: << se hallará en Madrid en casa de Mathías Escribano, frente de San Phelipe el Real, y en su puesto en las Gradas, y en Galicia, en la ciudad de Betanzos y dice:

  • Pero si al Arsenal atender quiero
    ¡Poder de Dios! ¿quién mira sin espanto
    el bullicio, el rumor, el batidero
    que tanto golpe da con golpe tanto?
    ¡OH FERNANDO! por esto ver espero
    coronar tu ministro de Amaranto,
    pues para que la Europa esté asombrada,
    el Real de Esteiro basta, y ENSENADA.

  • Allí se están a un tiempo construyendo
    doce naves de tan bella estructura,
    que aunque a velas por gradas va subiendo,
    la admiración no alcanza a su hermosura;
    de el arte es cada cual monstruo estupendo,
    que el primor del ingenio tanto apura,
    que si una sombra suya a ser llegara,
    sobre sus ojos Argos lo estimara.

  • Vencedor es el nombre del primero,
    al segundo llamaron el Glorioso,
    al tercero pusieron el Guerrero,
    al cuarto el Soberano, nombre honroso;
    Eolo al quinto; Oriente al que número
    sexto; Aquilón al séptimo furioso;
    al octavo Neptuno, y al noveno
    Magnánimo, y Gallardo al que es deceno.

  • El nombre de el undécimo es Brillante,
    Héctor el del duodécimo, mas viendo,
    que el primor es en todos semejante,
    si es que a su perfección hermosa atiendo,
    por más que sus diversos nombre cante,
    diferencia de nombre la comprendo,
    pues todos son, al fin, en todo hermanos,
    Vencedores, Guerreros, Soberanos.

  • Estos, monstruosamente portentosos,
    son los doce gemelos, tan hermanos,
    que no están unos de otros envidiosos;
    pues no hay del uno al otro exceso vanos,
    todos son de una línea primorosos,
    tan iguales, tan fuertes, tan ufanos,
    que en ellos, para empresas singulares,
    tiene España desde hoy los doce pares.

  • Quiera Dios, gran Marqués, que de esta Armada
    las naves en las playas más remotas
    celebrando el favor de la ENSENADA,
    vuelvan de honor cargadas y de flotas;
    porque así como España acrecentada
    te ve tomar tan útiles derrotas (derroteros)
    tanto atento a sus glorias en su porte,
    cortés te adore la española Corte.

Se encargo la misión de vigilar al marqués de la Ensenada al presidente de la Real Chancillería, durante su destierro, quien en sus frecuentes partes a Ricardo Wall, siempre elogiaba al ilustre desterrado.

Por él se sabe que vivía muy modestamente, no permitiendo ninguna manifestación de simpatía, recibiendo muy pocas visitas y llegando al extremo de no abrir muchas de las cartas que se le dirigían, por adivinar que debían llevar dádivas en su interior, de los agradecidos que le testimoniaban su gratitud en la desgracia.

A la muerte de Fernando VI, subió al trono su hermano Carlos III, éste no olvidaba los buenos servicios que le había prestado en Italia y le levantó el destierro y le admitió en audiencia en Aranjuez, siendo recibido con la mayor distinción, por los más ilustres personajes, allí logró la libertad de todos sus colaboradores, que habían caído con él y la reposición en sus cargos.

Habían transcurrido seis años en un destierro inmerecido, esto ocurría en el año de 1760; utilizando sus dotes no pocas veces demostradas, logró hacerse con el favor del duque de Losada favorito del rey y pensó, que con su ayuda llegaría a reemplazar al marqués de Esquilache en el Ministerio de Hacienda.

Éste era odiado por el pueblo, sobre todo al compararlo con la gestión del anterior ministro, que era el marqués de la Ensenada.

Tropezó con la misma piedra, los consejeros del nuevo rey, diferían poco de los anteriores, pues era mal vista su amistad con los Jesuitas, lo que provocó que nuevamente fuera desterrado al día siguiente del motín de Esquilache, en el que algunos le atribuyeron había participado; sobre todo al ser vitoreado por los revoltosos, esto sucedía el dieciocho de abril de 1766.

