La Batalla de Brión, 25 de agosto de 1800.

El 25 de agosto del año 1800, una flota inglesa con más de 100 velas arrivaba a las costas ferrolanas en una acción sorpresiva, para causarle un golpe moral al expansionismo napoleónico e una baja física a la flota española; parte de esta flota se encontraba en nuestra ría.

El vicealmirante John Warren venía al mando de un contingente de 7 navíos, 6 fragatas, 5 bergantines y una goleta. Un total de 21 buques de guerra protegiendo 86 transportes que contenían 15000 soldados, principalmente de infantería y caballería.

En nuestra ría estaban los navíos San Hermenegildo, Real Carlos, Argonauta, Monarca y San Agustín; las fragatas Mercedes, Asunción, Clara y La Paz; dos bergantines, el Palomo y el Vivo; 6 cañoneros y otros cuatro en Ares que vinieron rápidamente a defender Ferrol. En total, las tropas militares eran cerca de 2000 hombres y junto con los voluntarios no sumaban más de 3000; los refuerzos estaban en díficil posición para acercarse.

La situación social era realmente insostenible, pues los militares no cobraban desde hacía 5 meses, el hambre y la pobreza estaban presentes en la realidad de la ciudad y en general, nuestra plaza estaba desguarnecida. Al frente estaba el Conde de Donadío. El día 25 era la fiesta del santo de la Reina María Luísa, por lo que en Ferrol los oficiales estaban realizando un acto oficial. Fue de mañana, cuando el vigía de Monteventoso dió la voz de alarma, aunque en principio, se pensó que era una flota que iba hacia el Mediterráneo. Con una cierta perspectiva histórica hoy analizamos esta victoria como un triunfo del diseño estratégico y de la ingeniería militar disuasiva y defensiva, ya que la situación de las diferentes baterías costeras evitó cualquier plan de forzar directamente la entrada en la Ría o desembarcar en la contigua de Ares. Así pues, sólo cabría el acceso por las batidas playas del norte y superar el gran obstáculo de las montañas, siempre protectoras de Ferrol y donde partidas de milicianos hostigaron continuamente a los británicos en una guerra de guerrillas (los ingleses probaron por primera vez lo que los franceses años más tarde sufrirían en sus carnes por parte de los guerrilleros españoles).

Castillo de San Felipe, visto desde el norte

  • Castillo de San Felipe, visto desde el norte.

Pronto enfilaron hacia las playas de Doniños y San Jorge, por lo que se vió claramente que era una invasión. Rápidamente las naves locales tomaron posición frente toda la costa de A Cabana y de A Graña, llegando desde A Malata a O Vispón.

Mientras los ingleses desembarcaban en Doniños y unos pocos en San Jorge. Los fuertes de estas playas no aguantaron ni los primeros ataques y retrocedieron los sesenta hombres de estas tropas para juntarse a los que venían desde Ferrol.

Un momento de la recreación de la batalla

  • Un momento de la recreación de la batalla que se realizó por el 200 aniversario de la misma y que se realizó con gran fidelidad y realismo a los acontecimientos.

Un primer grupo de militares y hombres de la comarca armados con herramientas de labranza empezaron a remontar desde A Graña hacia Balón; al frente estaba el capitán de navío Juan Bautista Topete, uno de los grandes héroes de esta gesta. Por la Malata y Serantes caminó el regimiento de Ourense, ganando las alturas de A Cabana, y en medio de estos dos grupos estaba el regimiento de Guadalajara. Al llegar a la cima, ya con noche, hicieron unas pequeñas escaramuzas contra los ingleses con el fin de tantear al enemigo, que era el núcleo de la fuerza invasora. Los ingleses sabían lo pequeña que era la fuerza ferrolana, así que empezó una maniobra envolvente, desplazándose hacia San Felipe e intentando coger a Topete de frente por la izquierda.

Pero a su vez Topete mandó que se movieran también hacia el castillo así que los ingleses seguían encontrándoselos de frente, con gran sorpresa, porque parecían más de los que eran. Además, el terreno era abrupto y arbolado, con lo que los defensores llevaban las de ganar, y los invasores comenzaron a deshacerse en pequeños grupos que eran fácilmente atacados, de manera que retrocedieron rápidamente, con una veintena de bajas y un primer golpe moral.

