Modelo del navío Glorioso a escala 1:35 (con vídeo)

Por Félix Moreno Sorli

He terminado de construir el modelo del navío Glorioso, a escala 1:35.

Vídeo realizado por Félix Moreno Sorli, a quien agradecemos su colaboración. También lo podéis ver desde nuestro canal de Youtube de Todo a babor.

Para realizarlo he tenido que recurrir a la información inglesa sobre el cuadro de Richard Short, James Mynde y John Boydell.

Richard Short es el pintor, que el 24 de septiembre de 1748, hizo el cuadro del navío por la banda de estribor, dentro de la rada de Spithead.

Vista de estribor del navío Glorioso
Vista de estribor del navío Glorioso.

Richard Short, es un hombre del cual sabemos poco. Fue Oficial Naval y dibujante topográfico de la Royal Navy, tiene una serie de dibujos de combates navales, pero no hay fecha de cuándo los hizo. Es tan poco conocido que sus obras aparecen en la mayoría de los sitios, sin que ni siquiera se cite su nombre.

También es de él, la pintura de 1748, representando al “Glorioso” por la popa, a la derecha de dos navíos franceses. La situación está tomada desde abajo, y se ve claramente que la herradura del coronamiento de popa de la primera pintura ha desaparecido. En la parte superior hay una cinta suelta, y todo el espejo de popa está muy detallado en adornos.

James Mynde, era grabador, impresor y pintor. Hacia ilustraciones en los libros. Trabajo para la Royal Society de 1740 a 1770.

John Boydell, es el editor de las pinturas de Short. Es tan famoso en esos momentos, que en todas partes aparece su firma. En el año de 1748, con motivo de la celebración de las victorias navales de la Royal Navy, expone cuadros y pinturas navales.

Empecé a investigar sobre la primera pintura, donde el navío está situado por estribor, en una rada, donde podemos ver lo siguiente:

Las velas izadas, donde en el mesana se encuentra una vela poco común que es la “Maricangalla”, anclada en el car. Encima de la sobremesana o periquito está izada una vela que sería el “sobreperiquito”, pero en los barcos españoles de la época, llevan izada la bandera española.

El barco tiene izadas alas y rastreras.

Según el armamento del “Glorioso”, figuran tres cañones por banda en el castillo. (AGNAB, Secretaria de Estado, y del Despacho de Marina. Consignaciones, legajo 7191. Aquí el pintor se olvidó de ponerlos)

Los navíos en ese momento tienen la forma del arrufo, muy bien diseñada por Gaztañeta, donde es más alta la popa que la proa, formando una línea curva.

En la segunda pintura está la popa del “Glorioso”. La situación está tomada desde abajo. La herradura ha desaparecido. De la primera pintura ha permanecido el fanal y la escala de cabo de estribor. La barandilla del balcón está llena de adornos. No se ven para nada las ventanas de esta dependencia. En la parte del camarote del comandante están definidas las ventanas, y en la parte baja los adornos, no se aprecian con claridad. En esta pintura hay un grabado que dice:

Al honorable Wellbore Ellis Esq.

Este era uno de los lores Comisionados del Almirantazgo. Este dibujo es el mas humildemente dedicado, siendo una vista exacta de la popa del “Glorioso”, un buque de guerra español, tomado por el navío Russel, de su Majestad.

En el centro de la vista de la proa del “Jason”, y a la izquierda la del “Gloire”, dos de los seis buques de guerra franceses, tomados por la flota británica (día tres de mayo de 1747), bajo el mando del Sir Rt Honorable Lord Anson, y Sir Peter Warren Kt del Baño. Por su humilde servidor mas obediente y devoto Richard Short.

Navíos en la rada

Visitando el Museo de Greenwich, y en la mayoría de los grabados de Richard Short, dice: “Este dibujo es una copia exacta…

Creo que aunque lo ponga, no quiere decir que lo sea de verdad.

John Charnock, escritor, y basándose en las pinturas existentes, en sus tratados de “Arquitectura Naval”, de tres tomos, en el tercero aparece el navío el “Glorioso”, dibujado de costado por la banda de babor, y otro de la popa, editado en 1804.

Dibujo del navío Glorioso
Dibujo del navío Glorioso. Por John Charnock.

Los dos grabados son copias de los trabajos de Short, modificados por él para su obra.

Empecemos por la primera secuencia. El barco está dibujado de forma simétrica a la pintura de Short. En la popa aparece el botalón que sujeta el toldo, vemos todo lleno de adornos, y las figuras aladas debajo de los jardines bien representadas.

Los cadenotes de las mesas de guarnición son muy cortos, pues van de una cinta a otra, como se ve en el dibujo.

La situación de los cañones del alcázar, han perdido la forma ajedrezada, y están situados más juntos.

Detrás del palo mayor aparece un “púlpito” (que más parece una “morcilla” metida por el autor). Esto no aparece en ninguna clase de buques de ninguna nación.

En el combés aparece la parte superior de la batayola, demasiado ancha, que se termina en el cepo del ancla, donde aparece el castillo de proa, también sin cañones.

En el bauprés aparece la pasarela que va desde el castillo al palo, e inmediatamente debajo aparece la serviola. El dibujo está confundido debido a que esta pieza está fijada en la cubierta del castillo fijándose en los baos.

En las curvas del beque no figura cómo termina el castillo. Prácticamente el barco no tiene arrufo.

Popa del navío Glorioso
Popa del navío Glorioso a la derecha de la imagen.

El dibujo de la popa a la derecha del barco francés “Invencible”, está muy saturado de adornos.

