Navío Lanfranco 1º (N.S. del Carmen 2º)

Por Santiago Gómez

Esta entrada pertenece a la sección:
Historiales de los navíos de línea españoles (XVIII-XIX)

Historial del navío Lanfranco (Primero de su nombre)

Navío de entre 60 y 64 cañones

Navío de 60 cañones

Construido con el nombre de Pembroke en los astilleros ingleses de Deptford el 22 de noviembre de 1694. Estuvo en servicio en la Marina de tres naciones y sirvió también como mercante.

Con la Marina inglesa participó en la batalla de Rande, al mando del capitán Thomas Hardy, en la que se destruye de la flota de Nueva España del general Manuel Velasco y la francesa de Chateaurenault en la ría de Vigo en 1702. Al año siguiente, al mando del capitán Robert Arris, estuvo en la escuadra de Sir Cloudsley Shovell.  

Batalla de Rande. Pintura de artista anónimo. Rijksmuseum. En esta batalla, en el bando británico, se encontró el Pembroke, después llamado Lanfranco en servicio de la Armada española.
Batalla de Rande. Pintura de artista anónimo. Rijksmuseum. En esta batalla, en el bando británico, se encontró el Pembroke, después llamado Lanfranco en servicio de la Armada española.

En 1709 estaba en la escuadra del Mediterráneo mandada por el almirante John Norris. El navío Pembroke, al mando del capitán Edward Rumsey, es destacado a la costa francesa de Niza con la fragata Falcon, de 32 cañones, al mando del capitán Charles Constable.

Los dos buques son capturados por tres navíos franceses al sur de Niza el 29 de diciembre de 1710. Pocos meses después, el 22 de marzo de 1711, se enfrentaron dos escuadras británica y francesa en la bahía de Vado, golfo de Génova, y un navío británico da caza al ahora francés Pembroke, pero no pudo ser capturado por el británico debido al mal estado en que se encontraba tras el combate.

Algunos listados de buques y fuentes británicas mencionan la recaptura del navío, añadiendo que fue echado a pique ese mismo año. Otras fuentes, en cambio, mencionan que el navío Exeter estaba desmantelado y su comandante Beaumont Raymond no pudo tomar posesión del navío francés Pembroke, por lo que pudo escaparse, o dejarlo marchar tras haberlo capturado a causa de los graves daños del navío británico. 

Lo que es seguro es que acaba en manos genovesas como navío mercante, pues en febrero de 1713 es adquirido a un comerciante genovés para servir en la Armada española. Su nombre completo en la Armada española era Nuestra Señora del Carmen y San Antonio, aunque en la mayoría de los listados aparece con los nombres o alias de Pembroke y Lanfranco

En 1714 sustituye a la fragata San Fernando, ex Surprise, en el bloqueo de las costas de Barcelona, al quedar esta fragata en mal estado tras a un fuerte temporal. La fragata llega a Cádiz en el mes de abril. Su comandante, Antonio Serrano, y su dotación embarcan en el navío Lanfranco para incorporarse a la escuadra de bloqueo de Barcelona.

Este navío y el nombrado Nuestra Señora de Begoña (a) Campanela, formaron división al mando del almirante Andrés del Pes en el bloqueo.  

El 8 de septiembre de 1714 embarca Andrés de Pes en el Lanfranco, su navío insignia, que seguía al mando del capitán de navío Antonio Serrano.

El 13 de septiembre zarpa de Barcelona rumbo a Génova formando escuadra con los navíos Nuestra Señora de Guadalupe y Nuestra Señora de Begoña (a) Campanela, mandados por el jefe de escuadra Andrés de Pes y Marzaraga. Tenían la comisión de traer a España a la reina doña Isabel de Farnesio y desembarcarla en Alicante.

El 30 de septiembre embarcó la reina en el puerto de Sestri Levante. Al llegar a Génova la reina se niega a hacer el viaje por mar como estaba previsto y decide hacerlo por tierra, regresando la escuadra a Barcelona. 

Al año siguiente, en junio de 1715, al mando del capitán Víctor Rebollino, toma parte en la expedición para recobrar Mallorca con una escuadra de guerra de siete navíos, diez fragatas, dos saetías, seis galeras y dos galeotas, más numerosos mercantes hasta un total de unas 200 velas, estando la escuadra al mando del general de la Armada Pedro Gutiérrez de los Ríos, conde de Fernán Núñez, que tenía su insignia a bordo del Lanfranco.

El Ejército estaba al mando del general francés d’Aspheld, con unos 10.000 hombres en 24 batallones de infantería, 1.200 caballos, 600 mulas y numerosos pertrechos. El 11 de junio zarpa esta escuadra de Barcelona y llega a Calonge, cerca de Alcudia, cuatro días después, desembarcando las tropas.

