Navío San Luis (2º)

Por Santiago Gómez

Esta entrada pertenece a la sección:
Historiales de los navíos de línea españoles (XVIII-XIX)

Historial del navío San Luis (Segundo de su nombre)

Navío de entre 60 y 64 cañones

Navío de 64 cañones

En 1721 se inicia en los astilleros de Guarnizo la construcción de varios buques de guerra, tras la destrucción en Santoña y Pasajes en 1719 por las tropas francesas, durante la guerra de la Cuádruple Alianza, de tres navíos en construcción y los materiales para otros siete, llevándose cincuenta cañones. Esta fue una de las causas por las que la Corona española propuso el astillero de Guarnizo para las nuevas construcciones navales. 

Fue el cabeza de serie de seis navíos, construidos entre 1722 y 1726 en dos series, la primera formada por los navíos San LuisSan CarlosSan Fernando y San Antonio, y la segunda por los navíos Santiago y San Isidro, proyectados por Antonio Gaztañeta. 

Según las diferentes fuentes, el San Luis es botado en 1722 o 1723 y entregado a la Armada en 1724 o 1725, el 13 de marzo de 1725, según Álvarez Llano, o el 19 de marzo de ese año, según Mª Lourdes Odriozola. 

En diciembre de 1723 se concede su mando al capitán de navío Gabriel Pérez de Alderete, marqués de Casinas, que se hace cargo del navío en enero de 1724. Acompañado por el navío San Fernando, zarpa de Santander el 13 de marzo de 1725. Soportaron con buena vela, fortaleza y aguante un temporal en aguas de Finisterre, entrando ambos navíos en Cádiz a finales de marzo.  

Navío británico parecido al navío San Luis
Modelo de un navío de 1725 de 60 cañones. National Maritime Museum, Greenwich, Londres, Caird Collection.

Estos dos navíos, más el Rubí Conquistador, son destinados a una campaña de corso en el Mediterráneo con la escuadra del teniente general marqués de Mari, zarpando de Cádiz a finales de junio de 1725. El 18 de octubre de 1725 regresan a Cádiz los navíos San Fernando y San Luis para entrar en La Carraca y ser carenados.  

 Al cargo del capitán Pérez de Alderete zarpa de Cádiz el 30 de junio de 1726. Alderete mandaba la división compuesta por los navíos San LuisSan Fernando y la fragata Nuestra Señora de África, los cuales formaban parte de la escuadra del teniente general Antonio Gaztañeta, con insignia en el Rubí, más dos fragatas y una balandra.

Esta escuadra tenía como destino la América septentrional y la comisión de mantener una escuadra en el Caribe para proteger el tráfico naval ante una nueva guerra con los británicos, además de proteger los caudales de la flota de Nueva España y llevarlos de regreso a la península. Los buques de Gaztañeta llegan a la Habana el 13 de agosto de 1726. 

Gaztañeta reúne en la Habana a su escuadra, los mercantes y la escolta de la flota de Nueva España del jefe de escuadra Antonio Serrano y a los buques del jefe de escuadra Rodrigo de Torres.  

Zarpan de la Habana el 24 de enero de 1727 dieciocho naves de guerra que burlan las escuadras británicas, la de Hosier en el Caribe y las de Wager y Hopson en el Atlántico, llegando felizmente a diferentes puertos de la península a primeros de marzo de 1727.  

El navío San Luis, con 976.256 pesos de la Real Hacienda y 4.999.857 pesos de particulares a bordo, llega a Cádiz el 5 de marzo de 1727.  

El conflicto entre Gran Bretaña y España finaliza en marzo de 1728 con la firma de la convención de El Pardo. La flota de Galeones al mando de Carlos Grillo, que había llegado a Cartagena de Indias en febrero de 1724, se vio afectada por numerosos problemas, uno de ellos la guerra, al quedar sus buques bloqueados por la escuadra británica del almirante Francis Hosier.

Aunque los gobiernos de España y Gran Bretaña habían llegado a un acuerdo de paz, la Corona española no confía de la palabra de los británicos, y decide enviar a varios buques de guerra al mando del jefe de escuadra Manuel López Pintado, que debía tomar el mando de los galeones del fallecido general Grillo, sustituyendo al comandante interino jefe de escuadra Francisco Cornejo. 