En la parte superior ha quitado la herradura, y ha agregado una cinta. Ha dejado el toldo recogido, y debajo que tenían que estar las ventanas de la Sala de Banderas, estas han desaparecido. Lo ha adornado todo con unas grecas.

La barandilla de la balconada está llena de adornos. Se ve el escudo con las tres flores de lis. El inferior recargado de pinturas se supone que es la parte baja de la balconada.

En la zona de ventanales del Comandante, a derecha e izquierda aparecen dos esculturas metidas detrás de unas curvas de refuerzo de la balconada. Esto no figura en la pintura de Short.

Debajo de las ventanas está el nombre del “Glorioso”, y el año de fabricación. Esto no figura en los barcos españoles.

Más abajo, en el frente de las portas está también decorado.

Bibliografía consultada:

  • El libro del “Glorioso” escrito por Agustín Pacheco Fernández, gracias a sus estudios he aprendido cómo eran todas las piezas del buque, y de todos los legajos de donde estaban sacados.
  • “Arte de Fabricar Reales” de Gaztañeta, con la forma y dimensiones de los sollados y entrepuentes así como el arrufo correspondiente.
  • “Teatro Naval“, de Antonio de Clariana, para ver los pasadizos y corredores del combés, con sus correspondientes pasamanos. La situación de los cañones del castillo y su situación por banda. Edición 1731.
  • “Observaciones que se practican en la delineación de navíos de la costa de Cantabria”, vida y obra de Jerónimo Aizpurua Echeveste. De aquí saqué los palos y vergas. Edición facsímil 2004.
  • “La Arquitectura Naval entre 1660 y 1754. Aproximación a los aspectos tecnológicos y su reflejo en la construcción en Guipúzcoa”, de Cruz Apestegui. Se habla del navío “San Martin” alias el “Félix”, hundido en la bahía de Mejillones en la región chilena de Antofagasta. La construcción de este navío era de cuadernas completas montadas en paralelo. Fue construido en Pasajes, por la Compañía de la Habana, por los maestros constructores Manuel de Aizpurua y Juan de Arismendi. El contrato fue hecho en 1747.
  • Aspectos Históricos.
  • Juan de Acosta, constructor en el Astillero de la Habana desde 1717 hasta 1740, fue el encargado de construir dos navíos de 70 cañones, el “Glorioso” y el “Invencible”.
  • A lo largo de veinte años es uno de los que más logros realizó en el Astillero. Este hombre fue capaz de hacer frente al problema de la fabricación naval, en un momento en que la Marina Española necesitaba ampliar su número de unidades. Su ingente obra ha caído en la oscuridad y desconocimiento. No sólo era constructor, sino que fiscalizaba directa y personalmente cada una de las fases de la construcción naval. Mullan o Gautier tienen más barcos diseñados, muchos de ellos repetidos muchas veces, pero en ningún momento ellos han sido los seguidores de toda aquella problemática, pues no eran jefes de fabricación.
  • En 1739, el Marques de la Ensenada, empuja al virrey de Nueva España, para que no dejara descuidado el Astillero de la Habana, pues se estaba en un preludio de una guerra con Inglaterra que sería conocida como de la “Oreja de Jenkins” (1739 a 1748).
  • Montalvo como Comisario, que en realidad no tenia conocimientos técnicos sobre fabricación de navíos, no podía comprender, cómo era posible, que tanto el “Glorioso” como el “Invencible”, fueran a costar más dinero que el “América”, uno de los mayores navíos salidos de la Habana. Fiscalizaba todos los presupuestos, inclusive la compra de madera hasta en los menores detalles. Su animadversión sobre Acosta era tremenda, de forma tal que cuando pagaba las facturas atrasadas lo hacía en “plata menuda”, de menor valor que la “plata fuerte”, aunque teóricamente eran del mismo valor, la realidad era diferente. Es cierto que el Comisario de Marina, y el Gobernador de la Habana, Juan Francisco de Güemes y Horcasitas, fiscalizaban y controlaban su obra que en ocasiones se apreciaba por un velado interés por que el constructor no destacara en demasía.
  • Montalvo en 1740, consiguió la eliminación de Acosta, y pasó todo a manos de la Compañía de la Habana. En 1742 el costo de los navíos “Glorioso” e “Invencible”, ascendía a 243.668 pesos, pero el Rey incitado por Montalvo no estaba dispuesto a pagar más de 210.000. Acosta reclama al marqués de la Ensenada, pero éste le recordará que la decisión ya está tomada, y que su obligación era colaborar en la fabricación de nuevos navíos por cuenta de la “Compañía de la Habana”. Acosta murió en 1749. Su viuda Mariana de Acosta Hurtado, trató de cobrar lo que faltaba hasta 1755, y nunca lo logro.
  • No acabo de entender cómo una persona como Acosta, totalmente fiscalizada en sus presupuestos por Montalvo, adornó muchísimo el navío “Glorioso”, ( y no sabemos cómo estaba de adornado el “Invencible”), o todo era un asunto de Short, a instancias de la Royal Navy para venderlo mejor.
  • Tampoco comprendo la postura del Almirantazgo Ingles, tratando de vender a particulares un navío que era muy rápido y además de una magnifica calidad. Después de ver las pinturas de Short, más bien parece que está adecuándolo.
  • A la hora de hacer el modelo, me encuentro con la tesitura de los adornos. Históricamente hablando, creo que debía de llevar muy pocos o ninguno, pero no obstante todo el mundo que ha visto el “Glorioso” pintado por los ingleses, sabe que está adornado.
  • Al final, no he tenido más remedio que adornarlo, en razón directa de lo visto en general, pues de otro modo habría que poner tantos argumentos en contra que nadie se acordaría del navío en estado natural.