El marqués de Rubí, comandante de la plaza y virrey del archiduque Carlos, se rinde el 3 de julio sin disparar un tiro. Parte de las tropas embarcan en los buques y desembarcan en la isla de Ibiza, terminando así la guerra de Sucesión española. 

Al mando del capitán de navío Blas de Lezo y Olavarrieta es destinado al Caribe con los buques del jefe de escuadra Fernando Chacón Medina y Salazar. Zarpan de Cádiz el 18 de marzo de 1716 para recoger la plata y auxiliar a los galeones de Ubilla y Echevers perdidos el año anterior en el Canal de Bahama.

Además del Lanfranco, forman la escuadra de Chacón los navíos de guerra Príncipe de Asturias (almiranta), al mando del capitán de navío Antonio Serrano, y La Hermiona, al mando del capitán de navío Francisco Cornejo, que además llevaba a bordo a Baltasar de Zúñiga y Guzmán, marqués de Valero, nuevo virrey de Nueva España, el buque de registro San Dimas y las Ánimas, maestre Juan de Sevilla, y otro mercante.

En Veracruz desembarcan el azogue que llevaban a bordo y otros materiales. El navío Lanfranco regresa a Cádiz en solitario el mismo año de 1716.  

A finales de 1716, al mando del jefe de escuadra Bartolomé de Urdinzu y Arbelaez, y como segundo al capitán de navío Blas de Lezo, se une a la flotilla de tres buques de guerra del jefe de escuadra francés Juan Nicolás de Martinet, al servicio de la Corona española para combatir el comercio ilícito, sobre todo francés, en las costas americanas del océano Pacífico.

La flotilla sale de Cádiz el 16 de diciembre de 1716, con los navíos Nuestra Señora del Carmen (a) LanfrancoTriomphant (después llamado Rubí), Príncipe de Asturias (después Conquistador) y la fragata La Pèlerin, (después La Peregrina).

Llegados al Cabo de Hornos, se separan los buques de la escuadra, consiguiendo llegar al Pacífico los navíos Príncipe de Asturias y Triomphant.

El navío español Lanfranco se separa el 17 de abril y tuvo que entrar al Río de la Plata en mayo para reparar los daños de las tormentas en el Cabo de Hornos.

El navío de Urdinzu, queda reparándose en el paraje de Montevideo al no poder cruzar el cabo de Hornos. El 1º de abril de 1717 llega a Maldonado la fragata francesa Petit Danycan para introducir mercancías de contrabando.

Había salido de St. Maló el 23 de noviembre de 1716. Era su propietario de Noel Danican, mandada por el capitán Pedro Pied-nor, señor de Hautpignon, de 250-280 toneladas, armada con 12 cañones y tripulada por 60 hombres.

A finales de mayo de 1717 encalla en el Banco Inglés y es capturada por Bartolomé de Urdinzu. Se pone al mando del capitán Tomás de Arriaga y es bautizada como Nuestra Señora del Carmen.

El 24 de junio de 1718 llega a la cuenca del Río de la Plata otro buque francés, el Saint Francois, de 220 toneladas, 18 cañones, 55 hombres, mandado por el capitán Estaban Moreau y propiedad de Le Borderie-Le Moine, que había salido de Saint Malo el 14 de febrero de 1718.

Es capturada el 4 de julio de 1718 por la fragata Nuestra Señora del Carmen, ex Petit Danycan

Mientras tanto, Urdinzu y el Lanfranco intenta atravesar el Cabo de Hornos en enero de 1718, pero fracasa de nuevo, no así la fragata Le Pèlerin, que llega a Callao en marzo de 1718, y las fragatas Nuestra Señora del Carmen, ex Petit Danycan, y Saint Francois, que llegan también a Callao en 1720.  

Durante la segunda permanencia del navío en el Río de la Plata, llega desde la península en el navío Celarain una Real cédula fechada en San Lorenzo el 16 de agosto de 1718, donde daba a Urdinzu nuevas instrucciones para la organización de la Armada del Mar del Sur.

Sería nombrado primer comandante de esta Armada y Blas de Lezo su segundo en el mando. Las órdenes suponían que el navío Lanfranco seguía en servicio activo, pero la realidad es que se encontraba en un estado lamentable de conservación y sin posibilidad de reparación, siendo abandonado en Buenos Aires en 1719.

Su tripulación pasa a dotar a las dos fragatas capturadas, las cuales llegan a Callao en 1720.  

Fdez. Duro, tomo VI, página 130, menciona que el Lanfranco, al mando de Lezo, navega en las costas de Chile y Perú en compañía de los otros dos navíos franceses de Martinet, capturando seis embarcaciones, pero sabemos que estas capturas fueron realizadas en 1717 por los dos navíos de Martinet que consiguen llegar al océano Pacífico, mientras el Lanfranco estaba en la cuenca del Río de la Plata.  

