martes , 12 diciembre 2017
Portada / Historia naval / Anécdotas / El invento presidencial de Abraham Lincoln

El invento presidencial de Abraham Lincoln

El invento presidencial de Abraham Lincoln
5 (100%) 1 vote

Sin duda alguna uno de los personajes históricos más reverenciados de Estados Unidos fue su decimosexto presidente Abraham Lincoln, ya fuera por su victoria como líder de la unión en la guerra civil, sus leyes para abolir la esclavitud o su trágico fin cuando desafortunadamente decidió acudir cierta noche al teatro.

Invento de Abraham Lincoln

Pero lejos de la política, Lincoln todavía tiene un récord que de momento no ha sido igualado y mucho menos superado por ninguno de sus ni sucesores (sobre todo viendo el actual): ser el primer presidente en crear un invento.

Durante su juventud Lincoln había trabajado como jornalero, presenciando lo difícil que era el trasporte fluvial entre los ríos que conectan los Grandes Lagos y el Misisipí. Dicho río destaca por su elevado caudal (sobre todo cuando se desborda) y en caso de disminución aparece otro peligro mayor, los bancos de arena. Más tarde con su inicio en la política, ideó un sistema precisamente para evitar que los buques quedasen varados por este segundo peligro.

Esquema invento de Abraham Lincoln

Lincoln pensó en cuatro grandes cámaras de flotación expansibles hechos de tela impermeable, dichas cámaras se situarían tanto en las amuras como en las aletas de estribor y babor. En caso de que la nave quedase encallada en un banco de arena las cámaras se hincharían mediante fuelles, de este modo el buque ganaría flotabilidad y evitaría quedar varado.

Se construyó una maqueta, la cual es preservada como una reliquia, siendo presentada el 10 de marzo de 1849 y patentada el 22 del mismo mes como el número 6.469: Buoying Vessels over Shoals. Dicho invento nunca fue llevado a la práctica y según algunos expertos la idea no hubiese resultado viable pues hubiese requerido de demasiada fuerza para hinchar las cámaras.

Pese a que quizás no hubiera funcionado del todo, debido a que le faltaba la tecnología de nuestros tiempos, el presidente no había errado en su proyecto ya que es posible ver tanto en revistas de náutica o de divulgación científica sistemas de flotadores que se hinchan en caso de emergencia para mejorar la flotabilidad.

Por Joan Comas

Joan Comas es colaborador de Todo a babor.

También le puede interesar

privateer Black Prince

Los “Privateers”. La cara siniestra de la revolución americana

Los “Privateers”. La cara siniestra de la revolución americana5 (100%) 2 votes En una guerra …

  • Francisco Ruiz.

    La idea de Lincoln es buena, tal como lo dice Joan al final del artículo. Eso sí, para la época de la invención, todavía no existían bombas de aire lo bastante potentes para llenar un flotador. Y asimismo, dicho flotador era de tela, y no de caucho. En resumen, faltaba la tecnología necesaria para hacerla efectiva.