Réplica de un navío ruso del siglo XVIII: el Poltava

Por Juan García (Todo a Babor)

El 27 de mayo de 2018 se botaba en San Petersburgo una réplica de un navío de línea de la Marina Imperial Rusa: el Poltava (en ruso Полтава).

Pero el “Poltava” fue un buque histórico. Su nombre elude a una decisiva batalla.

Navío Poltava del siglo XVIII

En su diseño y construcción estuvo involucrado el mismísimo zar Pedro I “El Grande”, quien llevó a cabo un profundo programa de construcción naval en su país, para hacer una armada moderna y eficaz capaz de enfrentarse con la potencia local dominante: Suecia.

El histórico Poltava era un navío de 54 cañones botado el 15 de junio de 1712. No fue un navío de línea grande ni mucho menos.

Su batería principal era de 22 cañones de 18 libras, siendo de 12 libras los 22 cañones cañones de la segunda batería, además de 12 cañones de 6 libras en el alcázar y castillo.

Navío Poltava en 1712
Navío Poltava en 1712. Grabado de Peter Picart.

Iba tripulado por 350 hombres, número que varió constantemente, sobre todo a la baja, debido a la sempiterna escasez de marineros.

Era, como han comprobado, un navío modesto comparándolo con sus homólogos de Europa.

Su vida operativa fue bastante discreta, con numerosas operaciones al principio de su servicio, siempre de poca entidad, quedando pronto en reserva.

En 1724 el almirantazgo sentencia que es demasiado viejo y poco confiable para una campaña militar. En 1732 sería desmantelado.

¿Y por qué se ha hecho una réplica de un navío con tan poca “chicha” históricamente hablando?

Pues porque fue el primer buque de guerra de la flota del Báltico, algo que para los rusos es muy importante, porque no fue hasta principios del siglo XVIII cuando por fin tuvieron salida al mar por aquella zona.

La réplica

En 2013 se empezó a construir la réplica del Poltava en la misma ciudad que vio nacer al Poltava original: la hermosa y señorial San Petersburgo.

Sigue el ejemplo de otras réplicas recientes de buques del siglo XVIII, como la fragata francesa Hermione. También vimos en su día la fragata Shtandart, también de construcción rusa o la de un mercante sueco.

Estaba previsto que se construyera en 10 meses, pero no fue hasta 2018 cuando se botó.

Como se puede esperar de esta clase de proyectos, hubo muchísimos problemas de todo tipo. Desde que no encontraron planos detallados del modelo (sólo dieron con un plano con las dimensiones generales que coincidían con el Poltava).

Sobre la base de ese plano y otros similares, comenzaron en 2012 el trabajo preliminar de recolección de todo aquel material, que fue enviado a “LLC Design Group Ricochet”, en la misma San Petersburgo, para que les enviaran los planos detallados de construcción.

En junio de 2013 ya lo tenían y se pusieron manos a la obra. Siguieron los problemas: obtención de la madera, especialistas en la construcción de este tipo de buques, … un sin fin de cosas que se iban acumulando.

¿Y el dinero?

Bueno, sin la ayuda de Gazprom, que es la principal empresa petrolífera del país, no se hubiera conseguido. También tuvieron otros socios de menor entidad que también aportaron, pero sin su socio principal esto no habría visto nunca la luz.

El Poltava está destinado a ser un museo flotante sobre la historia naval rusa. Sus creadores explican:

Se planea que el Poltava sea como el corazón de un gran complejo de museos modernos. Que se convierta en un centro científico, cultural, de investigación y educativo para el estudio de la historia marítima de la ciudad y del país.

El buque puede navegar; está a flote y se le ha visto con velas. Ahora, ¿lo pondrán a la vela en alguna singladura tal y como hacen otras réplicas?

Está por ver. Desde luego, este navío es muy bonito y sería una gozada verlo navegando por el mundo.

Vídeos sobre la construcción del Poltava

Voy a poner un vídeo sobre la construcción de este navío ruso. Está en ruso, lamentablemente. No hay ninguno en español, ni subtitulado.

Al menos sirve para ver el proyecto.

Vídeo 1 de 4

Son cuatro vídeos. Si les interesa pueden ver lo siguientes desde aquí:

En este vídeo se puede ver al navío ya completamente terminado. También en ruso, pero es muy interesante porque se ve el interior del buque:

El siguiente vídeo está en inglés, así que se entenderá mejor.

Y para finalizar, un estupendo vídeo hecho con un dron donde podemos ver al navío Poltava con todas sus velas desplegadas:

Es bonito ver como en una era llena de buques tecnológicamente muy avanzados, algunos países desean recuperar su pasado por medio de unas réplicas de modelos históricos que tuvieron un significado en la historia de su país.

Esperemos que cunda el ejemplo y se animen más países.

Fuente: