Palo Mayor, del navío Santa Ana. (Apuntes)

Tal y como hemos comentado con el palo de mesana, tomaremos también la referencia de los mástiles del navío Santa Ana.

Acotando que este navío salió del Astillero de Esteiro con la arboladura correspondiente a los del tipo Concepción, y que en Pruebas de Mar realizadas en 1784 por Dn. Félix de Tejada, quien asentó en su informe, Que la longitud de los palos era excesiva, dando una escora alta, lo que impedía el uso de la batería de sotavento con vientos frescos, especialmente si se unía algo de mar, por lo cual proponía una arboladura mas proporcionada. Y fue el propio Romero Landa, quien las modifico, disminuyéndolos.

A continuación un extracto de la tabla de medidas modificadas, concernientes al palo mayor, transcrita de la obra de Juan García Aguado.

Denominación Diámetros
Pulg.-lin. (m)
Longitud
pies-pulg. (m) 
Calcés
pies-pulg. (m)
Palo Mayor  47-8 (1,11) 149-10  (41,74) 20-4 (5,66)
Mastelero Mayor 24-3 (0,56) 81-6   (22,70)  9-7 (2,66)
Mastelero Juanete Mayor 12-6 (0,29)  57-8   (16,07)  23-6 (6,54)

Como podemos ver, extraordinarias longitudes y diámetros, que hasta nos hacen preguntarnos, si era realmente posible que en combate, un palo macho pueda ser destrozado por una bala de cañón. Obviamente la respuesta es si, (solo basta leer el parte de daños que don Cayetano Valdés, comandante del navío Neptuno hace a don Federico Gravina, en donde entre otras muchas, menciona… atravesado el palo mayor en cinco partes), pero creo que  no tan frecuente y fácil como se pinta.

Aunque estos comentarios son muy interesantes, me he escapado un poco del objetivo fundamental, que como siempre va dirigido a los amigos maquetistas. El palo macho, era de una estructura de muy alta resistencia, compuesto de varias piezas, según Timoteo O´Scalan, por no haber árbol cuyo tronco sea suficiente para sacarlos enterizos. Partiendo de una mecha central, que es la principal sobre la que se forman adosados a esta con las llamadas gimelgas de cuerpo ó cuchillo (No confundir con la gimelga de frente ó  de proa), que son piezas largas de madera, de figura triangular, con que se rellenan los ángulos  y se completa la circunferencia del palo macho en la parte que falta a las contramechas y tapas, unidas fuertemente con los zunchos de hierro. Luego las gimelga de proa amadrinada al palo, suministrando no solo la protección del palo al roce de la verga, sino también para producir en total mayor resistencia.

Lo que si es muy común, es leer heridas sufridas del palo mayor. Es muy comentado  que durante la batalla de Trafalgar, el Santísima Trinidad, no fue desarbolado, pero que sus mástiles fueron tan seriamente heridos, que con el  mayor se vieron obligados a cortarlo.

Si analizamos la longitud del palo mayor ó palo macho del mayor, notaremos que 41,74 metros nos parecen algo inmenso, de verdad que lo es, pero debemos recordar, que desde la carlinga del palo, hasta la cubierta de la toldilla, este no es visible, y corresponde a casi 59 pies esto es, unos 16,5 metros, que restados de la longitud total nos  entrega  25,24 metros desde la dicha cubierta hasta la mecha donde se coloca el tamborete.

Esta es la medida con las que podemos hacer las comprobaciones en nuestra maqueta del Santa Ana.

Sección del palo macho del Santísima Trinidad

Aunque  en la figura anterior, y según J.D. Harbron corresponde a una sección del palo mayor del navío Santísima Trinidad, es válida para que visualicemos como se forma un palo macho.

Ya hemos anotado el diámetro del palo macho del navío Santa Ana, que en su mayor magnitud es de 1,11 metros. Es muy probable que el palo macho del mayor, este conformado con una sección similar a la mostrada para el Santísima Trinidad.

Otro componente  interesante de conocer es la carlinga del palo, que como sabemos es el asiento establecido solidamente de una pieza de madera con escopleadura para engastar la mecha del palo, o la coz, que no es mas que la mencionada alma o madre.

En fotos siguientes se aprecia con un detalle excelente tanto la carlinga, como un palo macho, que aunque en este caso no corresponden al del navío Santa Ana, nos ilustran de las formas.

Carlinga del palo mayor del Santa Ana

Carlinga del galeón Wasa