Martes , 6 diciembre 2016
Home / Historia naval / Armada / El bergantín San Antonio contra los corsarios británicos

El bergantín San Antonio contra los corsarios británicos

Ataque a un bergantín del siglo XVIII

Como estoy un poco harto de leer las bravuconadas en la mar de los hijos de la Gran Bretaña voy a barrer un poco para casa y contar las “machadas” de los nuestros, porque si no las contamos nosotros ¿quién lo va a hacer?. La Gaceta de Madrid del 11 de julio de 1800 relataba el épico combate del bergantín de S.M. San Antonio contra dos buques ingleses, a los que capturó en inferioridad de condiciones tras un sangriento enfrentamiento:

El comandante general de marina de la Habana avisa que las goletas corsarias inglesas el Aguila, de 14 cañones, con 70 hombres, y la Hopp, de 10 obuses [seguramente carronadas] y 4 cañones, con 56 hombres, han sido apresadas por el bergantín de guerra San Antonio, de 16 cañones con 105 hombres, después de cuatro horas y media de un obstinado combate presentado por ambos corsarios auxiliados de dos botes armados, al bergantín que se hallaba fondeado en Cayo Blanco, adonde había perdido su lancha. Como la superioridad de fuerzas de los enemigos, y el empeño con que manifiesta siguieron el combate, lo largo del espacio que duró, y los muchos individuos que perdieron, entre ellos ambos capitanes, son evidentes pruebas, así de la bizarría y denuedo de la tripulación del San Antonio, como de la atinada conducta de su comandante el teniente de fragata Don Joseph Cabrera, acreditada ya en la defensa que en el puerto de Truxillo hizo a las órdenes del comandante del bergantín Resolución Don Francisco Oarrichena, con el citado San Antonio y muchos de los individuos que componen su tripulación, se ha dignado el Rey ascender a Cabrera y a su segundo Don Manuel Martín Mateo a sus clases inmediatas, y acordar proporcionalmente a los demás individuos de la tripulación y guarnición otras gracias, extendiéndose alas viudas, huérfanos y padres de los que han fallecido en esta acción.

Como vemos, los corsarios ingleses sumaban 126 hombres y tenían el doble de piezas de artillería que los españoles. Aun así en aquellos duros tiempos había en la Real Armada y en nuestra flota corsaria hombres muy tenaces y bien capacitados para llevar a cabo gestas como esta, a pesar del tópico que nos endosan algunos escritores de “todo a cien” anglosajones.

  • Fuente: Gaceta de Madrid
  • Imagen: Fragmento del cuadro del guardacostas Surveyor contra el abordaje de la dotación del HMS Narcissus, cabo Glouceste, Virginia, 12 Junio 1813

Por Todo a babor

Me llamo Juan y soy el administrador de Todo a babor. Llevo desde 2003 dando a conocer la historia naval, de una forma divulgativa, sin pretensiones de ningún tipo y tratando de hacerlo de la manera más amena posible.

También le puede interesar

Corbeta Les Amis, pintado por Frederic Roux.

La corbeta Castor a la caza del corsario inglés

La semana pasada seguimos las andanzas de la corbeta Orue y la Castor, aunque esta …