Todo a Babor. Revista divulgativa de Historia Naval
» Listado de los Navíos de Línea

Navío Nuestra Señora de Guadalupe

Nombre común: Nuestra Señora de Guadalupe Porte del navío
Advocación de: Idem
Porte: 50/60 cañones
Botado en: Campeche, 1703

» Historial del navío.

Su nombre completo era Nuestra Señora de Guadalupe y San Antonio. El encargo de su construcción le fue dado al maestro mayor de ribera capitán Luis Zenteno, siendo el fiador D. Sebastián de Idiaquez y Zabalza. Por fallecimiento de estos dos personajes, se encargó de los trabajos el carpintero de ribera D. Francisco de los Reyes y José Fernández Estenos, siguiendo las recomendaciones y planos de D. Francisco Garrote. Fue puesta su quilla en Campeche el 25 de enero de 1702, siendo botado al año siguiente, costando la cifra de 100.000 pesos. Fue construido para servir de capitana en la Armada de Barlovento, pero las graves deficiencias de la Armada española en cuanto a número de unidades, obligaron a utilizar al navío en múltiples misiones, tanto en América como en aguas europeas.

Tenía 66 cañones. Según A.G.I., Contratación, 1.273, que también cita Pérez-Mallaina, el inventario del Guadalupe, podía montar de 50 a 60 cañones en sus dos cubiertas, el alcázar tenía un puntal de 3 codos y 1/2. Tenía una cámara principal, un camarote más pequeño y un espacio para la capilla. Sobre el alcázar iba un camarote de 3,25 codos de puntal. A proa, el castillo tenía 3 codos y 1/2 de puntal. Disponía de cuatro bombas de achique. Estaba aparejado de fragata con velas de cruz en el trinquete y mayor, y cangreja en el mesana.

Sobre artillería el asunto es más dificil de averiguar, como suele suceder en los navíos de esta época.

En abril de 1703 llega a Veracruz, la base de la Armada de Barlovento, desde Campeche y se pone al mando del almirante D. Andrés del Pez, comandante de esta Armada. Su primera salida fue para proteger a los navíos de azogue del almirante Garrote en su travesía de Veracruz a La Habana, además de repartir los situados por las diferentes plazas y presidios, que era una de las misiones que debía realizar esta Armada todos los años. Zarpó de Veracruz el 11 de diciembre de 1703 con la nave almiranta de la Armada, el navío Nuestra Señora del Rasario y Santiago Apóstol, y otras dos naves menores, pero un inoportuno temporal obliga a la división a refugiarse en Campeche para reparar los daños en la capitana y almiranta. Vuelven a zarpar, pero a la llegada a La Habana el 2 de abril de 1704, las naves de Garrote ya había zarpado rumbo a España. En La Habana, el almirante Pez tiene que rehabilitar los cuatro buques para poder zarpar, pero tiene que dejar en puerto a un patache y, después de haber zarpado, la nave almiranta tiene que entrar en Matanzas al hacer mucha agua. El 2 de julio, la capitana y una fragata, llegan al castillo de Araya y continuaron hacia Puerto Rico. Pasan por Guarico (Santo Domingo) y regresan a Cuba el 12 de agosto. En su travesía a Veracruz encuentran a la nave almiranta y al patache, entrando las cuatro naves en el puerto en el mes de septiembre.

En España la situación económica por la guerra de Sucesión era desastrosa, por lo que el virrey de Nueva España no tiene más remedio que ceder a su mejor navío para llevar a Cádiz un millón de pesos el 25 de febrero de 1705. Había zarpado de Veracruz el 11 de noviembre de 1704 al mando del capitán D. Andrés de Arriola.

El 10 de marzo de 1706 zarpa de Cádiz con la Flota de Nueva España, mandada por D. Diego Fernández de Santillán, flota compuesta por 13 mercantes y tres buques de guerra. Llegan a Cartagena de Indias en compañía de la Flota de Galeones del conde de Casa Alegre. Con la escolta complementaria de la escuadra francesa de Jean Ducasse, llega la Flota a Veracruz el 29 de mayo.

La falta de dinero obliaga de nuevo a enviar al Nuestra Señora de Guadalupe con otro millón de pesos. Zarpa de Veracruz el 28 de diciembre, esta vez al mando de D. Andrés del Pez, acompañado de varias fragatas mercantes, llegando a La Habana el 13 de enero de 1707. En la travesía de Atlántico tuvo que sortear los temporales y a las escuadras enemigas, llegando al puerto francés de Brest con el patache Nuestra Señora de los Reyes y San Jorge, que estaba al mando del capitán D. Diego Sánchez. El patache es sustituido por una fragata francesa comprada, siendo escoltados a Cádiz por dos buques de guerra franceses, llegando el 28 de septiembre.

