Martes , 6 diciembre 2016
Home / Pinturas navales / Combate en Cienfuegos

Combate en Cienfuegos

Combate en Cienfuegos durante la Guerra de Cuba de 1898

Durante la Guerra de Cuba no todo fueron derrotas, a pesar de lo que se piensa. Hay una serie de combates olvidados que acabaron con el triunfo de nuestras armas. Si bien estas modestas victorias fueron eclipsadas por la derrota de Santiago de Cuba y la rendición final, es justo que se saquen a la luz como el caso que nos ocupa.

Animado por el historiador e investigador naval Santiago Caro he pintado la acción que se desarrolló durante el 13 de junio de 1898 frente al puerto de Cienfuegos cuando el pequeño cañonero “Diego Velázquez”, comandado por el Teniente de Navío de Primera Clase Don Juan de Carranza y Reguera, se enfrentó al crucero auxiliar americano “Yankee” de mucho mayor porte y armamento.

Eran las 12,30 cuando Carranza, después de dejar atrás el canal de Cienfuegos con su barco en zafarrancho de combate, se lanzó valientemente contra el enemigo para cortarle el paso. El “Yankee” era un crucero auxiliar de 6.900 toneladas de desplazamiento y armado con diez piezas de 127mm y seis de 57mm, al que los españoles iban a combatir con su cañonero de 200 toneladas y cuatro piezas, dos de 57mm y dos de 37mm.

Carranza enfiló directamente hacia el enemigo haciéndole creer que estaba provisto de tubos lanzatorpedos y provocando que éste maniobrara para evitar su supuesto lanzamiento. El comandante español dio órdenes de maniobrar en zigzag y cambiar de velocidad para dificultar los cálculos de los artilleros americanos. A eso de las dos de la tarde el “Yankee” abrió fuego quedando su andanada larga.

Seguidamente el “Diego Velázquez” respondió con su artillería, ofreciendo constantemente el menor blanco posible al enemigo. Al ser más ágil el cañonero español siempre se adelantaba a las maniobras del “Yankee”, cuando el crucero se ponía de costado el español le ofrecía la popa, y cuando el americano le enfilaba de proa, el español se ponía de costado. Así transcurrió una hora de fuego a diestro y siniestro en el que el “Diego Velázquez” encajó dos impactos que no supusieron más que algunos heridos leves y contusos, a cambio el “Yankee” fue alcanzado varias veces por la artillería española provocándole un incendio a popa y un herido grave, según versión americana.

El “Diego Velázquez” combatió retirándose hacia puerto, ya que no podía medirse de igual a igual con tal enemigo, y cuando estuvo a resguardo de las baterías de costa el “Yankee” se retiró.

Posteriormente el comandante americano, Willard H. Browson, informó que se había enfrentado al cañonero “Galicia”, de mucho mayor porte, al que según él había dejado muy mal parado y al que no pudo rematar por culpa de la mala visibilidad a causa el humo de los cañones. Curioso.

Por Carlos Parrilla

Carlos es nuestro pintor de cabecera. Podéis ver una selección de su trabajo en Todo a babor o en su web: http://carlosparrillapenagos.es

También le puede interesar

Navío Santísima Trinidad embocando la bahía. Pintura de Carlos Parrilla

Embocando la bahía (pintura)

Miniatura sobre tabla de madera en la que se ve al navío Santísima Trinidad recién botado …