Navío España

Nombre común: España Porte del navío
Nombre oficial: Santiago la España
Porte: 64 cañones
Botado en: La Carraca, 1757

» Historial del navío.

         Navío de 64-68 cañones conocido como Santiago la España. Construido en el arsenal de La Carraca por Mateo Mullan por el sistema de construcción de Jorge Juan, (ver navío Eolo). Botado el 1º de junio de 1757.

         Sus dimensiones en pies de Burgos eran las siguientes: 171 pies de eslora, quilla limpia de 153 pies y 6 pulgadas, manga de 45 pies y dos pulgadas, puntal 20 pies y 8 pulgadas, plan de 22 pies y 7 pulgadas, calado a popa de 23 pies, a proa de 20 pies y 6 pulgadas, desplaza 1.190 toneladas y llevaba de lastre 1.600 quintales de hierro (datos de 1805).

         El 29 de junio de 1760 zarpa de Cádiz como nave almiranta de la Flota de Nueva España mandada por el teniente general don Carlos Reggio y Gravina. Regresa a Cádiz el 13 de septiembre de 1761 (ver navío Dragón).

         En enero de 1762 se encontraba en la bahía de Cádiz con otros 12 navíos, varias fragatas y menores (ver navíos Rayo y Real Fénix). En noviembre de 1763, acabada la guerra con Gran Bretaña, se encontraba en la bahía de Cádiz (ver navío Real Fénix).

         El 24 de febrero de 1765 zarpa de Cádiz como capitana de la Flota de Nueva España, que estaba al cargo del jefe de escuadra don Agustín de Idiaquez y Borja. Como nave almiranta iba el navío San Carlos, y gobierno el navío Castilla, además de 12 mercantes. Entran en Veracruz con géneros y azogues el 15 y 16 de mayo. Para su regreso a Cádiz, zarpan de Veracruz el 19 de noviembre de 1766 y entran en La Habana el 14 de diciembre. El 12 de enero de 1767 zarpan de La Habana y entran en Cádiz los tres buques de guerra el 13 de marzo, acompañados de los navíos de registro El Buen Consejo (a) Oriflame, La Perla, La Confianza, la fragata sueca fletada General Bankualbacs y el Nuestra Señora de los Dolores, de la Compañía Guipuzcoana de Caracas. Con esta flota llegaron diversos géneros y 16.233.504 pesos fuertes.

         Al mando del capitán don Felipe Montes, el 22 de diciembre de 1768 zarpa de Cádiz como capitana de la Flota de Nueva España, mandada por el jefe de escuadra  don Francisco Javier Everardo Tilly, marqués de Casa Tilly, y compuesta además por el navío Dragón, almiranta, y nueve mercantes, nombrados Toscano, Aquiles, Neptuno, San Rafael, Pastora, Perla, Santa Ana, Jasón y Nuestra Señora del Rosario. Desembarcaron en Veracruz 6.000 quintales de azogue, 10 cañones de a 24 libras y 12 de a 16 libras. Durante su permanencia en La Habana estuvo por un corto tiempo al mando del capitán de navío don Antonio Osorno y Herrera. El 27 de abril de 1770 zarpan de Veracruz rumbo a La Habana para hacer escala, zarpando el 4 de junio de 1770 y llegan a Cádiz el 22 de julio de ese año, llevando a bordo 1.858.784 pesos en plata por cuenta de S.M., y catorce millones en oro y plata de particulares, en total 16.090.320 pesos fuertes.

         A primeros de 1771 realizó viaje a América, haciendo en las Antillas transporte de tropas y protección del tráfico.

         El 8 de mayo de 1776 zarpó de Cádiz al mando del capitán de navío don José de Urrutia con la insignia del jefe de escuadra don Antonio de Ulloa, rumbo a Veracruz, por lo tanto era la nave capitana de la Flota de Nueva España, acompañado del navío Dragón (almiranta), en lo que sería la última flota de Indias, la encargada de transportar la plata de América. Su segundo era el capitán de fragata don Antonio Parte Arroyo, siendo el resto de oficiales el capitán de fragata graduado don Joaquín de Aranda (piloto mayor de la Flota), los tenientes de navío don Juan de Antúnez y don Pedro Winthuyssen y los tenientes de fragata don Sebastián Canet, don Ángel Dionisio Rivera y don José Zerquero. Escoltaban a 15 mercantes y los dos navíos tenían 560 hombres de dotación cada uno.

         En julio de 1777 comienza el reconocimiento del navío en Veracruz. Los daños en el forro del navío España eran de poca consideración y fueron reparados sin dificualtad, no así en el Dragón que estuvo en obras hasta mediados de noviembre de ese año.

