Todo a Babor. Revista divulgativa de Historia Naval
» Listado de los Navíos de Línea

Navío Príncipe de Asturias (2)

Nombre común: Príncipe de Asturias (2) Porte del navío
Advocación de: Los Santos Reyes
Porte: 112 cañones
Botado en: La Habana, 1794

» Historial del navío.

Se construye en La Habana el 28 de enero de 1794 según proyecto de Romero Landa. A pesar de su gran tamaño era de grandes propiedades marineras y muy veloz. Fue botado el 28 de enero de 1794. La Gaceta de Madrid del 22 de abril de 1794 lo relataba de esta manera:

  • "Habana, 29 de enero.- Ayer mañana se botó desde este astillero al mar el navío de S.M. nombrado el Príncipe de Asturias de porte de 112 cañones, cayendo, a beneficio de la nueva grada de construcción, este buque con la mayor felicidad, y casi sin el quebranto que regularmente adquieren los buques en tal ocasión".

Tras su armamento en La Habana se traslada a Cádiz junto al "San Pedro Apostol", escoltando un rico convoy, llegando el 17 de mayo de 1795.

El 19 de diciembre de 1796 se encontraron junto a cabo de Palos la fragata española Sabina, mandada por Don Jacobo Stuart (bisnieto de Jaime I de Inglaterra -Jaime 6 de Escocia-) y la inglesa Minerve, al mando del comodoro Nelson. Tras tres horas de duro combate, la fragata española se rindió. En ese momento salieron de Cartagena el navío Príncipe de Asturias y las fragatas Matilda, Perla y Ceres. La fragata inglesa tuvo que huir abandonando a la Sabina y los dos oficiales (uno de ellos era Thomas Hardy, el comandante del Victory en Trafalgar) y 40 marineros británicos que se encontraban a bordo de la fragata española, y que fueron hechos prisioneros. Estos fueron intercambiados el 29 de enero de 1797 por Jacobo Stuart, que habiendo sido herido en el combate se encontraba en la Minerve y no pudo ser rescatado junto a su fragata.

En la batalla del cabo de San Vicente, en 1797, es mandado por el brigadier Escaño, siendo insignia del General Moreno. Fue el mejor buque que se batió de los españoles y salvó al Santísima Trinidad de ser apresado al igual que al Concepción y Mejicano fuesen batidos por fuerzas superiores. En el consejo de guerra posterior Escaño sólo fue nombrado para ser elogiado. Escaño en el poco tiempo que estuvo con mando en el Príncipe de Asturias, y al igual que había realizado años antes en el San Fulgencio y en todos los buques a su mando, había intentado adiestrar y preparar a la tripulación según mandaban las Ordenanzas, cosa que se notó en el combate, maniobrando de modo que conservó a medio cable sus matalotes proporcionando un sostén mutuo. El propio Escaño comentó sobre la actuación de su navío:

  • “Es conocido, sin que hablemos de ello, el estado interior del navío Príncipe de Asturias, y la disciplina que se observaba en él; y esto no pudo haber evitado la suerte de los sacrificados. Si no hubiera tenido el uso de todos sus fuegos antes de cinco minutos, diez tiros por cañón sobre cubierta y el servicio de cartuchería corriente, hubiera sido atacado de otra forma; y debe observarse que los navíos Paula y San Fermín no podrían auxiliarlo por estar muy sotaventeados. Puedo decir sin orgullo, reflexionando sobre todos los hechos referidos, se deducirá sin violencia, que en el estado de sorpresa y desorden en que estuvo el cuerpo fuerte de la escuadra, hubiera sido destruido si el navío Príncipe no hubiese batido a la mitad de la escuadra enemiga, haciéndole retardar a los que batían a la nuestra”.

En esta batalla tuvo 10 muertos y 19 heridos. El navío tuvo averías en el palo mayor y su respectivo mastelero, vergas de mayor, gavia y de trinquete. En la 1ª batería sufrió 12 balazos, 3 en la 2ª y 7 en la 3ª. También 3 balazos en la cámara alta, 2 en el alcázar y 1 en el castillo. Desperfectos en la jarcia del palo mayor, mastelero de gavia, el palo de trinquete, mastelero de velacho y del palo de mesana, quedando despedazadas 10 velas. Siendo inutilizados dos cañones de a 12 y uno de a 8 con una abolladura.