Fijándosele por residencia la ciudad de Medina del Campo, donde permaneció hasta el final de sus días.

Falleció el dos de diciembre de 1781, muriendo con la muerte del justo; uno de los sacerdotes que asistió a sus últimos momentos, le decía en una carta al marqués de Losada:

  • << En el día 1º de diciembre, a las once de la mañana, se le advirtió que sele aplicaban, como a moribundo, las últimas indulgencias, a que contestó con pleno conocimiento y señales de verdadera disposición. Después se le leyó la recomendación del alma, habiéndole antes preparado con aquellas consideraciones que son propias de quien va a morir. Hecho esto se abrazó al Crucifijo, cuya sagrada imagen besaba muchas veces y estrechaba a su pecho con gran devoción. De rato en rato se le apuntaba alguna palabra piadosa: contestaba a ella, y la contestaba sin apartar los ojos de Jesucristo.
    Admirados todos cuantos le veían, miraba en la suya la dichosa muerte de un justo. A las dos de la tarde de éste día se persignó en la forma que pudo y pronunció en pocas palabras el acto de constricción, dándose golpes de pecho y abrazado devotamente al Crucifijo. Nadie podía asistir a esta escena sin llenarse de ternura y derramar lágrimas. Conservó en entero despejo sus potencias hasta muy poco antes de morir, y en el día 2 de dicho mes de Diciembre, cerca de las dos de la mañana, entregó su alma a Dios......

Fue enterrado en la parroquia de Santiago el Real de Medina del Campo, siendo posteriormente trasladados sus restos en el año de 1869 al Panteón Nacional.

Uno de sus biógrafos dice:

  • <<Al dar una ojeada a las obras que promovió, a sus trabajos, que se extendían a casi todos los ramos de la administración, parece mentira que bastase para tanto la vida de un solo hombre, cuanto más un tercio de ella, que fue el tiempo que dedicó al desempeño de tan graves cargos.

El Padre Isla dice: <<que es el mayor ministro que ha conocido la monarquía desde su erección.

Y Cangas Argüelles le llama << Ministro digno de toda memoria en los anales de la Hacienda española, de cuya probidad y amor al rey y a la patria jamás podrá hacerse el debido elogio.

Una décima decía:

  • La gran Marina española
    a Alberoni debió su ser;
    Patiño la hizo crecer,
    Ensenada la hizo sola,
    Arriaga debilitóla,
    Castejón la atolondró,
    luego Valdés la enfermó,
    y Varela, como experto,
    anunció su fin por cierto,
    y Lángara la enterró.

Por la Memoria elevada al rey sabemos, el estado en que se encontraba la Armada. A continuación transcribimos en el estado en que la dejó, teniendo en cuenta, que cogemos dos años después de su nombramiento y añadimos dos más al de su salida, por considerar que la inercia de los planes, tanto los anteriores como los suyos, no comienzan ni acaban en el mismo instante de su elevación o de su desaparición de la vida pública, sabiendo que sobre todo a su salida, en los arsenales había materiales suficientes, para la terminación y nueva construcción de varios navíos, en todos ello.

1745

  • Real Felipe, de 70, const. en Guarnizo.
    Conquistador, de 70, const. en La Habana.
    Dragón, de 64, const. en La Habana.

1746

  • África, de 70, const. en La Habana.
    Vencedor, de 70, const. en La Habana.

1747

  • Castilla, de 60, const. en La Habana.
    Flora, de 24, const. en La Habana.

1748

  • Tigre, de 70, const. en La Habana.
    Rayo, de 80, const. en La Habana.

1749

  • Fénix de 80, const. en La Habana.

