El gigante Trinidad

Por Carlos Parrilla

El gigante Trinidad
El gigante Trinidad. Pintura de Carlos Parrilla

21 de octubre de 1805, comienza el combate de Trafalgar a corta distancia, pues la línea aliada llevaba un buen rato cañoneando a los ingleses durante su maniobra de aproximación en su intención de “cortar la T”.

La imagen representa el momento en el que el “Victory”(104) de Nelson cruza por la popa del “Bucentaure”(80) de Villenueve disparándole una andanada completa con doble bala que le entró por el espejo destrozándolo y devastando el navío francés por dentro y a todo lo largo.

Como matalote de proa del navío galo vemos a nuestro gigantesco “Santísima Trinidad”(140) de Cisneros en combate contra el “Temeraire”(98) y el “Neptune”(98), más alejado y a la derecha asoma la aleta de babor del “Leviathan”(74).

Por la parte izquierda de la escena se acercan el “San Justo”(74) y más retirado el “Indomptable”(80), detrás del “Victory” se intuye la arboladura del “San Leandro”(64) y más cerca la del “Redoutable”(74) de Lucas, que mantendría una épica lucha contra el navío de Nelson a tocapenoles.

En primer término una licencia del autor, una lancha española con infantes de marina y marineros, había que equilibrar la composición. El mar está lleno de impactos provocados por los astillazos y los proyectiles, y el cielo se cierra sobre los combatientes como preludio del temporal que terminaría por desgarrar a las dos escuadras en los días siguientes a la batalla.

Esta es la versión clásica del desarrollo del comienzo del combate aceptada por todos, sin embargo recientes investigaciones la ponen en cuestión ya que según ellas Nelson no consiguió cortar la línea aliada pues el «Trinidad» había desarbolado su navío por completo dejándolo al pairo y sin gobierno, además al parecer el parte oficial que el almirante Collingwood presentó al Almirantazgo fue censurado porque sus bajas y pérdidas eran demasiado para el orgullo británico, así que su gobierno dio la versión aceptada por todo el mundo a día de hoy, pero esa es otra historia.

Ya está a la venta el libro de Carlos Parrilla «La Real Armada del siglo XVIII». Una muestra con sus mejores pinturas. Infórmate aquí.