Durante el asedio de Cádiz por los ingleses en 1797 en las noches del 3 y 5 de julio las lanchas y dotación concurrieron a rechazar el ataque efectuado por Nelson.

El 6 de febrero de 1798, al mando del brigadier Juan Vicente Yáñez, llevando izada la insignia de Gravina, sale a la mar con la escuadra de Mazarredo en persecución de la británica, que se componía en esta ocasión de 9 navíos; esta se retiró hacia San Vicente sin que la española pudiera darle alcance, por cuyo motivo regresó a Cádiz el día 13 siguiente.

En 1798, junto al San Francisco de Asís, Soberano y Neptuno, lleva tropas a América.

En 1799 era insignia de Gravina, mandado por Juan Vicente Yañez. Escuadra de Mazarredo. Bloqueo de Brest.

En 1802 regresa a Cádiz y junto al Argonauta, Bahama y el Reina Luisa, formó la división de Domingo de Nava que se dirigió desde Cádiz a Cartagena para llevar después a Italia a los reyes de Parma. A causa de un accidental abordaje con el "Bahama" tiene que ser reparado en Cartagena, donde se le montó el bauprés del "San Carlos". Tras el arreglo partiría a la comisión anterior.

En 1802 el navío está bajo el mando de Churruca, quien aportará varias mejoras al navío. El rey Carlos IV embarca en el navío procedente de Nápoles y llega a Barcelona el 30 de Septiembre de 1802, de cuya experiencia marinera a bordo del Príncipe de Asturias le resultó muy complacida.

De 1803 a 1805 permanece desarmado en El Ferrol. En Trafalgar era mandado por el brigadier Rafael Hore y Antonio de Escaño se encontraba a bordo como Mayor General de la Escuadra. Portaba para la ocasión 98 cañones de los calibres 36, 24, 12 y 8, además de 20 obúses de 48 y 24 libras, haciendo un total de 118 piezas de artillería servidas con llaves de fuego. El Príncipe de Asturias en esta ocasión también fue de los que mejor maniobró y se comportó en combate.

En dicha batalla de Trafalgar portaba la insignia del jefe de la escuadra española, el Teniente General Gravina, que resultó herido grave en un codo y de cuyas heridas moriría un año después en Cádiz. El Príncipe de Asturias tuvo 50 muertos y 110 heridos. El Príncipe lograría reunir los restos de buques supervivientes y tras fondear en las cercanías de Cádiz por el temporal se prdenó represar algunos buques a la vista. El Príncipe no pudo partir debido a su estado y entró en Cádiz el 27 de octubre.

Tras la batalla fue sometido a intensas reparaciones a partir del 5 de noviembre. Al ponerle la nueva arboladura se acortaron los palos de 3 a 4 pies, para mejorar la estabilidad. El 4 de marzo ya estaba completamente listo de nuevo. El 9 de abril izaba su insignia en el el Teniente General Ignacio María de Álava, en sustitución del fallecido Gravina. Se encuentra al mando de los navíos Príncipe, Terrible, San Justo, Montañés, San Leandro, San Fulgencio, Castilla y la fragata Flora, todos ellos faltos de víveres, ropa para las tripulaciones, sin dinero y repuestos.

Durante la Guerra de la Independencia, en junio de 1808, participó como insignia del Jefe de Escuadra Ruiz de Apodaca, en la captura de los navíos franceses que estaban en Cádiz: Heros, Neptuno, Algesiras, Argonaute, Plutón y la fragata Cornelié.

A instancias del gobierno británico durante la guerra contra los franceses la Regencia decidió que los buques que no se podían alistar para combate se llevaran a lugar más seguro. Así en septiembre de 1810 parten el Santa Ana y el Príncipe de Asturias a La Habana, llegando en noviembre.