1750

  • Peruano, de 58, const. en Guayaquil.
    Infante, de 70, const. en La Habana.
    Galicia, de 70, const. en La Habana.
    Princesa, de 70, const. en La Habana.
    Galga, de 34, const. en La Graña.
    Gitano, de 24, Jabeque, const. en Cartagena.
    Volante, de 24, Jabeque, const. en Cartagena.
    Gavilán, de 24, Jabeque, const. en Cartagena.
    Liebre, de 24, Jabeque, const. en Cartagena.
    Cazador, de 24, Jabeque, const. en Cartagena.

1751

  • San Fernando, de 70, const. en Esteiro.
    Castilla, de 64. const. en Guarnizo.

1752

  • Asia, de 64, const. en Esteiro.
    África, de 74, const. en la Carraca.
    Perla, de 34, const. en Cartagena.

1753

  • Oriente, de 74, const. en Esteiro.
    Septentrión, de 74, const. en Cartagena.
    Pena, de 26, const. en La Carraca.
    Victoria, de 26, const. en La Carraca.
    Hermiona, de 26, const. en La Carraca.
    Venganza, de 24, const. en La Carraca.
    Flecha, de 22, const. en La Carraca.
    Águila, de 22, const. en La Carraca.
    Júpiter, de 16, const. en La Carraca.
    Mercurio, de 16, const. en La Carraca.
    Dorada, de 38, const. en Cartagena.
    Esmeralda, de 34, const. en Mahón.
    Triunfo, de 30, const. en La Habana.
    Centella, de 24, Jabeque, const. en Cartagena.
    Aventurero, de 30, Jabeque, const. en Cartagena.

1754

  • Castilla, de 64, const. en Esteiro.
    Oriente, de 74, const. en Esteiro.
    Eolo, de 64, const. en Esteiro.
    Magnánimo, de 74, const. en Esteiro.
    Aquilón, de 68, const. en Esteiro.
    Neptuno, de 68, const. en Esteiro.
    Gallardo, de 74, const. en Esteiro.
    Brillante, de 74, const. en Esteiro.
    Firme, de 74, const. en la Carraca.
    Tridente, de 74, const. en Cartagena.
    Atlante, de 74, const. en Cartagena.
    Arrogante, de 74, const. en Esteiro.
    Terrible, de 74, const. en Cartagena.
    Soberbio, de 74, const. en Guarnizo.
    Serio, de 74, const. en Guarnizo.
    Aquiles, de 74, const. en Cartagena.
    San Fernando, de 70, const. en La Graña.
    Volante, de 20, const. en La Habana.
    Ibicenco, de 22, Jabeque, const. en Mallorca.
    Catalán, de 22, Jabeque, const. en Mallorca.

1755

  • Diligente, de 74, const. en Esteiro.
    Monarca, de 74, const. en Esteiro.
    Dichoso, de 74, const. en Esteiro.
    Glorioso, de 74, const. en Esteiro.
    Victorioso, de 74, const. en Guarnizo.
    Ventura, de 28, const. en La Carraca.
    Industria, de 28, const. en La Carraca.
    Liebre, de 28, const. en La Carraca.
    Las Palas, de 44, const. en Esteiro.
    Tetis, de 22, const. en La Habana.
    La Tetis 2ª, de 44, const. en La Habana.
    Juno 2ª, de 34, const. en Cartagena.
    Gamo, de 34, Jabeque, const. en Mallorca.

1756

  • Constante, de 70, const. en Guarnizo.
    Arrogante, de 74, const. en Guarnizo.
    Contento, de 70, const. en Guarnizo.
    Venus, de 28, const. en La Carraca.
    Astrea 2ª, de 34, const. en Cartagena.
    Cuervo Marina, de 22, Jabeque, const. en Mallorca.
    Vigilante, de 22, Jabeque, const. en Mallorca.

Para terminar de apreciar la obra del Marqués de la Ensenada, apuntamos unos datos y ordenes:

El número total de cabillas de hierro que se necesitaban para un navío de 68 cañones eran de 160.000 de todas menas.