         El 16 de enero de 1778 zarpa de Veracruz con el navío Dragón y sólo los mercantes San Cristóbal y Victoria, puesto que el resto habían sido enviados a España como buques sueltos de registro. De La Habana zarpan los navíos San Lorenzo y Ángel de la Guarda con las fragatas Santa Cecilia y Santa Bárbara y el 8 de febrero se unen a los buques de Ulloa para darles escolta, entrando todos juntos en La Habana el 13 de febrero.

         A causa de la amenaza de guerra con Gran Bretaña tenía órdenes Ulloa de regresar a Cádiz con celeridad. Había reunidos en los dos buques de guerra (capitanía y almiranta de la Flota) 21.960.002 pesos en oro, plata, cobre, grana y otros productos. En La Habana se repartió este tesoro entre otros dos buques de guerra que se incorporaron a la Flota, el San Lorenzo y el Angel de la Guarda. Zarparon de La Habana el 9 de marzo de 1778 (1 de marzo, según Pérez-Lila, página 325) la capitana y almiranta, los dos navíos mencionados y las fragatas Cecilia y Bárbara. También acompañaron a la Flota la balandra Nuestra Señora del Carmen y el bergantín Renombrado hasta la salida del Canal de Bahama, regresando después a La Habana para informar.  Siguiendo una ruta infrecuente llegan a Santa Cruz de Tenerife el 20 de mayo y entraron en la bahía de Cádiz el 29 de junio. El 4 de julio desembarcó Ulloa y la escuadra de cuatro navíos y dos fragatas quedó disuelta, siendo estos buques destinados a la escuadra de don Luis de Córdoba. A finales de julio de 1778 zarpan los dos navíos de Cádiz para dirigirse a El Ferrol. La Flota desembarcó en Cádiz 1.683.921 pesos de plata por cuenta de S. M. y 10.098.355 de pesos de particulares.

         Entre junio y septiembre de 1779 estuvo en la primera campaña del Canal, con la escuadra del teniente general don Luis de Córdoba, perteneciendo a la escuadra de El Ferrol al mando de don Antonio de Arce. Con la misma escuadra de Córdoba, se encuentra en las operaciones del bloqueo de Gibraltar en 1780; en 1781 en la segunda campaña del Canal de la Mancha, en septiembre de 1782 en el bloqueo de Gibraltar durante el ataque de las baterías flotantes y en la batalla de Cabo Espartel el 21 de octubre de 1782.

         En julio de 1785 entró en Cádiz con caudales y diversos géneros procedente de Veracruz y La Habana.

         En 1793, al mando del capitán de navío don Benito de Lira y Zúñiga, es armado en Cádiz y enviado a la escuadra del teniente general don Francisco de Borja para la campaña de Cerdeña (ver Real Carlos).

         En mayo de 1795, al mando del capitán de navío don Miguel de Orozco, acompañado por la urca Cargadora, al mando del teniente de navío don Pedro Albarracín, sale de Cádiz para llevar azogues a Veracruz escoltando a 16 mercantes (¿24?). Fondearon el 19 de junio en la rada de Aguadilla, Puerto Rico, donde desembarcan tropas, 46 hombres para el Regimiento Fijo, y pertrechos, zarpando el día 30 de ese mes rumbo a Santo Domingo para desembarcar artillería y otros pertrechos. Siguieron rumbo a Veracruz para desembarcar el azogue que llevaban a bordo. En septiembre de 1795 zarpa de Veracruz con caudales (dos millones de pesos en plata amonedada y otros dos millones en mercancías) rumbo a La Habana acompañado del navío San Pedro Alcántara. En el puerto cubano se reunieron con otros navíos (San Julián, San Juan Bautista y fragata Santa Rosa), zarpando todos rumbo a Cádiz. A finales del año 1795 hizo viaje hacia Trieste con la fragata Venganza.

         En 1796 se encontraba en Cádiz con la escuadra del Océano. Ante la falta de tripulaciones fue desarmado para tripular y equipar al resto de la escuadra.

         Con la escuadra del teniente general don José de Mazarredo estuvo, entre 1797 y 1799, bloqueado en el puerto de Cádiz por la escuadra británica mandada mandada por el almirante John Jervis. En marzo de 1797 salió del dique del arsenal de La Carraca, donde había sido carenado, siendo cargado con los azogues llevados por el navío Santo Domingo. En mayo de 1799, antes de la salida de Mazarredo con la escuadra para unirse a la del francés Bruix, tomó la tripulación del navío España y otras unidades para completar las dotaciones de su escuadra, por lo que no zarpó rumbo a Veracruz como estaba previsto.

         En el tercer dique del arsenal de La Carraca fue carenado en 1803.

