Domingo , 11 diciembre 2016
Home / Historia naval / Apuntes / Esos trapicheos con los botines

Esos trapicheos con los botines

Ataque corsario

El 11 de marzo de 1805 Godoy comunicó al Ministro de Hacienda la siguiente Real Orden:

“En el Manifiesto de 14 de diciembre último, expedido por el Ministerio de Estado con motivo de haber resuelto el Rey hacer la guerra a la Inglaterra, se dice que S.M. renuncia a favor de los apresadores cualquiera parte del valor de las presas que en otras ocasiones se haya reservado; de modo que las disfruten sin descuento alguno; esto es, sin que se les exijan derechos algunos por la introducción de los efectos apresados.

Parece que no se ha entendido así en las aduanas de los puertos de mar, y lo comprueba el recurso que por conducto del Comandante militar de la provincia de Algeciras me ha dirigido D. Juan Barhen, armador del corsario nombrado el Poderoso, manifestando que como en ningún tiempo ha tomado el Rey otra parte de las presas sino los derechos de introducción de géneros apresados, y estos los renuncia ahora expresamente S.M.; se hace preciso declararlo terminantemente, para que los comisionados de Rentas, tanto en Algeciras como en los demás puertos, obren en consecuencia de dicha soberana resolución, y no exijan derechos algunos, como hoy se practican. Y siendo en efecto la Real voluntad que no paguen derechos algunos los efectos apresados, lo aviso a V.E. para que de las ordenes que corresponden por el Ministerio de Hacienda de su cargo, disponiendo la notoriedad de esta gracia para la inteligencia de los interesados.”

Ya ven, como modo de animar a que los armadores armaran más corsarios se disponía esta orden. También nos damos cuenta de la farragosa burocracia que echaba para atrás a más de uno. Me hace gracia lo de “Parece que no se ha entendido así en las aduanas de los puertos de mar” como una forma de decir que dejen de trapichear y no tengan tanta cara los aduaneros cobrando algo que no debían cobrar.

  • Fuente: Gaceta de Madrid del 22 de marzo de 1805

Por Todo a babor

Me llamo Juan y soy el administrador de Todo a babor. Llevo desde 2003 dando a conocer la historia naval, de una forma divulgativa, sin pretensiones de ningún tipo y tratando de hacerlo de la manera más amena posible.

También le puede interesar

Corbeta Les Amis, pintado por Frederic Roux.

La corbeta Castor a la caza del corsario inglés

La semana pasada seguimos las andanzas de la corbeta Orue y la Castor, aunque esta …