Los buques de López Pintado salen de Cádiz el 8 de mayo de 1728 con cuatro buques de guerra, navíos San Luis, insignia de López Pintado, al mando del capitán de fragata Gerónimo Fontana, San FernandoPaloma Indiana, la fragata San José, alias Pingüe Volante, y dos mercantes que viajaban en su conserva Santiago Santísima Trinidad

A su llegada a Cartagena de Indias, el 9 de julio de 1728, los buques de guerra británicos se habían retirado a Jamaica. A la escuadra de López Pintado se había agregado por precaución, y con el desconocimiento de los británicos, la del mando del capitán de navío Domingo Justiniano, compuesta por los navíos San AntonioInfante y San Juan, que zarparon de Cádiz el 20 de mayo de 1728. 

Cuando los buques del jefe de escuadra López Pintado llegan a Cartagena de Indias, se incorporan a ellos los buques de guerra y mercantes de la flota de Galeones y zarpan el 26 de julio, llegando a Portobelo el 4 de agosto para embarcar la plata del rey que se encontraba segura en Panamá. Una vez embarcados los caudales y toda clase de mercancías, zarpan el 1º de septiembre y regresan a Cartagena seis días después, zarpando rumbo a la Habana el 1º de octubre, tras haber dejado en Cartagena de Indias a dos navíos al mando de Gabriel de Mendinueta.  

En el puerto habanero se reúnen con los buques de azogue del general Rodrigo de Torres, además de otros buques de guerra para una mayor seguridad. La flota de once buques de guerra y 12 a 14 mercantes zarpa de la Habana entre el 28 y 30 de noviembre y 1º de diciembre de 1728, con un total de 30 millones de pesos y diversos productos, de los que 7 eran de S.M. Recalan en la bahía de Lagos el 20 de febrero para reponer agua y víveres, y llegan a Cádiz entre el 18 y el 22 de febrero de 1729. El navío San Luis llega a Cádiz la mañana del 22 de febrero, con la mitad del tesoro de los Galeones, 247.192 pesos de la Real Hacienda y 6.443.497 pesos de particulares.

 El 13 de septiembre de 1729 se nombra al jefe de escuadra Manuel López Pintado comandante de la siguiente flota de Galeones que se habilitaba en Cádiz. Arbola de nuevo su insignia en el navío San Luis el 26 de junio de 1730. A finales de junio de 1730 zarpa de Cádiz como nave capitana de esta flota rumbo a Portobelo, haciendo escala en Cartagena de Indias el 8 de agosto. La flota levaba 3.962,06 toneladas de mercancías, estaba compuesta por quince mercantes y seis buques de guerra, la capitana San Luis, la almiranta San Fernando, los navíos de guerra Nuestra Señora del Pilar, alias LanfrancoSan Francisco de Asís, la fragata Aránzazu y el bergantín Esperanza

La Armada del Mar del Sur, que debía transportar la plata para enviarla a la península, no había salido de Callao rumbo a Panamá. Durante la estancia de la flota en Cartagena de Indias hubo una epidemia de calenturas, sobre todo en septiembre y octubre de 1730, que provocó más de 2.200 bajas en las tripulaciones, entre muertos y enfermos.  

La Armada del Mar del Sur sale finalmente de Callao rumbo a Panamá el 7 de enero de 1731 con menos dinero del esperado, pues llevaba solo catorce millones de pesos, producto de la recaudación de impuestos en el virreinato. Informado López Pintado de esta salida, se hace a la vela para Portobelo el 18 de enero, llegando a puerto con la flota el 28 de enero de 1731. Para enturbiar más la feria, llega a Portobelo el 10 de febrero el navío de permiso británico Prince William, al mando del capitán William Cleveland. 

Finalizada la feria, se reparan los buques, se embarcan los caudales y numerosas mercancías, y zarpan el 14 de junio de 1731, llegando los buques de López Pintado a la Habana el 22 de julio. Los días 18 y 19 de agosto comienza la salida de la bahía rumbo a Cádiz de los navíos San Luis, capitana, el San Fernando, almiranta, el San Carlos y el San Francisco de Asís, todos de la Corona.

Los mercantes eran el San Guillermo, el Rayo, el Espíritu SantoLa PazNuestra Señora del Rosario, la VenecianaSan Antonio de PaduaSan MiguelHérculesNuestra Señora de Loreto y una balandra que serviría de patache hasta dejar el canal de Bahama. 