En el arsenal que lo vio nacer se fue a pique por falta de carena en 1814, y en 1817 se ordenó su venta para desguaze. Según Salazar, en octubre de 1834 todavía permanecían hundidos en el fango el Santa Ana y el Príncipe. Triste final para dos de los mejores buques de la Armada.

  • (TAB)

» Dimensiones.

En su botadura
En pies de Burgos y pulgadas.
Eslora: 210
Manga: 58
Puntal: 27, 6
Arqueo: 2.453 1/2
(JFRL)
En 1805
En pies de Burgos:
- Quilla limpia: 184
- Manga: 58
- Eslora: 210
- Puntal: 29 y 9 pulgadas
- Plan: 29
- Toneladas: 2.453 1/2
- Cala de popa: 27 y 6 pulgadas
- De proa: 25 y 2 pulgadas
- Diferencia: 2 y 4 pulgadas
- Batería al medio: 5 y 11 pulgadas
- Quintales de lastre en hierro: 9.910
- En zahorra: 3.551

» Artillería.

En su botadura
30 cañones de a 36 libras.
32 de a 24.
32 de 12
18 de 8
En la batalla de Trafalgar
30 Cañones de a 36 libras
32 Cañones de a 24 libras
30 Cañones de a 12 libras
6 Cañones de a 8 libras
14 Obuses de a 48 libras
6 Obuses de a 48 libras
4 Pedreros de a 4 libras

» Dotaciones.

En la batalla de Trafalgar
Estado Mayor Escuadra: 19
Oficiales de guerra: 21
Oficiales del Ejército: 5
Guardiamarinas: 4
Oficiales mayores: 16
Oficiales de mar: 39
Tropa de infantería: 382
Tropa de artillería: 107
Artilleros de Preferencia: 13
Artilleros ordinarios: 159
Marineros: 184
Grumetes: 172
Pajes: 20
Total: 1.141
Cádiz, 3 de junio de 1806
Oficiales de guerra: 18
Oficiales del ejército: 3
Oficiales mayores: 14
Guardiamarinas: 4
Oficiales de mar: 36
Tropa de infantería: 327
Tropa de artillería: 64
Artilleros de mar: 190
Marineros: 262
Grumetes: 113
Pajes: 13
Total: 1.044
(CDT)
En la captura de la escuadra de Rosilly, 1808 El 15 de mayo de 1800, en Brest
Oficiales de guerra: 20
Oficiales del ejército: 2
Oficiales mayores: 13
Guardiamarinas: 1
Oficiales de mar de pito: 12
Oficiales de mar de sueldo temporal: 26
Tropa de infantería: 269 (155 infantes de marina y 114 Voluntarios de la Corona)
Tropa de artillería: 132
Artilleros de mar: 164
Marineros: 252
Grumetes: 130
Pajes: 15
Total: 1.036
- Oficiales de marina: 17
- Oficiales de ejército: 9
- Guardiasmarinas: 7
- Oficiales mayores: 11
- Tropa de infantería: 407
- Tropa de artillería: 72
- Oficiales de mar: 35
- Artilleros de mar: 138
- Marineros: 137
- Grumetes: 185
- Pajes: 17
- TOTAL: 1.035

» Imágenes del navío Príncipe de Asturias.

navio Principe de Asturias, pulse para ampliar
navio Principe de Asturias, pulse para ampliar
> El Príncipe de Asturias pintado según la descripción que hicieron de él los ingleses en Trafalgar. Pintura de Carlos Parrilla. Este juego de pintura es altamente improbable, ya que seguramente esos espectadores británicos lo confundieran con el Trinidad. Las ordenanzas sobre la pintura estaba bien reglamentada y según esta debía ir pintado de negro con franjas amarillas.

> En la segunda imágen sí aparece el Príncipe de Asturias con los colores reglamentarios. Dibujo de elaboración propia.
Observaciones.

> Guía visual sobre el navío Príncipe de Asturias en combate.

Puede ver desde aquí el vídeo que nuestro colaborador Antonio Pérez ha realizado con su modelo en 3D del Príncipe de Asturias.

 

© TODO A BABOR. HISTORIA NAVAL