Navío Santo Domingo (1º)

Por Santiago Gómez Cañas
Autor del libro: «Historiales de los navíos de línea españoles, 1700-1850»

Esta entrada pertenece a la sección:
Historiales de los navíos de línea españoles (XVIII-XIX)

Historial del navío Santo Domingo, primero de su nombre

Navío de entre 70 y 74 cañones

Navío de línea de 74 cañones

Botado en el astillero de Guarnizo el 6 de febrero de 1769, 9 de febrero, según Torrejón Chaves. Fue el primer navío con ese nombre y el último de los seis navíos construidos de la serie del navío San Juan Nepomuceno, proyectados bajo el sistema francés de Francisco Gautier

El 18 de febrero de 1769 toma su mando el capitán de navío Juan Antonio Cordero, con el que realiza tres campañas de corso y otros servicios, como las salidas con el navío San Francisco de Paula para realizar pruebas de mar, a las órdenes del jefe de escuadra Pedro de Castejón, con los navíos Guerrero y Santísima Trinidad, entre el 21 de julio y el 9 de agosto de 1770, comisión que fue completada con un crucero sobre los cabos de San Vicente y Santa María, entrando después en la bahía de Cádiz.  

El 6 de septiembre de 1770 zarpa de Cádiz dando escolta hasta cabo San Vicente a dos urcas, una destinada a Veracruz con azogues y la otra con municiones a Cartagena de Indias, acompañada por un mercante. Regresaron al día siguiente a Cádiz al recibir nuevas órdenes.

Del puerto de Cádiz zarpa el 24 de mayo de 1771 escoltando hasta cierta altura a varias embarcaciones destinadas a América, entrando después en Ferrol el 16 de junio. Desembarcada la carga de municiones, pertrechos y maderas de construcción, el navío queda desarmado y el capitán de navío Cordero desembarca el 17 de julio de 1771.

A partir de mediados de 1773 forma división con los navíos San Nicolás, San Genaro y la fragata N! Sª de la Soledad. Estaban al mando del capitán de navío Alejo Gutiérrez de Rubalcaba, a bordo del San Nicolás. Desde la base de Ferrol realizan varias travesías para proteger del tráfico marítimo entre los cabos Finisterre y Villano. 

A primeros del año 1774 zarpa de Ferrol con el navío Guerrero y la fragata Sª Mª Magdalena rumbo a Cádiz. A estos buques se les une el navío San Rafael, mandados por el jefe de escuadra Pedro González de Castejón, y zarpan de Cádiz en la primera semana de marzo. Embarcan tropas en Cartagena y regresan a Cádiz.  

El 18 de agosto de 1774  zarpa de Cádiz rumbo a Veracruz al mando del capitán de navío Martín Antonio de Lastarría y Sendagorta, formando división con el navío Astuto, varias fragatas y otros buques menores, llevando a bordo al Regimiento de Infantería de Galicia. En alta mar, a la altura de Santa Cruz de Tenerife, se abren los pliegos de órdenes y varios buques varían su derrota obedeciendo órdenes reservadas. Debían poner rumbo a Montevideo.  

Llega a Montevideo el 10 de noviembre, acompañado de las fragatas Nª Sª de la Asunción, Sª Rosalía, Sª Mª Magdalena, el bergantín Santiago y la goleta Santa Engracia, llevando a bordo a dos batallones del Regimiento de Infantería Galicia y pertrechos militares.

Al día siguiente entra en puerto el paquebote San Cristóbal, armado con 12 cañones y al mando del teniente de navío Santiago de Hezeta. El 14 de noviembre llega a Montevideo la urca Anónima al mando del teniente de fragata Juan de Villavicencio. Las últimas naves en llegar lo hicieron el 28 de noviembre, fueron las urcas Santa Florentina y Bizarra

En 1776 estuvo a punto de perderse en el Río de la Plata. A causa de un temporal del SE queda varado en la desembocadura del riachuelo Miguelete, al oeste de la punta de Piedras. Se pensó en abandonarlo al quedar con solo medio metro de agua por la proa y menos por la popa. Por suerte, una crecida del río ayudó a que se le pudiera desembarazar sin ningún daño en el casco. 

