Todo a Babor. Revista divulgativa de Historia Naval
» Artículos

El bote salvavidas de Vilanova i la Geltrú Víctor Rojas

Documentación: Ana Mª Panero
Maqueta: Pedro Delgado Gómez
Pulse para abrir una nueva ventana
Pulse para abrir una nueva ventana
Pulse para abrir una nueva ventana
Pulse para abrir una nueva ventana
Pulse para abrir una nueva ventana
Pulse para abrir una nueva ventana
Pulse para abrir una nueva ventana
Pulse para abrir una nueva ventana
Pulse para abrir una nueva ventana
Pulse para abrir una nueva ventana
Pulse para abrir una nueva ventana
Pulse para abrir una nueva ventana
Pulse para abrir una nueva ventana
Pulse para abrir una nueva ventana
Pulse para abrir una nueva ventana
Pulse para abrir una nueva ventana

En 1928 la Sociedad Española de Náufragos llegó a  poseer cuarenta y cuatro botes de salvamento, algunos de ellos ya con motor. Cuando se legalizó la Sociedad, en el año 1887, el Estado español le entregó siete botes insumergibles de doce  que había encargado  a Inglaterra. Este tipo de bote fue el ganador de un concurso convocado 1850 en este país; se presentaron  al mismo 280 proyectos  y el comité de la Royal National Lifeboat escogió el presentado por James Beeching de Great Yarmouth.

Era un bote mixto tipo Beeching-Peake para navegar a remo y vela. De catorce remos, llevaba dos palos, uno en el centro del bote y el otro sujeto a la cámara de proa.

Se pidió a James Peake, maestro constructor de buques en el Arsenal de Woolwich que mejorase el modelo, y por esta razón se llamó a este sistema de construcción  Beeching-Peake. Sus características: era un bote insumergible, llevaba dos cámaras de aire una a popa  y otra a proa, esto  hacía imposible que volcase. El forro interior como el exterior iba en sentido diagonal. Alrededor del casco llevaba, la guirnalda, un cabo formando senos o curvas, donde se sujetaban los náufragos.

Caseta y bote de la Estación de Salvamento de Salcombe, Gran Bretaña, en el año  1869.

Caseta y bote de la Estación de Salvamento de Salcombe, Gran Bretaña, en el año 1869.

Con el  fin de reproducir  este tipo de embarcación que forma parte de la historia marítima de España, nos hemos basado en el bote  “Víctor Rojas” de la Estación de Vilanova i la Geltrú, para la realización de la maqueta. En la actualidad el bote se halla expuesto en el  Museu del Mar de la ciudad, en el edificio del Faro.

Durante el tiempo que existió la SESN en la ciudad,  la Estación contó con tres botes construidos con el sistema Beeching-Peake. El primero de ellos llevaba el nombre del empresario navarro, Esteban Ancil Itoiz, que se encontraba por casualidad en Vilanova  cuando  se celebro la primera junta local, el 30 de enero de 1888. A esta  reunión asistió el inspector delegado de la Sociedad Central de la  SESN: se acordó hacer un estudio sobre la clase de bote de salvamento y  tipo de lanzacabos que se necesitaba para la playa.

El Sr. Ancil era un empresario que había regresado de Cuba donde había conseguido una gran fortuna. Conocedor de la desgracia ocurrida en la ciudad en 1886; la muerte de 22 pescadores en un temporal donde varios barcos de pesca naufragaron, decidió sufragar los gastos que ocasionase la construcción del bote. En el mes de noviembre de 1889 se reunió con el constructor naval Miquel Cardona en los astilleros de Barcelona, donde se firmó el contrato. El bote debía ser  mixto para navegar a remo y a vela; de catorce remos y dos palos. Sus medidas: 11 metros de eslora, 3 de manga y  90 centímetros de puntal.

La tarde del domingo 2 de marzo de 1890 se bendijo la caseta y el bote. La tripulación la formaban treinta marineros a los que se le entregaron unos lazos azules; en las cintas de estos  estaba impreso en letras doradas la fecha y el nombre del bote, Esteban Ancil, en agradecimiento al empresario.