El costo de uno de estos buques oscilaba entre el 1.136.000 a 1.252.000 reales. Concretamente, el navío América costó, 1.116.412 reales y 31 maravedís; el costo del Constante fue de 1.251.738 reales y 12 maravedís.

El de un Jabeque de 298 toneladas, con 60 codos de eslora, 52 de quilla, 14 codos y 18 pulgadas de manga, 5 codos y 18 pulgadas de puntal, y 7 codos y 12 pulgadas de plan, con fortificación suficiente, para sostener una batería de 24 cañones del calibre de a 8, su coste era de 65.638 reales, sin incluir la artillería.

Dentro del presupuesto sistemático dictó el 31 de enero de 1748, la Ordenanza de cría, conservación, plantíos y corte de los montes, acompañada de una serie de disposiciones complementarías regulando el arrastre, depósito y cura de las maderas con previsión de su empleo, de forma que entrando en el proyecto la construcción de 50 navíos en ocho años, a la mitad de dicho tiempo, en el de 1752, estaban cortadas y labradas las piezas para 70 navíos de línea y veinticuatro fragatas; en sustitución de la madera cortada se plantaron por orden suya más de dos millones de robles y se registraron los pinares con idea de procurar producción semejante a los de Riga, que estudiaba en Rusia el general conde de Bena de Masserano.

Leyendo esto, la previsión de dos años más tarde de su caída aplicada a la construcción, sinceramente me parece corta, pienso que duró muchos años más, pues sus previsiones eran para muy largo plazo, posiblemente no nos quedaríamos cortos en alargarlo otros tres o cinco años, con lo que el número de navíos y fragatas, más otros buques sería mucho más extenso.

 

Notas a pie de página:
  • (1) Constante 2,º en La Habana en 1731, de 66 cañones. Europa, en La Habana en 1734, de 64 cañones; África, en La Habana en 1732, de 70 cañones; Andalucía, en La Carraca en 1720, de 62 cañones.
    (2) Victoria, en Guarnizo en 1729, de 40 cañones; Fama , sin datos.
    (3) Princesa, en Guarnizo en 1730, de 70 cañones; San Isidro, en Guarnizo en 1728, de 60 cañones; Conquistador, en La Habana en 1729, de 70 cañones; Galga, en Esteiro en 1732, de 56 cañones.
Bibliografía:
  • Datos para un Cronicón de la Marina Militar de España. (Anales de trece siglos de historia naval). Ricardo de la Guardia. El Correo Gallego. Ferrol, 1914.
  • El Buque en la Armada Española. Dirigida por don Enrique Manera Regueyra, y autor de los capítulos VII y VIII. Silex. 1981.
  • El marqués de la Ensenada su vida y su obra. Felipe Abad León. Editorial Naval. Madrid, 1985. 2 tomos.
  • El Panteón de Marinos Ilustres, Trayectoria Histórica, Reseña Biográfica. José Cervera Pery. Ministerio de Defensa. Madrid, 2004.
  • Enciclopedia General del Mar. Ediciones Garriga. Barcelona, 1957. recopilada por el contralmirante don Carlos Martínez-Valverde y Martínez. tomo VI. págs. 280-282.
  • Enciclopedia Universal Ilustrada, Europeo-Americana. Espasa-Calpe. Tomo 57. Madrid, 1927. págs.348-350.
  • Historia de España. Volumen XXVIII, de Documentos III. págs. 78 y 79. Club Internacional del Libro. Madrid. 1987.
  • La Armada española desde la unión de los reinos de Castilla y Aragón. Cesáreo Fernández Duro. Museo Naval. Madrid, 1973. tomos VI y VII.
  • Temas de Historia Militar. (Ponencias del 1er Congreso de Historia Militar. Zaragoza, 1982. Servicio de Publicaciones del Estado Mayor del Ejército. Historia naval siglos XVI a XVIII.
  • Vida de Carlos III. Conde de Fernán Núñez. Librería de Fernando Fe. Madrid, 1898.