En 1778 seguía al mando del capitán de navío Martín Antonio de Lastarría, con el que se desplaza a la isla portuguesa de Santa Catalina y participa en las operaciones de la Armada española contra Portugal en el Atlántico Sur.

Finalizadas las operaciones de guerra contra los portugueses, zarpa de Montevideo el 12 de marzo de 1778 con los navíos Monarca, San Dámaso y América, mandados por el jefe de escuadra Cantéin y con la comisión de embarcar parte de las tropas que quedaban en la isla de Santa Catalina, donde llegaron el 21 de marzo.

Los cuatro navíos se hicieron a la vela el 2 de abril regresaron a Cádiz el 17 de julio de 1778 cargados de tropas y pertrechos. Las tropas embarcadas en Montevideo y Santa Catalina eran 72 oficiales y 1.072 de tropa de artillería del Regimiento de Voluntarios de Cataluña. 

A finales de octubre de 1778 entra en La Carraca para ser carenado. Al comenzar la guerra con los británicos por la independencia de las Trece Colonias, en el mes de junio de 1779, acababa de ser carenado en el arsenal de La Carraca.

El 22 de junio de 1779, cuando sale a la mar la escuadra de Luis de Córdova, el navío se encontraba fondeado en Puntal. El 25 de junio zarpa de Cádiz la escuadra al mando del brigadier Juan de Lángara, los navíos Poderoso, insignia, Santo Domingo y San Leandro, las fragatas Nª Sª del Rosario y Sª Bárbara, corbeta Sª Engracia y paquebote San Gil. El Santo Domingo estaba al mando del capitán de navío Ignacio Mendizábal y Vildósola.

El 1º de julio de 1779, formando división con el navío San Lorenzo y otros buques menores, apresa y conduce a Cádiz al bergantín británico Valiant, cargado de bacalao.

El 5 de julio de 1779 cruzan el estrecho para vigilar a tres naves holandesas susceptibles de llevar pertrechos de guerra a Gibraltar, pero estas naves ponen rumbo al Mediterráneo.

El 8 de julio cruzan de nuevo el estrecho rumbo al Oeste. El 9 de julio se encontraba la escuadra de Lángara en aguas de cabo Espartel. Al aparecer la escuadra a la vista de Cádiz el 20 de julio de 1779, el navío Santo Domingo entra en puerto para realizar unas reparaciones.

La escuadra de Lángara navega a la vista de Cádiz hasta el 22 de julio, fondeando en Rota a la espera del navío Santo Domingo, que zarpa el día 23 de julio para unirse a los buques de Lángara.

Sobre el 10 de agosto de 1779 se encontraba patrullando las aguas del estrecho, entre los cabos Espartel y Trafalgar, la división de Lángara, formada por los navíos Poderoso y San Leandro, la fragata Rosario, la pequeña fragata Santa Engracia y el paquebote San Gil, mientras que la división al mando del brigadier Vicente Doz patrulla las aguas entre los cabos San Vicente y Santa María, con los navíos San Agustín y Santo Domingo y las fragatas Sª Catalina, Sª Bárbara y Sª Teresa. Sobre ese día sale de Cádiz el navío San Lorenzo para unirse a los buques de Lángara. 

La división del brigadier Doz tenía órdenes de patrullar la costa portuguesa y bloquear los puertos de Oporto y Lisboa.

A mediados de septiembre dan caza al navío británico Chatham, de 50 cañones, que había zarpado de Lisboa dando escolta a un convoy, pero consigue escapar y regresar a Lisboa.

Vista del navío HMS Chatham, de 50 cañones
Vista del navío HMS Chatham, de 50 cañones en la década de 1770. “Diario y Comentarios de los Pasajes más particulares que sucedieron a bordo de los diferentes Barcos Navegados”. por Robert Raymond. Este fue el navío británico que fue perseguido por el Santo Domingo. El Chatham estaba bajo el mando del capitán y Commanding Officer del convoy, William Allen.