Fuerzas británicas de la época en el momento de la recreación

  • Vestidos como las fuerzas británicas de la época en el momento de la recreación.

De noche se hizo la calma, y cuentan que los ferrolanos encendieron muchos fuegos en el monte simulando mucha más cantidad de gente de la que eran. Pero cuando llegó el día, la realidad mostró un ejército inglés equipado, armado y vestido como en las películas.

El contingente británico hacía un frente en Balón extendiéndose en ángulo obtuso hacia San Felipe y Serantes, mientras que los ferrolanos eran una aguda cuña, estirados en fila de a uno pero sin fondo. Intentaban frenar la bajada contra Ferrol por la Malata. Hacia el castillo no había cobertura defensiva debido a la escasez de tropas.

A medida que llegaban refuerzos a Ferrol de Betanzos, de Coruña... eran embarcados en cualquier cosa que flotase en dirección a la Graña y a la Cabana con el fin de reforzar el frente de batalla.

La iniciativa fue de los ferrolanos, y se lanzaron por sorprea al ataque, ante lo que cual los ingleses empezaron a retroceder. La intención posterior fue de nuevo envolver a las débiles pero orgullosas tropas locales, que ante aquel retroceso se envalentonaron; pero cuando se observó que había movimientos envolventes, pronto se hizo una retirada, justo en el momento en que llegaba el Batallón Inmemorial y las Milicias Reales, que fueron un valioso apoyo para la retirada hacia la Graña.

organizadores de la recreación del 200 aniversario de la Batalla

  • Los organizadores de la recreación del 200 aniversario de la Batalla, con los componentes "The Corunna Society of Great Britain", en la recepción ofrecida por el Ayuntamiento de Ferrol.

Mientras a la derecha, en Serantes, lograba detener el avance por este lugar y fueron reforzados por los Cazadores de Jubia, con lo que los ingleses encontraron un segundo frente de batalla en la zona. Además los campesinos y lugareños de toda la comarca se iban uniendo a las fuerzas defensoras jugando un importante papel que hizo retoceder a las tropas inglesas, cortando el paso a Ferrol, y el apoyo al grueso de los invasores centrados en la zona de Balón y Brión.

Todo esto desconcertó, de manera definitiva a los ingleses, que giraron a la Cabana donde el fuego del bergantín el Vivo los sorprendió.

El día 26, tratando de cumplir el planeamiento de las operaciones terrestres, el ejército inglés intentó un golpe directo al castillo de San Felipe, con el fin de tomarlo y dejar indefensa la parte más artillada de la entrada a Ferrol. Efectivamente, el asalto por tierra se produjo por la mañana, concentrando el general Putney sus mejores fuerzas y efectivos de apoyo, del orden de unos 4.000 hombres. Con los datos de las descripciones disponibles, tanto las documentadas como las más o menos noveladas, podemos imaginar cómo entró en juego "el magnífico dispositivo del nornaveque, las caponeras y sus obras externas: las compañías inglesas, que avanzaban por los glacis, sufrían el fuego de los españoles apostados en los caminos cubiertos y aspilleras, con el apoyo de los cañones instalados en la cortina y en los semi baluartes. Después de varios ataques, siempre rechazados, llegó la definitiva retirada inglesa hacia los altos de Brión donde se reembarcaron como pudieron. En todo momento también continuaron hostigados desde el Castillo de La Palma, por unas lanchas cañoneras y las tropas de infantería españolas, tanto del ejército regular como de las milicias de paisanos armados.

La lucha en la Cabana, Vispón y San Felipe se hizo cuerpo a cuerpo, y detrás de cada rincón se apostaba un ferrolano, convirtiéndose en una guerra de guerrillas. Los refuerzos seguían llegando de Coruña, Ares, Betanzos... y atravesando en dirección a la Graña, la situación se hacía cada vez más angustiosa para los ingleses, que desde lo alto veían un trasiego continuo de contingentes desde Ferrol. La caballería inglesa fue deshecha entre la espesura del bosque.