El escritor colombiano Francisco Hernando Muñoz Atuesta, en el tomo 1º del libro “Diarios de Ofensa y Defensa. Ataque inglés sobre Cartagena de Indias”, de 2015, defiende que Blas de Lezo, a bordo del navío Nuestra Señora del Carmen (a) Lanfranco, consigue atravesar el cabo de Hornos a finales de 1719 y llegar al Pacífico en 1720, al igual que Urdinzu a bordo del Celaraín.

Para demostrarlo, Muñoz Atuesta muestra el documento del diario de Lezo, a bordo del navío Nuestra Señora del Carmen, que se inicia el 18 de abril de 1720 con su salida de Callao para patrullar la costa hasta las islas de los Reyes, en Panamá, y finaliza el 19 de agosto.

En el citado documento se menciona que el buque en cuestión era el navío Nuestra Señora del Carmen, pero no se dice que es el apodado Lanfranco, por tanto, creo que se trata del ex francés Petit Danycan, capturado y llamado Nuestra Señora del Carmen.

En este diario, en el día 21 de mayo de 1720, miércoles, al “navío” Carmen se le menciona como fragata.  

Dimensiones

En pies ingleses, medía 145 de eslora, 120,6 de quilla, 37,7 y ¾ de manga y 13, 9 y ½ de puntal. Arqueaba 908 toneladas Bhurten. 

Artillado

Originalmente estuvo artillado con 60 a 64 cañones (22 x 24 libras, 24 x 9 libras, 10 x 5 ½ y 4 x 3 libras).

Posteriormente, en servicio en la Armada española, aparece en varios listados con 60 cañones, que corresponden a 24 x 16 libras, 26 x 8 libras y 10 x 5 libras. 

Bibliografía

  • Allen, Joseph.: Battles of the British Navy. Londres, 1852, tomo I. 
  • Apolant, Juan Alejandro.: Génesis de la familia uruguaya. Tomo I. Instituto Histórico y geográfico de Uruguay. Montevideo, 1975. 
  • Bacallar y Sanna, Vicente.: Comentarios de la guerra de España e historia de su rey Felipe V, El Animoso. Ediciones Atlas, edición y estudio preliminar de Carlos Seco Serrano. Madrid, 1957. 
  • Barros Arana, Diego.: Historia General de Chile. Tomo V. Editor Rafael Jover. Santiago de Chile. 1882. 
  • Blanco Núñez, José María.: La Armada española en la primera mitad del siglo XVIII. IZAR. Construcciones Navales, 2001. 
  • Campbell, John, Berkenhout, John.: Lives of the British admirals. Tomo IV. Londres, 1812, p. 107. 
  • Fernández Duro, Cesáreo.: Armada española desde la unión de los reinos de Castilla y de Aragón. Museo Naval. Madrid. 1973. Tomo VI. 
  • Ferrándiz Araujo, Carlos.: Historia Marítima Española de Zalvide. Academia Alfonso X el Sabio. Murcia, 1982. 
  • García-Torralba Pérez, Enrique.: Navíos de la Real Armada, 1700-1860. Fondo Editorial de Ingeniería Naval. Colegio Oficial de Ingenieros Navales y Oceánicos de España. Madrid, 2016. 
  • Heredia Herrera, Antonia.: La renta de azogue en Nueva España (1709-1751). Escuela de estudios hispano-americanos. CSIC. Sevilla, 1978. 
  • Jumar, Fernando.: Revista Derroteros de la Mar del Sur, nº 6. 
  • Kerr, Robert.: A General History and Collection of Voyages and Travels. Tomo XI, Edimburgo, 1814. 
  • Mariluz Urquijo, José María.: “Catálogo de los buques llegados a Río de la Plata (1700-1775)”. Revista Temas de Historia argentina y americana, nº 2. Enero-julio 2003. Buenos Aires. 
  • Marley, David, F.: Wars of the Americas: a chronology of armed conflict in the New World, 1492 to the present. ABC-CLIO. 
  • Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Tomo III. Imprenta de F. García y C. Mayor. Madrid, 1873. 
  • Pérez Samper, Mª de los Ángeles.: “Isabel de Farnesio, la ambición de reinar”. Revista Clío, nº 64. 
  • Pinkerton, John.: A General Collection of the best and most interesanting Voyages and Travels in all part of the world. XIV, Londres, 1813, pp. 26-28.  
  • Zaragoza, Justo.: Piraterías y agresiones de los ingleses en la América española. Edición de José María Sánchez Molledo. Editorial Renacimiento, 2005.  
  • Gaceta de Madrid, nº 39, 25/09/1714, p. 156. 
  • Archivo General de Indias Contaduría, 1912. Libro de gastos de navíos de guerra, 1717-1720. 
  • http://www.liburuklik.euskadi.eus/handle/10771/8678
Compartir
Twittear
Pin