El 20 de septiembre entra en el puerto de Lisboa con el navío San Lorenzo, mandado el capitán de navío Juan de Araoz y Caro.

El comandante Mendizábal visita al embajador de la corte española en Lisboa. Le comenta el Conde de Fernán Núñez «no me vuelva a entrar allí sin un navío inglés, lo menos». Mendizábal le responde: «Esté usted seguro que a mí no me tomarán los ingleses, porque o yo los tomo o me han de hacer saltar antes de rendirme».

Palabras proféticas que se harían realidad pocos meses después.  

El 13 de octubre de 1779 se incorpora a la escuadra del brigadier Juan de Lángara y Huarte. Seguía al mando del capitán de navío Ignacio de Mendizábal.

Cerca del cabo de Santa María la escuadra de Lángara, compuesta por once navíos y dos fragatas, es sorprendida el 16 de enero de 1780 por la británica al mando del almirante Sir George Bridges Rodney, de 22 navíos, 14 fragatas y varios buques menores, que escoltaba un convoy con socorros para la plaza de Gibraltar.  

Aunque en un principio Rodney ordena formar la línea de combate, al ver el mayor andar de su escuadra, dado de los fondos de sus buques estaban forrados con planchas de cobre, y la desbandada española, ordena hacia las dos de la tarde la caza general en dos columnas, una de ellas para cortar la retirada de los navíos españoles.

Mientras los británicos se acercaban, Lángara hizo señales a los comandantes de su escuadra para realizar un consejo donde se debía determinar si presentaban combate o intentaban escapar rumbo a Cádiz.

En este lapso, donde se pierde mucho tiempo, los británicos de acercaron y a las cuatro y media de la tarde el navío Edgar, que era el más adelantado, comienza a disparar contra el costado de babor del Santo Domingo, que se encontraba bastante retrasado al haber perdido la verga mayor en la tormenta del 13 de enero.

En primera instancia rechaza con su fuego al navío británico, pero es alcanzado por otros dos navíos que lo acribillan a cañonazos por las dos bandas.

Se estaba defendiendo bien, hasta que una horrible explosión acaba con el navío y toda su tripulación. Tras la pérdida del navío, el resto de navíos españoles son alcanzados en la lucha, combate que sería conocido como Santa María, luz de luna, «Moonlight Battle», por los británicos. 

"La batalla de la luz de la luna" en el cabo de San Vicente el 16 de enero de 1780 durante la Guerra Revolucionaria Americana. Pintura de Richard Paton. El buque insignia de Rodney, el HMS Sandwich, está en primer plano con el navío español Santo Domingo explotando frente al Sandwich
«La batalla de la luz de la luna» en el cabo de San Vicente el 16 de enero de 1780 durante la Guerra Revolucionaria Americana. Pintura de Richard Paton. El buque insignia de Rodney, el HMS Sandwich, está en primer plano con el navío español Santo Domingo explotando frente al Sandwich. National Maritime Museum, Greenwich (Londres).

El rey Carlos III dispuso que la viuda del comandante Mendizábal disfrutase del sueldo de su esposo y a su hijo le costeó la educación y carrera. 

Dimensiones

En pies y pulgadas de Burgos: 196 pies y 4 pulgadas de eslora, 173 de quilla limpia, 51,4 de manga, 25,4 de puntal, 25,1 de plan, 24,6 de calado a popa, 22,9 de calado a proa. Disponía de 8.780 quintales de lastre.  

En metros: 56,42 de eslora, 49,71 de quilla limpia, 14,75 de manga, 7,20 de puntal, 6 de calado, 7,38 de plan, 7,06 de calado a popa, 6,44 de calado a proa. Desplaza 1.800 toneladas. 

Artillado

74 cañones: 28 de 24 libras, 30 de 18 libras y 12 de 8 libras. 