Otra vez al mando de Arriola, zarpa de Cádiz el 28 de mayo de 1708 con la Flota de Nueva España, Fue la nave Capitana en la Flota de Nueva España al mando de Andrés del Pez, compuesta por 18 mercantes, 5 de ellos franceses (San Francisco, Ntra. Sra. de Regla, El Glorioso, San José, alias Floreciente y la tartana Santiago, al mando de los capitanes Gardín, De la Vigne Voyzin, Gil Avisse, Jean Baptiste Rephel y Antoine Potflis, respectivamente), siendo escoltados desde su salida de Cádiz el 28 de mayo de 1708 por los navíos franceses de 60 cañones Apolo y Triton, al mando de los capitanes Doroigne y Dudresner. A primeros de julio llegaron a Guarico, y pasaron a La Habana para dejar pliegos destinados al gobernador. Llegan a Veracruz el 3 de agosto, después de capturar sobre el cabo San Antón, golfo de Méjico, a seis naves de un convoy británico de 12 embarcaciones que habían salido de Jamaica. Eran las fragatas Anna, Milla, Dragon, Galere, El Sefo de Inglaterra y El Cristo, además del bergantín La Ana Inglesa.

En febrero de 1709, el navío estaba carenado y listo para zarpar de regreso a Cádiz con la Flota. Se esperaba la llegada de una escuadra francesa que sirviera de escolta, pero a finales de mayo aún no había zarpado de Francia, teniendo que descargar las naves de la Flota. Se decide que la Flota de 18 mercantes zarpa de Veracruz entre el 15 y el 20 de noviembre de 1709 con la sola protección de los navíos franceses Apolo y Triton, los dos de 60 cañones, y nuestra capitana, al mando de Arriola. Hacen escala en La Habana, de donde zarpan el 20 de enero de 1710 y llegan a Cádiz el 2 de marzo. Otros autores como Fernández Duro, mencionan que llegaron al puerto de Pasajes. La capitana parte inmediatamente rumbo a Veracruz, llegando el 12 de octubre.

El 29 de enero de 1711 inicia un nuevo vieja e la Península con 1.162.000 pesos a bordo, y al mando de Arriola. Con una escala de ocho días en La Habana, llega a Cádiz el 31 de marzo, después de burlar el acoso y vigilancia de la escuadra británica y holandesa al mando de John Jennings. Vuelve a servir de capitana en la Flota de Nueva España, puesta al mando de Arriola, zarpando de Cádiz con sólo seis mercantes el 3 de agosto. Después de tantos viajes tuvo que ser reparado en Veracruz y hacerle una carena en firme, no pudiendo zarpar para el regreso de la Flota a España, siendo sustituido por la almiranta de la Armada de Barlovento, el Santísima Trinidad y Nuestra Señora de Atocha, al mando del almirante Alarcón.

Reparado y alistado de nuevo, el navío Guadalupe zarpa de Veracruz el 19 de enero de 1713, al mando del general D. Pedro de Ribera, por defunción de Arriola. Con la fragata francesa Águila escolta la siguiente Flota y llega a Cádiz el 30 de mayo, después de la siempre programada escala en La Habana.

La guerra de Gran Bretaña se había terminado con la paz firmada en julio de 1713, pero Barcelona seguía en poder de los partidarios de la casa de Austria. La Flota de D. Manuel López Pintado, que debía zarpar rumbo a América, zarpa de Cádiz el 12 de septiembre con destino al bloqueo de la plaza de Barcelona y las costas catalanas.

Acabada la campaña en aguas catalanas, zarpa de Cádiz el 21 de agosto con la Flota de Nueva España con diez mercantes al mando de López Pintado, contando con la escolta de la capitana Guadalupe, la almiranta Nuestra Señora de Begoña y la fragata Príncipe de Asturias, alias Infante, que hacía de patache. Llegan a Veracruz el 1 de noviembre. Para su regreso a Cádiz zarpan de Veracruz el 21 de mayo de 1716.

La siguiente travesía con la Flota de Nueva España sirve de nave almiranta , al mando del capitán D. Juan de Córdoba, siendo la capitana, el navío Nuestra Señora de Begoña y hace de patache, el pequeño navío de 50 cañones Nuestra Señora de Gracia. La Flota de nueve mercantes zarpa de Cádiz el 28 de julio de 1717 al mando de D. AntonioSerrano, llegando a Veracruz el 9 de octubre. Inician el viaje de regreso el 8 de mayo de 1718 y llegan a La Habana el día 13, zarpando el 30 de mayo para entrar en Cádiz el 16 de agosto.

Estaba estaba ya inmersa en una nueva guerra para recuperar parte de lo perdido en la guerra de Sucesión. Pespués de perder la escuadra de Gaztañeta en cabo Passaro, todavía intenta la Armada española asestar duros golpes al enemigo. Se había proyectado una expedición a Escocia con una escuadra puesta al mando del teniente general D. Baltasar de Guevara. El 7 de marzo de 1719 zarpa el Guadalupe de Cádiz con otro navío, una fragata y veinte transportes para recalar después en La Coruña, Santander y Pasajes, recogiendo más buques y más tropas. El 29 de marzo y a la altura del cabo Finisterre, sufren un temporal que dura doce días y dispersa la escuadra. Varias naves se estrellan contra la costa y la campaña termina en un fracaso, como ya había predicho el general Guevara. El Guadalupe estaba al mando del capitán de navío D. Rodrigo de Torres, que además era el segundo comandante de la expedición.