         El 16 de enero de 1805 se ordena la habilitación en Cádiz de 12 navíos para zarpar en el mes de marzo. Entre ellos estaba el navío España, armado para la ocasión con 26 cañones de a 24 libras, 28 de a 18 libras, 10 de a 8 libras, 6 obuses de a 30, 4 de a 4 y 10 carronadas de a 32 libras. A mediados de febrero se da su mando al capitán de navío don Bernardo Muñoz y su segundo el capitán de fragata don Juan Coronado. A primeros de marzo se encontraban listos sólo seis navíos, zarpando el 10 de abril los buques españoles puestos al mando del teniente general don Federido Gravina, siguiendo la estela de la escuadra francesa al mando de Villeneuve rumbo al Caribe.

         De regreso a Europa combate en la batalla de Finisterre el 22 de julio de 1805 contra la británica de Robert Calder, quedando muy dañado y con 28 bajas, de ellos cinco muertos. (ver observaciones).

         Después de la batalla llega la escuadra a Vigo, quedando en puerto con el navío América, siendo su tripulación repartida entre los navíos de la escuadra de Gravina. (ver observaciones).

Es dado de baja en 1807. Por un Real Decreto fechado en Madrid el 10 de junio de 1808 se ordena su desguace por inútil para el servicio.

  • Por Santiago Gómez. Bibliografía
    Archivo General de Indias, ESTADO,16,N.15
    A.G.I., ESTADO,23,N.39
    A.G.I., ESTADO,66,N.40
    Archivo General de Simancas, SGU,3137,92
    Archivo Histórico Nacional, CONSEJOS,20218,EXP.2
    Revista de Historia Naval, año 2000, nº 72, Antonio de la Vega Blasco, "La infraestructura naval en el Siglo de las Luces".
    R.H.N., año 2003, nº 82, José Quintero González, "La Administración y los técnicos de alta cualificación en La Carraca".
    José Quintero González, "La Carraca. El primer arsenal ilustrado español, 1716-1776".
    José Ignacio González-Aller Hierro, "La campaña de Trafalgar. Corpus Documental".
    VV.AA., "Modelos de arsenal del Museo Naval".
    Miguel M. Lerdo de Tejada, "Apuntes históricos de la heróica ciudad de Veracruz", Tomo III, México, 1858.
    Alberto Orte Lledó, "El jefe de escuadra Antonio de Ulloa y la Flota de Nueva España, 1776-1778".
    Francisco de Solano Pérez-Lila, "La pasión de reformar. Antonio de Ulloa".
    Francisco de Paula Cuadrado, "Elogio histórico del Exmo. Sr. Don Antonio de Escaño".

» Dimensiones.

En 1805
En pies de Burgos (y pulgadas):
- Quilla limpia: 153, 6''
- Manga: 45, 2''
- Eslora: 171
- Puntal: 20, 8''
- Plan: 22, 7''
- Toneladas: 1.190
- Cala de popa: 23
- De proa: 20, 6''
- Diferencia: 2, 6''
- Batería al medio: 6, 4''
- Quintales de lastre en hierro: 1.600
- En zahorra: 6.000
- Quebranto: 14''
(CDT)
 
 

» Artillería.

En 1805
26 cañones de a 24 libras
28 de a 18
10 de a 8
6 obúses de a 30
4 obúses de a 4
6 carronadas de a 32
(CDT)
 
 

» Dotaciones.

En 1776
560 hombres.
En la batalla de Finisterre
- Oficiales de guerra: 10
- Oficiales del Ejército: 2
- Guardiamarinas: 2
- Oficiales mayores: 10
- Oficiales de mar: 26
- Tropa de infantería: 151
- Tropa de artillería: 37
- Artilleros de mar: 51
- Marineros: 109
- Grumetes: 55
- Pajes: 11
Total dotación: 464 tripulantes.
De transporte: 314 soldados de los regimientos de Irlanda y Texas.
Total: 778
(CDT)

» Imágenes del navío.

Pulse para ampliar
De momento no tenemos imagenes.

 

Observaciones.

En la batalla de Finisterre el navío tuvo de balazos 4 a pie y medio a la lumbre del agua, 5 en la batería de entrepuentes, y 21 en combés, alcázar y castillo. Estos disparos causaron el desfondado de un bote y la lancha, calcés del palo de mesana atravesado de parte a parte, jimelga de respeto de palo mayor, verga de sobrecebadera, un puntal, una cureña de a 18, sin contar los infinitos balazos cuyo efecto sólo fue de averías en cabullería y velamen. Sufriendo 5 muertos (de infantería de Irlanda, Córdoba y Texas), 7 heridos gravemente, y 16 heridos leves y contusos.

A mediados de octubre de 1805 el navío se encuentra reparado en lo más urgente, pero sólo dispone de 291 tripulantes y no puede hacerse a la mar. Le faltaba 221 tripulantes.