La tardanza en la salida de la flota, la lleva a cruzar el canal en época de temporales. Uno es estos temporales cogió a la flota a la entrada del canal la noche del 30 de agosto a unas cien leguas a levante de cabo Cañaveral, desarbolando gran parte de los buques, que tomaron rumbo a Puerto Rico para ser reparados, mientras que otros naufragaron o recalaron donde pudieron. Algunos llegaron a Cádiz a finales de octubre.

La capitana San Luis, que tenía muchos daños, como la rotura del timón y sus tres palos dañados, tiene que arribar a Guarico, en la costa norte de Santo Domingo, para ser reparada. 

La Corona decide enviar en 1732 al Caribe a los buques de guerra San FernandoLanfranco y el pingüe Pópulo con arboladuras, pertrechos y víveres para reparar a los dañados buques y para embarcar los caudales. La capitana llevaba 633 cajones de plata, con 1.300.000 pesos, 400 zurrones de cacao y cascarilla.

El Consulado de Comercio envía en su conserva otros dos buques con arboladuras y pertrechos para reparar los mercantes fondeados en Puerto Rico. Para febrero de 1732, López Pintado había recibido desde la Habana la mayoría de los repuestos solicitados.  

Una vez reparados, hubo fuertes vientos del norte e impidieron la salida de los buques. Hubo de esperar hasta el 28 de abril para hacerse a la vela. Finalmente, el navío San Luis pudo llegar a Cádiz a finales de junio de 1732 con el navío Lanfranco y el mercante La Paz.

Trajo a bordo 292.113 pesos de la Real Hacienda y 4.460.867 pesos de particulares. El rey Felipe V premia a López Pintado con el empleo de teniente general de la Real Armada y el título de marqués de Torre Blanca.  

A principios de 1734 se procedió a su carena y cambio de arboladura en el arsenal de La Carraca. El 6 de mayo de 1734 seguía en el arsenal de La Carraca junto a otros catorce navíos. En el mes de septiembre de ese año fue carenado de nuevo en el arsenal.

A comienzos de 1735 se empieza a preparar el envío de una nueva flota a Nueva España, que mandaría el capitán de navío Próspero Pardo, aunque no era oficial general, nombrado para el cargo en el mes de julio. José Patiño ordena en abril al teniente general Manuel López Pintado organizar la flota con el intendente general Francisco de Varas.

En junio ordena Patiño armar tres navíos y realizar la leva al teniente general Rodrigo de Torres y al intendente Varas. Al inspeccionar los buques, López Pintado observa que los buques iban sobrecargados, y determina ampliar la flota con un navío de guerra más. Los comerciantes manifestaron el 16 de agosto que no estaban de acuerdo que la flota la mandara un capitán de navío.

Patiño accede a incluir otro navío, que sería el San Luis, que acababa de carenarse. Patiño también ofrece el mando de la flota a López Pintado, llevando como segundo al capitán de navío Pardo aceptando el general el mando. Próspero Pardo rechaza el puesto de almirante de la flota alegando mala salud.

Al amanecer del 22 de noviembre de 1735 zarpa de Cádiz la flota de Nueva España al mando del teniente general Manuel López Pintado, marqués de Torre Blanca, siendo su segundo en el mando el jefe de escuadra Benito María Spínola.

Estaba compuesta por 11 mercantes y la escolta de cuatro buques de guerra, los navíos San Luis, capitana, capitán Tomás de Aguirre, San Antonio, almiranta, El Retiro y Santa Rosa, que hacía de patache, además del navío Lanfranco, que navegaría como mercante. Entre los dos buques San Antonio y Santa Rosa llevaban a bordo 6.500 quintales de azogue.

Tras una navegación muy accidentada, con tormentas, averías, epidemias, los buques de la flota se separaron, entran en el puerto novohispano entre el 17 de enero de 1736, que lo hace el navío El Retiro y cinco mercantes, y el 5 de marzo, que llega el último mercante.

El 22 de enero entra en puerto la capitana San Luis con dos mercantes. Naufragó el navío Santa Rosa, al quedar varado por el fuerte viento del norte, salvándose la tripulación, el azogue y buena parte de las mercancías. El 19 de mayo finalizó la descarga de las mercancías, siendo llevadas a Jalapa, a medio camino entre Veracruz y México, donde se celebró la feria. 

