Todo a Babor. Revista divulgativa de Historia Naval
» Listado de los Navíos de Línea

Navío Incendio

Nombre común: Incendio Porte del navío
Advocación de: San Lorenzo
Porte: 50/58 cañones
Botado en: La Habana, 1725

» Historial del navío.

Navío armado con 50 a 58 cañones y construido en el arsenal de La Habana por D. Pedro Torres en 1725 para la Armada de Barlovento. Como era habitual, recién botado realizó viaje a Cádiz para terminar su alistamiento y realizarle las necesarias revisiones.

A raiz de los informes presentados por el teniente general D. Baltasar de Guevara a su llegada a España, se acordó el envío al Caribe de varios navíos para actuar como guardacostas. Los primeros que se mandaron desde Cádiz fueron los navíos Incendio y Potencia al mando del jefe de escuadra D. Miguel de Sada y Antillón, conde de Clavijo, para proteger el comercio español en el litoral entre Cartagena de Indias y Portobelo. Allí se unieron a dos balandras para arrestar a todo buque navegando o anclado a lo largo de la costa y que estuvieran realizando contrabando.

El gobierno británico mandó a las mismas aguas a una fuerte escuadra al mando del almirante Francis Hosier que hizo fracasar la feria de Portobelo en 1726 al bloquear a la Flota de Galeones de Tierra Firme, impidiendo la actuación efectiva de los navíos del conde de Clavijo. Mientras tanto, buques holandeses y británicos comerciaban a sus anchas, saturando el mercado de productos.

A pesar de ello los dos navíos del conde de Clavijo consiguieron algunos éxitos. Capturaron un navío francés y las fragatas holandesas Sara Galey, Jardín de Tritón y Dragón en Ocumere y Chuao, hundiéndose la última. En la bahía del río Sinú rindieron a la fragata holandesa Neptuno, cuyo capitán y algunos oficiales murieron en el combate.

Una de las más famosas acciones de estos guardacostas fue la captura de la fragata holandesa San Francisco en la costa de Tierra Firme. Este buque pertenecía a una flotilla de cuatro fragatas holandesas que se habían enviado a primeros de 1726 al océano Pacífico. Capturadas las otras tres, la última pasó a Tierra Firme y fue también capturada.A pesar de los intentos del británico Francis Hosier por capturar la Flota de Galeones, su comandante, el jefe de escuadra D. Francisco Javier Cornejo, la mantuvo a salvo hasta 1728. A primeros de ese año se despacha a Cádiz al navío Incendio, al mando del capitán D. Jacinto Ferrero Serrano, conde de Bena Maserano, para informar de la situación de la Flota de Cornejo.

A pesar de haber terminado la guerra, la corte española no se fia de las intenciones británicas y decide enviar una escuadra de cuatro navíos para escoltar la Flota de Galeones a Cádiz. Otra escuadra de tres navíos al mando del capitán de navío D. Domingo Justiniani zarpa de Cádiz el 8 de mayo y se une a la anterior. A esta última formación se incorpora el navío Incendio que llega a Cartagena de Indias el 9 de julio.

El navío Incendio permanece en Tierra Firme continuando su labor de guardacostas. En febrero de 1729, todavía al mando del conde de Bena Maserano, captura cerca de Portobelo a la fragata holandesa Señora Sara, armada con 22 cañones y con un rico cargamento de ropas, oro y diamantes valorado en más de 200.000 pesos, siendo ncorporada a la Armada Real. El escritor Celestino Andrés Arauz dice que el valor de la carga era de 433 pesos en diamantes, 15.070 pesos y 7 reales en oro y 187.394 pesos y 257 reales en otras mercancías.

Ese mismo año de 1729 regresa a Cádiz cargado de caudales junto al navío Estrella de Mar, alias Sanguineto, ambos al mando del capitán D. Gabriel de Mendinueta. Al año siguiente realiza un viaje a La Habana con el navío Potencia, ambos al mando del capitán de fragata D. Ignacio Dauteville, regresando a Cádiz al año siguiente. En octubre de 1731 formó parte de la escuadra del teniente general D. Esteban Mari, marqués de Mari. Esta escuadra escoltó un convoy de tropas al puerto de Liorna para defender los derechos del infante Don Carlos sobre Parma y Toscana.

