Viernes , 9 diciembre 2016
Home / Pinturas navales / Pintura: Caza general

Pintura: Caza general

Captura de mercantes de 1780 por parte de la escuadra española

Uno de los mayores desastres navales que La Gran Bretaña ha sufrido a lo largo de la Historia a manos de la Real Armada fue la captura del gran convoy del 9 de agosto de 1780, durante la guerra de independencia de los EEUU.

Alertado el Conde de Floridablanca, por los espías españoles en Inglaterra, de la partida de un doble convoy inglés destinado a reforzar a sus tropas en ultramar, se puso en aviso al General Don Luis de Córdoba que se mantenía en misión de vigilancia en el estrecho de Gibraltar, con una escuadra compuesta por 27 navíos de línea, 4 fragatas y otras unidades menores, y reforzado por otros 9 navíos y 1 fragata franceses.

La escuadra combinada se adentró en el Atlántico en busca de tan suculenta presa, y el día 9 de agosto una fragata española localizó al convoy dando la alarma. Se contaron 58 velas, 55 de ellas transportes armados, casi todos fragatas (5 de ellas “Indiamen”), más una pequeña escolta compuesta por un navío de línea y dos fragatas, que se dieron a la fuga al ver lo que se les venía encima. El resto de los ingleses intentaron huir en desbandada, pero tras la orden de Córdoba de “caza general” fueron capturados uno a uno sin apenas hacer un disparo hasta caer la noche.

En total se apresaron 52 barcos, a saber: las 5 Indiamen, 31 fragatas más, 10 bergantines y 6 paquebotes. Además se hicieron prisioneros a 1.350 marinos, 1.357 militares de infantería y 286 civiles. Así como un botín de 296 cañones, 80.000 mosquetes, 3.000 barriles de pólvora, equipación para 12 regimientos, ingentes provisiones de todo tipo para los ejércitos coloniales, y un millón de libras esterlinas en lingotes y monedas de oro. Como es lógico, al llegar a Londres la noticia del desastre, la bolsa cayó estrepitosamente provocando un perjuicio crucial en las finanzas que Gran Bretaña mantenía para sostener sus guerras en ultramar.

Las cinco fragatas Indiamen capturadas pasaron a engrosar las filas de la Real Armada.

Por Carlos Parrilla

Carlos es nuestro pintor de cabecera. Podéis ver una selección de su trabajo en Todo a babor o en su web: http://carlosparrillapenagos.es

También le puede interesar

Navío Santísima Trinidad embocando la bahía. Pintura de Carlos Parrilla

Embocando la bahía (pintura)

Miniatura sobre tabla de madera en la que se ve al navío Santísima Trinidad recién botado …