Navío San Fermín (1º)

Por Santiago Gómez Cañas
Autor del libro: «Historiales de los navíos de línea españoles, 1700-1850»

Esta entrada pertenece a la sección:
Historiales de los navíos de línea españoles (XVIII-XIX)

Historial del navío San Fermín. Primero de su nombre

Mercante armado, navío de menos de 50 cañones o fragata de dos cubiertas

Navío (o fragata de dos puentes) de 44/50 cañones

Era una fragata de dos puentes o baterías, construida en Guayaquil en 1729 por orden del virrey Castelfuerte, siguiendo las medidas de la fragata Brillante, de la que se utilizaron también sus maderas.  

La construcción del casco costó 28.749 pesos y otros 52.401 pesos pertrecharlo y artillarlo, un total de 649.000 reales de vellón. 

En febrero de 1736 zarpa del puerto de Callao rumbo a Acapulco, llevando a bordo al virrey del Perú José de Armendáriz, marqués de Castelfuerte, que acabó su gobierno el día 4 de ese mes, para pasar a la península. El virrey había embarcado en Callao el 15 de enero de 1736. El 28 de abril de 1736 zarpa de Acapulco rumbo a Callao al mando del teniente de navío Juan Bustos de Sarabia, con una carga de 579 cajones de tabaco en polvo. 

Con los buques de la Armada del Mar del Sur sale rumbo a Panamá el 27 de junio de 1739, al mando de Jacinto Segurola, escoltados por el San Fermín y el Concepción, pero el comienzo de la guerra de Asiento con los británicos impide la celebración de la feria y regresan al Callao a mediados de 1740. 

Navío San Fermín (1º de su nombre)
Modelo de la fragata de dos puentes Theresia Maria, de 46 cañones. Rijksmuseum Website, Amsterdam, Países Bajos. Esta fragata era como el navío San Fermín de esta entrada, que era más una fragata que navío.

Ante la amenaza de la escuadra de la escuadra británica de George Anson, que había entrado en el Pacífico, el San Fermín y el Concepción, recién llegados de la frustrada expedición anterior, son carenados rápidamente en Guayaquil, de donde salen en noviembre de 1740.

El virrey marqués de Villagarcía, por noticias que le llegan de Buenos Aires sobre la escuadra de Anson, ordena armar al patache de comercio Socorro, de 24 cañones, y al viejo Sacramento, que salen del Callao a mediados de abril de 1741.  

El jefe de la escuadra Segurola, general de la Armada del Mar del Sur, espera en las islas Juan Fernández a la escuadra enemiga hasta el 6 de junio de 1741 y después regresa a El Callao. Tres días después aparece Anson con sus dos buques muy dañados y faltos de todo. Al llegar a El Callao Segurola es destituido del mando de la Armada. 

A finales de abril de 1742 Panana es reforzada con el San Fermín y el Concepción y los mercantes artillados CaldasSanta Ana y Aurora, al mando de Pedro de Medranda, sustituto de Segurola. Para cuando llegan a aquellas costas, Anson ya no se encontraba allí desde finales del año anterior.

En 1745 se ordena alistar a los navíos EsperanzaSan Fermín y al navío de registro Héctor ante el temor de que llegaran piratas británicos a las costas del Pacífico.  

En marzo de 1746 zarpa de El Callao al mando del Jefe de escuadra Francisco José de Ovando y Solís, comandante de la Armada del Mar del Sur, para hacer el corso y levantar planos y cartas de la costa, regresando después a El Callao.  

Queda varado y destruido a causa del terremoto que asola Lima el 28 de octubre de 1746, junto a los demás buques surtos en el puerto de Callao. El Jefe de escuadra Ovando reconoce el navío varado por orden del virrey, teniendo que enviar a dos hombres para vigilar los robos que se estaban cometiendo.  

La maestranza del puerto había quedado destruida. Se pudieron rescatar de las ruinas del puerto 512 cañones, 118 de ellos de bronce, 18 anclas y buena parte de los fusiles de la sala de armas. 

Dimensiones

En pies de Burgos: Quilla de 106 pies y 5 pulgadas (30,60 metros), Manga 30 (8,62 m), Puntal 13 (3,72 m). Arqueo: 450 toneladas. 

Artillado

Estuvo armado con diferentes artillados, entre 44 y 50 piezas. 

Bibliografía

  • Aranda y Antón, Gaspar de.: «Los costes en la construcción, las contrataciones y los consumos). Cuadernos monográficos del Instituto de Historia y Cultura Naval, nº 33 La carpintería y la industria naval en el siglo XVIII. Madrid, 1999, p. 47. 
  • Arrús, M. Darío.: El Callao en la época del coloniaje antes y después de la catástrofe de 1746. Imprenta de «El Callao», 1905, p. 150. 
  • Fernández Gaytán, José.: «Don Francisco José de Ovando y Solís: marino, inventor y gobernador de Chile y Filipinas». RGMª. Febrero 1997, pp. 213-214. 
  • Juan y Santacilia, Jorge y Ulloa, Antonio de.: Noticias secretas de América. Ediciones Istmo. Madrid, 1988, p. 79. 
  • Laviana Cuetos, María Luisa.: Guayaquil en el siglo XVIII: recursos naturales y desarrollo económico. Escuela de Estudios Hispano-Americanos de Sevilla. CSIC. Sevilla, 1987, pp. 280-281. 
  • Mendiburu, Manuel de.: Diccionario histórico-biográfico del Perú, Tomo II, pp. 170, 187. 
  • O´Dogherty, Pascual.: “Jorge Juan, marino y científico”. RGMª. Agosto de 1981. 
  • Odriozola, Manuel de.: Colección de documentos literarios del Perú, tomo II, Lima 1864, p. 35. 
  • Pérez-Mallaina Bueno, Pablo Emilio y Torres Ramírez, Bibiano.: La Armada del Mar del Sur. Escuela de estudios hispano-americanos. CSIC. Sevilla, 1987, pp. 125, 129. 
  • Zaragoza, Justo.: Piraterías y agresiones de los ingleses en la América española. Edición José María Sánchez Molledo. Editorial Renacimiento, 2005, p. 322. 
  • Gaceta de México, nº 101, abril de 1736, p. 807. 
  • Archivo General de Simancas. Marina, 392. Virrey Castelfuerte a Patiño. Lima, 10/08/1729. 
Compartir
Twittear
Pin