El 10 de junio de 1736 ordena Pintado poner rumbo a Cádiz a los navíos El Retiro y Lanfranco con 1.560.000 pesos, de los que 975.262 son de S.M. (Real Hacienda) y varios productos. Con mucho retraso, pues debía haber salido en octubre de 1736, la flota sale el 10 de mayo de 1737, y en su conserva los buques de azogue del jefe de escuadra Andrés Reggio, los navíos San Fernando e Incendio y varios mercantes. Llegan a la Habana el 11 de junio.  

Por haber varado en su salida, el navío S. Luis queda en la Habana reparándose, siendo sustituido por el navío América, que será la nueva capitana de la flota. Zarpan de la Habana el 2 de julio cuatro buques de guerra y once mercantes. En su conserva salieron el navío Asia y la fragata Esperanza. Llegan a la costa de Portugal el 18 de agosto de 1736, y a Cádiz el 28 de agosto, con 14.211.460 pesos, de los que 1.165.882 eran de S.M. 

Es armado en Cádiz a partir de julio de 1739 en previsión del comienzo de la guerra de Asiento con Gran Bretaña, finalizando su alistamiento a mediados de septiembre de ese año. Zarpa de Cádiz rumbo a Ferrol a finales de marzo de 1740 en la escuadra del teniente general Manuel López Pintado, marqués de Torreblanca, llegando a Ferrol el 24 de abril.  

Zarpa de Ferrol rumbo al mar Caribe el 31 de julio de 1740 con la escuadra del teniente general Rodrigo de Torres y Morales, compuesta de doce navíos y tres buques menores. Recalan en las costas de Puerto Rico y llega a Cartagena de Indias a finales de octubre. La escuadra comienza a operar desde la Habana a finales de febrero de 1741. 

Realiza numerosas salidas con la escuadra basada en la Habana para patrullar la costa cubana y escoltar a los buques que traen caudales y pertrechos de Veracruz. Dado su mal estado de conservación, es dado de baja en la Habana el 19 de septiembre de 1745. 

Dimensiones

En pies y pulgadas de Burgos: 191 pies y 1/3 de eslora, 154 pies y ½ de quilla, 42 pies y ¾ de manga, 22 pies y 3/6 de puntal, 26 pies de plan. Desplaza 1.559 toneladas de arqueo. 

Artillado

Armado con 64 cañones, de 18, 12 y 6 libras. 