San Felipe fue sitiado por tres veces, centrando el enemigo la acción allí con cuatro mil hombres, pero la artillería hizo efecto en los invasores, y los vencedores, desde arriba, cogieron entre dos fuegos a los asaltantes. Éstos retrocedieron por fin desordenadamente. Al amanecer del 27 los ingleses empezaban a llegar a Doniños y a reembarcar como podían.

A media mañana, los supervivientes ponían rumbo a las costas británicas; en la noche del 26, Ferrol se engalana y se convierte en una apoteósica celebración de la victoria.

Este hecho mereció siempre el reconocimiento jubiloso de la historia local pero también el de los militares y gobernantes de la Nación, aun de los extranjeros; tal es el caso del conocido brindis de Napoleón en París: "Por los valientes ferrolanos". Esta victoria lo beneficiaba en el contexto de la guerra general que iniciaba con Inglaterra.

De aquella época son los versos populares: "Castillo de San Felipe prepara tu artillería que se acercan los ingleses por la boca de la Ría".

Fuerzas británicas

21 buques de guerra, 86 transportes y 15.000 hombres pertenecientes a los regimientos que se detallan a continuación:

  • - 9º Regimiento de Infantería "EAST NORFOLK", 1º, 2º Y 3º Batallón
    - 13º Regimiento de Infantería "PRINCE ALBERT´S LIGHT INFANTRY (SOMERSET)"
    - 23º Regimiento de Infantería "ROYAL WELCH FUSILIERS"
    - 27º Regimiento de Infantería "INNISKILLING", 1º y 2º Batallón
    - 31º Regimiento de Infantería "HUNTINGDONSHIRE"
    - 52º Regimiento de Infantería "OXFORDSHIRE LIGHT INFANTRY" 1º Y 2º Batallón
    - 54º Regimiento de Infantería "WEST NORFOLK", 1º Y 2º Batallón
    - 63º Regimiento de Infantería "WEST SUFFOLK"
    - 79º Regimiento de Infantería "THE QUEEN`S OWN CAMERON HIGHLANDERS" ROYALS GUARDS 1º Y 2º Batallón
    - 1º Regimiento "COLD STREAM GUARDS " 1º Batallón
    - 3º Regimiento "COLD STREAM GUARDS 1º Batallón
    - Destacamentos de los " RIFLE CORPS Y HOMPESHES MOUNTED RILE
Navíos británicos
Cañones Nombre  Mando
98 London Capitán John Child Purvis
74 Renown Contralmirante Sir J. B. Warren
Capitán Thomas Eyles
74 Impétueux Capitán Sir Edward Pellew
74 Courageux Capitán Samuel Hood
74 Captain Capitán Sir Richard John Strachan
Fuerzas españolas que se detallan a continuación:
  • - Regimiento de Infantería ASTURIAS, 1º Y 2º Batallón
    - Regimiento de Infantería ORDENES MILITARES, 2º Batallón
    - Regimiento de Infantería INMEMORIAL DEL REY, 3º Batallón
    - Regimiento de Infantería GUADALAJARA,
    - Regimiento de Infantería AMERICA, 2º Batallón
    - Regimiento de Infantería AFRICA, 1º Batallón
    - Regimiento PROVINCIALES DE PONTEVEDRA
    - Regimiento PROVINCIALES DE ORENSE
    - División de Granaderos y Cazadores Provinciales de Galicia
    - REAL CUERPO DE ARTILLERÍA, 3º Batallón
    - FACHOS, cuatro trozos de la comarca
    - MILICIAS
    - FUERZAS DE MARINERÍA E INFANTERÍA DE MARINA pertenecientes a los navíos que se encontraban en el puerto.
    - OPERARIOS DE LA MAESTRAZA
    - PAISANOS, 400 ARMADOS EN EL Arsenal para la defensa de la plaza
Navíos españoles
Cañones Nombre Cañones Nombre
112 Real Carlos 80 Argonauta
112 San Hermenegildo 74 San Antonio
96 San Fernando 74 San Augustín