Al fondo, la caseta  de salvamento de Vilanova i la Geltrú, en el año 1889, recibió el nombre de Marina.

Al fondo, la caseta de salvamento de Vilanova i la Geltrú, en el año 1889, recibió el nombre de Marina.

Fue en el año 1924, en el mes de mayo, cuando un instructor de brigadas de la SESN, José María Lourido, hizo una revisión del material existente en la caseta. Al realizar la prueba con el bote salvavidas considero que debía ser revisado por un maestro constructor para ver las posibilidades de reconstruirlo o sustituirlo.

La junta central pidió a Miquel Corbeto, constructor oficial de la sociedad, que construyese un bote de salvamento para la Estación de Vilanova. Corbeto había trabajado con Miquel Cardona y durante todo ese tiempo el constructor había ido perfeccionando el sistema de Beeching-Peake, construyendo los botes con nuevas características. Fue premiado por su trabajo con la medalla de oro de la SESN en el año 1915.

El Virgen del Carmen estaba destinado a la  Estación de Vilanova, pero cuando la comisión de técnicos fue a verlo a los astilleros Corbeto, para dar su conformidad, se encontró  con el Víctor Rojas  de la Estación de Salvamento de l’Ametlla de Mar y les gusto más este. Había siso construido en el año 1917 en estos astilleros y ahora se encontraba en los talleres para colocarle un  motor de 40 caballos. Fue a partir de esta decada cuando se empezaron  a poner motor a los botes  de salvamento pues se daba la paradoja de que  llegaban  antes a auxiliar a los náufragos las barcas de bou que ya funcionaban con motor que los botes salvavidas.

El Víctor Rojas se encuentra expuesto en el Museu del Mar, en el edificio del Far de Vilanova i la Geltrú.

El Víctor Rojas se encuentra expuesto en el Museu del Mar, en el edificio del Far de Vilanova i la Geltrú.

El presidente de la junta local de Vilanova, Vegas Martínez, se dirigió al secretario general de la SESN, Pedro de Novo, para informale de que tenía mejores cualidades para la playa de Vilanova el bote Victor Rojas. Aceptó el secretario la propuesta, el Virgen del Carmen fue enviado a Málaga y el Victor Rojas fue remolcado el uno de agosto a la playa de Vilanova.

Era un bote mixto tipo Beeching-Peake para navegar a remo y vela. De catorce remos, llevaba dos palos, uno en el centro del bote y el otro sujeto a la cámara de proa. Sus medidas: 11 metros de eslora, 2,70 de manga y 0,80 de puntal. La recepción oficial se celebro el 12 de octubre de 1924, en el salón del Gremio de Pescadores de la ciudad.

En el discurso de presentación el Sr. Vegas hizo referencia a otro bote de salvamento que la junta central había donado a la estación, el Heroica Rosario. Este bote al igual que los otros era tipo Beeching-Peake de 7 metros de eslora, 2 metros de manga y 0,60 metros de puntal.

El Heroica Rosario en la procesión maritima de la Virgen del Carme, 1942.

El Heroica Rosario en la procesión maritima de la Virgen del Carme, 1942.

 

Maqueta realizada a escala 1/10 . Se han tardado 7 meses en su construcción.

Bibliografías:
Darch, Malcolm: “Modelling Maritime history”. Vermont, USA, 1988.
Diario de Villanueva y  Geltrú. 1924.
Els nostres fotògrafs- Ramir Horro i López. Arxiu Comarcal del Garraf.2006.
Junta Local de Salvameto de Náufragos de Villanueva y Geltru. España Marítima, Nº 26.1928.
La Vanguardia, 1888-1924.
La Veu de Catalunya. Núm. 44, 1891.
150 anys de la primera pedra  Parròquia Immaculada Concepció, 2004.

A&P modelismo

 

© TODO A BABOR. HISTORIA NAVAL