Bibliografía

  • ALSINA TORRENTE. Juan.: Una guerra romántica, 1778-1783. España, Francia e Inglaterra en la mar. Ministerio de Defensa. Instituto de Historia y Cultura Naval. Madrid, 2006. 
  • BLANCO NÚÑEZ, José María.: «Los Jovellanos, una familia marinera». Revista de Historia Naval, nº 50, año 1995, p. 108. 
  • BLANCO NÚÑEZ, José María.: La Armada española en la segunda mitad del siglo XVIII. IZAR. Construcciones Navales, S. A., 2004. 
  • CASTANEDO GALÁN, Juan M.: Guarnizo. Un astillero de la Corona. Editorial Naval. Madrid, 1993. 
  • CORREA LUNA, Carlos.: Campaña de Brasil. Antecedentes coloniales. Tomo III. Archivo General de la Nación. Argentina, 1941, p. 317. 
  • FERNÁNDEZ DURO, Cesáreo.: Armada Española, desde la unión de los reinos de Castilla y de Aragón. 9 tomos. Museo Naval. Madrid, 1973. 
  • FERNÁNDEZ DURO, Cesáreo.: Disquisiciones náuticas. A la mar madera. Tomo V. Madrid, 1877. 
  • GONZÁLEZ LÓPEZ, Emilio.: Bajo las luces de la ilustración. Galicia en los reinados de Carlos III y Carlos IV. Ediciones del Castro. La Coruña, 1977, pp. 58-59. 
  • LOBO Y ALCIDE BOUCARUT, Miguel.: Manual de navegación del Río de la Plata. Madrid, 1868, p. 100. 
  • MERCAPIDE COMPAINS, Nemesio.: Crónica de Guarnizo y su Real Astillero (Desde sus orígenes hasta el año 1800). Instituto Cultural de Cantabria, Centro de Estudios Montañeses, Diputación Provincial de Santander, 1974; Edición bolsillo, 1780. 
  • PAULA PAVÍA, Francisco de.: Galería biográfica de los Generales de Marina. Imprenta de F. García y C. Mayor. Madrid, 1873, tomo II. Tomo IV (Apéndice). Imprenta de F. García y D. Caravera. Madrid, 1874. 
  • RODRÏGUEZ GONZÁLEZ, Agustín Ramón.: Trafalgar y el conflicto naval Anglo-Español en el siglo XVIII. Editorial Actas. Madrid, 2005. 
  • TORREJÖN CHAVES, Juan.: «La construcción naval española en el siglo XVIII: tendencias, programas y construcciones». Cuadernos monográficos del Instituto de Historia y Cultura Naval, nº 41. Madrid, 2002, p. 155. 
  • Gaceta de Madrid, nº 61, 22/07/1779, p. 534. 
  • Gaceta de Madrid, nº 82. Lisboa, 28/09/1779. Publicado el 8/10/1779, p. 723. 
  • Mercurio histórico y político. Tomo II, julio de 1779, p. 312. 

Fuentes documentales

  • Archivo General de Marina Álvaro de Bazán, Cuerpo General, leg, 620/1294. Hoja de servicios de don Francisco Javier de Wintuysen Pineda. 
  • Archivo General de Indias (AGI). Correos, 195B, R. 4. Diario de navegación del paquebote «Diana». 
  • AGI. Correos, 195B, R. 8. Diario de navegación del paquebote «Tucumán». 
  • Archivo General de Simancas (AGS). Secretaría de Marina, Expediciones a Indias, Leg. 416, 373-601. 
  • AGI. Buenos Aires, 543, doc. 78. Montevideo, 1778.  
  • AGI. Buenos Aires, 543, doc. 28. Cádiz, 1778. 
  • AGS. Secretaría de Marina, Expediciones a Indias. Leg. 419-1, 42-284.  
  • AGS. Secretaría de Guerra (SGU), 6835, fol. 55. Año 1778. 
  • AGS. SGU, 6835, doc. 103. Año 1778. 

Compartir
Twittear
Pin