El 2 de agosto de 1732 zarpa de Cádiz formando parte de la Flota de Indias al mando de D. Rodrigo de Torres, formada por tres navíos y 17 mercantes. Al llegar a Veracruz a finales de octubre se incorpora a la Armada de Barlovento.

El 25 de octubre de 1732 zarpa de Veracruz una formación de la Armada de Barlovento al mando del capitán Dauteville compuesta por los navíos Incendio, San Carlos, Nuestra Señora del Pilar, alias Lanfranco y el paquebote Triunfo. Su travesía fue la típica de esta Armada, repartir los caudales y pertrechos por los presidios y realizar patrullas en las costas de Tierra Firme.

Al mando del capitán D. Félix Celdrán regresa a Cádiz con caudales en 1733. Permaneció dos años con base en Cádiz, aprovechando su estancia para ser reparado.

El 26 de mayo de 1735 zarpa de Cádiz al mando del capitán de fragata D. Agustín de Iturriaga. Salió en conserva del navío Conquistador llevando a bordo a los marinos D. Jorge Juan y D. Antonio de Ulloa (este último embarcado en el Incendio). Llegaron a Cartagena de Indias el 7 de julio, donde también desembarcaron al marqués de Villagarcía, nuevo virrey del Perú. Cargados de caudales regresaron los dos navíos a Cádiz ese mismo año. El 9 de septiembre de 1736 zarpa de Cádiz como nave almiranta de la Flota de Azogues al mando del jefe de escuadra D. Andrés Regio. Llegaron a Veracruz el 23 de diciembre.

Regresó a Cádiz el 28 de agosto de 1737 en conserva de la Flota de Nueva España, que estaba al mando del teniente general D. Manuel López Pintado.

En diciembre de 1738 se encontraba en Veracruz con la Flota de Azogues de D. Manuel López Pintado. El 2 de febrero de 1739 zarpa de Veracruz para su regreso a Cádiz, comenzando a las diez de la mañana un duro temporal con viento norte, por lo que López Pintado decide regresar a Veracruz a las cuatro de la tarde. La flota se había dispersado y en la noche del 2 al 3 de febrero aparece en la boca del puerto, hundiéndose junto al navío Lanfranco, a pesar del apoyo de otros buques que habían salido a su encuentro.

  • Por Santiago Gómez. Fuentes y Bibliografía
    Archivo General de Indias, Contrataci ón, 2923.
    Archivo Histórico Nacional, Diversos-Colecciones, 30, N.13
    Archivo Histórico Nacional, Diversos-Colecciones, 42, N.17
    Revista General de Marina, agosto 1980, José Luis Alcofar Nassaes, "Los tres puentes españoles".
    Revista General de Marina, agosto-septiembre 2003, José maría Blanco Núñez, "Don Francisco Javier Cornejoy Vallejo".
    Revista de Historia Naval, año 1983, nº 3, Leopoldo Boado González-Llanos, "Reglamento General de Marina".
    VV.AA., "El Buque en la Armada española".
    Justo Zaragoza, "Piraterías y agresiones de los ingleses en la América española"
    Celestino Andrés Arauz, "El contrabando holandés en el Caribe durante la primera mitad del siglo XVIII", Tomo I.
    Diego Barros Arana, "Historia General de Chile", Tomo VI.
    José Quintero González, "La Carraca. Primer arsenal ilustrado español (1717-1776)".
    Antonio Béthencourt Massieu, "Relaciones de España bajo Felipe V".
    Francisco de Solano Pérez-Lila, "La pasión de reformar. Antonio de Ulloa, marino y científico (1716-1795)".

» Dimensiones.

 
--
 
 

» Artillería.

 
--
 
 

» Dotaciones.

 
--
 
 

» Imágenes del navío.

Pulse para ampliar
> De momento no tenemos imagenes.

 

Observaciones.

 

 

© TODO A BABOR. HISTORIA NAVAL