Bibliografía

  • Alsedo y Herrera, Dionisio de.: Aviso histórico, político y geográfico, con las noticias más particulares del Perú, Tierra Firme, Chile y Nuevo Reino de Granada. Oficina de Diego Miguel de Peralta. Madrid, 1740, p. 303. 
  • Álvarez Llano, Roberto Gerardo.: Historia económica del País Vasco-Navarra. Desde los orígenes hasta el comienzo del siglo XXI. Biblioteca Arellano Isusquiza. Bilbao, 2008. 
  • Boado y González-Llanos, Leopoldo.: “Reglamento General de Marina”. Revista de Historia Naval, nº 3, año 1983, p. 50. 
  • Castanedo Galán, Juan M.: Guarnizo. Un astillero de la Corona. Editorial Naval. Madrid, 1993, pp. 100-101. 
  • Fernández Duro, Cesáreo.: Armada española desde la unión de los reinos de Castilla y de Aragón. Museo Naval, Madrid, 1973, tomo VI, pp. 196, 425. 
  • García-Baquero González, Antonio.: “Las remesas de metales preciosos americanos en el siglo XVIII: Una aritmética controvertida”. Revista Hispania, volumen 56, nº 192, 1996, CSIC. Apéndice, pp. 235-237. 
  • García-Mauriño Mundi, Margarita.: La pugna entre el Consulado de Cádiz y los jenízaros por las exportaciones a Indias (1720-1765). Universidad de Sevilla, 1999, pp. 198-199, 205. 
  • García-Torralba Pérez, Enrique.: Navíos de la Real Armada, 1700-1860. Fondo Editorial de Ingeniería Naval. Colegio Oficial de Ingenieros Navales y Oceánicos de España. Madrid, 2016, pp. 114-115, 599. 
  • Heredia Herrera, Antonia.: La renta de azogue en Nueva España (1709-1751). Escuela de estudios hispano-americanos. CSIC. Sevilla, 1978, p. 172. 
  • Lasaga Larreta, Gregorio.: Compilación histórica, biográfica y marítima de la provincia de Santander. Cádiz, 1865. 
  • Mercapide Compains, Nemesio.: Crónica de Guarnizo y su Real Astillero (Desde sus orígenes hasta el año 1800). Instituto Cultural de Cantabria, Centro de Estudios Montañeses, Diputación Provincial. Santander. Edición de bolsillo de 1980. pp. 101, 138, 179. 
  • Odriozola Oyarbide, María Lourdes.: La construcción naval en Guipúzcoa. Siglo XVIII. Diputación Foral de Guipúzcoa, 1997, pp. 398-399. 
  • Orte Lledó, Alberto.: El jefe de escuadra don Antonio de Ulloa y la Flota de Nueva España 1776-1778.  Fundación Alvargonzález. Gijón, 2006, p. 31. 
  • Paula Pavía, Francisco de.: Galería Biográfica de los Generales de Marina. Imprenta de F. García y C. Mayor. Madrid, 1873, tomo I, p. 299; III, pp. 556-557. 
  • Pezuela, Jacobo de la.: Diccionario geográfico, estadístico e histórico de la isla de Cuba. Tomo III. Imprenta Mellado. Madrid, 1863, p. 25. 
  • Quintero González, José.: La Carraca. El primer arsenal ilustrado español (1717-1776). Ministerio de Defensa. Instituto de Historia y Cultura Naval. Madrid, 2004, p. 238. 
  • Quintero González, José.: “La arboladura en la construcción naval del siglo XVIII”. RHªN, nº 87, año 2004, p. 84. 
  • Solano Pérez-Lila, Francisco de.: La pasión de reformar. Antonio de Ulloa, marino y científico. 1716-1795. Escuela de estudios hispano-americanos. CSIC. Sevilla, 1999, pp. 44-45. 
  • Zaragoza, Justo.: Piraterías y agresiones de los ingleses en la América española. Edición de José María Sánchez Molledo. Editorial Renacimiento, 2005, pp. 313, 315, 511 y 524. 
  • Gaceta de Madrid, nº 15, 10 de abril de 1725, p. 60. 
  • Gaceta de Madrid, nº 9. Isla de León, 24/02/1729. Publicado el 01/03/1729, p. 36. 
  • Gaceta de Madrid, nº 30, 22 de julio de 1732, p. 128. 
  • Gaceta de Lisboa, nº 10. Lagos, 28/02/1729, p. 79. Publicado en Lisboa el 10/03/1729. 
  • Gaceta de México, nº 35, octubre de 1730. 
  • Gaceta de México, nº 45, agosto de 1731. 
  • Gaceta de México, nº 48, noviembre de 1731, p. 382. 
  • Gaceta de México, nº 99, febrero de 1736. 
  • Gaceta de México, nº 103, junio de 1736, p. 822. 
  • Gaceta de México, nº 114, mayo de 1737, p. 912. 
  • Gaceta de México, nº 116, julio de 1737, p. 926. 
  • Gaceta de México, nº 116, julio de 1737, p. 927. 
  • Gaceta de México, nº 116, julio de 1737. 
  • AGI. Indiferente, 143, N.113. Relación de méritos y del capitán Juan Bautista de Cigarán. Madrid, 31/07/1727. 
  • Archivo General de Indias (AGI). Indiferente, 147, N. 28. Méritos del alférez Antonio Tomás de Vega. Madrid, 18/08/1736. 
  • AGI. Indiferente, 149, N.61. Relación de servicios del escribano de navío Domingo Antonio de Valverde. Madrid, 12/12/1741. 
  • AGI. Contratación, leg. 3244. Papeles de Armada. 
  • AGI. Contratación, leg. 5102. Carta de López Pintado a Varas. Cartagena de Indias, 04/10/1730. 
  • AGI. México, leg. 2977. Virrey Vizarrón al marqués de Torrenueva, 21/08/1737. 
  • Archivo General de Simancas. Secretaría de Marina, leg. 304, 392 y 427. 
Compartir
Twittear
Pin