Varias de las naves supervivientes se encuentran en Santander a finales de 1719 al mando de Rodrigo de Torres y reciben la orden de zarpar para evitar ser capturados o destruidos por los ataques de los británicos y franceses. La escuadra, compuesta por los navíos Guadalupe, Tolosa y Hermione y la fragata Fidela zarpa rumbo a Cádiz, capturando en aguas cántabras una fragata y una balandra de guerra británica. El 21 de diciembre se enfrentan en aguas del cabo de San Vicente con la escuadra de tres navíos británicos al mando de Cavendish. Después de cinco horas de combate, los británicos se retiran a Gibraltar con 150 bajas, mientras Torres entra en Cádiz el 2 de enero de 1720 con las bajas de 20 muertos y 27 heridos. Torres deja su insignia en ese mismo mes de enero y el Guadalupe pasa a ser mandado por el capitán de navío D. Gabriel Pérez de Alderete.

Pocos años después realizará su última misión. El 13 de julio de 1724, al mando del capitán de navío D. Gabriel de Mendinueta, zarpa de Cádiz con la Flota de azogues al mando del teniente general D. Baltasar de Guevara. Le acompañaba el navío San José, alias Tolosa, al mando del capitán de navío D. Sebastián de Villaseñor. Estaban cargados de 368 tonedadas de mercurio y varios pasajeros.

Hacen una escala en Tenerife y llegan a Puerto Rico el 13 de agosto para hacer aguada y reparar el mastelero del navío Tolosa, volviendo a zarpar el día 23. En la ruta de Puerto Rico a La Habana les sorprende un temporal el 24 de agosto, entrando en la bahía de Samana (actual República Dominicana) para buscar refugio. Entrada ya la noche y rebasado el cabo de San Rafael, el navío Guadalupe encalla en unos arrecifes, mientras el Tolosa tiene la misma desgracia al amanecer, en medio de fuertes vientos.

En el Guadalupe se salvan unos 500 tripulantes y pasajeros de los 600 que iban a bordo, mientras en el Tolosa sólo hubo 30 supervivientes de otros 600 hombres. El general Guevara muere en uno de los botes, salvándose el capitán Mendinueta. Nuestro navío demostró la buena calidad de sus maderas de Campeche y hubiera servido otros diez años más según opinión de muchos.

  • Por Santiago Gómez.
    - Archivo General de Indias, Contratación, 1267, 1270, 1272.
    - Revista General de Marina, Tomo 172, marzo de 1967, páginas 264 a 288.
    - "Teoría y práctica de Comercio y Marina", Gerónimo de Uztariz.
    - "La Casa de Contratación y la Intendencia General de la Marina en Cádiz. 1717-1730", Ana Crespo Solana.
    - "Cádiz y el Atlántico 1717-1778", Antonio García-Baquero González.
    - "Armada española...", Cesáreo Fernández Duro.
    - "Arquitectura y construcción naval en la España atlántica, el siglo XVII y primera mitad del XVIII. Una nueva sistematización", Cruz Apestegui.
    - "La Armada de Barlovento", Bibiano Torres Ramírez.
    - "Política naval española en el Atlántico. 1700-1715", Pablo Enilio Oérez-Mallaina Bueno.
    - "Comentarios a la guerra de España e historia de su rey Felipe V, El Animoso", Vicente Bacallar y Sanna.
    - "La aventura del Guadalupe", Varios autores.

» Dimensiones.

 

Sus dimensiones, en codos, eran de 64 de eslora, 55 de quilla, 17 y 2/3 de manga, 9 y 1/3 de puntal, 17 y 1/3 de mura y 16 y 1/4 de cuadra.
Tenía 725 toneladas de arqueo.
(SG)

 
 

» Artillería.

 
Uztariz nos da 50 cañones, 22 de a 18 libras en la primera batería, 20 de a 8 libras en la segunda y 8 de a 4 y 6 libras en el alcázar. Otros autores dan más cañones, aunque supongo que incluirán los esmeriles que se solían montar en la lancha y el bote del navío. El 21 de mayo de 1710, encontrándose en Cádiz, disponía, según el inventario, de 52 cañones de hierro, 22 de a 18 libras, 22 de a 8 y 8 de a 4, con sus 52 cureñas herradas con sus ruedas, sotrosos, y chavetas con cincuenta, y dos planchadas de plomo.
(SG)
 
 

» Dotaciones.

 
--
 
 

» Imágenes del navío.

Pulse para ampliar
> De momento no tenemos imagenes.

 

Observaciones.

 

 

© TODO A BABOR. HISTORIA NAVAL